Verdad, analítica
o reactiva
 
Parte 2

Nota  realizada por el Prof. Jorge Olguín.
 

Comentario: Escribo para aclarar el tema de la verdad en ambas mentes, la reactiva y la analítica. Un profesor de  Dianética  y  Cienciología  conoce cómo actúa cada mente. 
Es importante aclarar  el funcionamiento de la mente reactiva y  la  mente  analítica.  Si  una  mujer  tiene  un engrama  cuyo contenido verbal  es:  "Todos  los  hombres  son  pervertidos" (hay  mujeres   que  están  llenas  de  ese  tipo  de  engramas), razonará sobre esta base  y  como no sabe de dónde proviene esta  idea  sobre  los  hombres  (no puede saberlo  porque  el engrama   entra   subrepticiamente  en  la  mente  reactiva,  es decir,  no pasa por la mente consciente o analítica), tiene que computar o razonar forzosamente con esa idea.
¿Qué hace entonces?   Racionaliza  o  justifica  de  cualquier manera   la   idea    (reactiva   y   por   lo   tanto   irracional, obviamente)  de que todos los hombres son pervertidos.
¿Y qué sucede  si esa mujer  no tiene  absolutamente nada  en contra de los hombres y  muy por el contrario siempre se han portado bien con ella?   Pasa  que ella  entonces  los aprecia. 
Naturalmente,  allí  se  está  produciendo  un  conflicto,  pues tiene que computar  necesariamente  con  ese engrama  que le dice  que todos los hombres  son unos pervertidos.  Entonces inventa un motivo  para que  no haya conflicto.  Por ejemplo: "Todos  los  hombres  son  pervertidos  y  a mí  me trataron bien  porque   seguramente   quieren  acostarse   conmigo".
Esto  se   ha  visto  siempre   en   las  sugestiones  hipnóticas: cuando  a  una persona  se la hipnotiza  y  se le da  una orden completamente idiota,  como sacarse las medias  y  colgarlas de  la  lámpara  cuando despierte,  la  persona  lo hará,  pero justificará  de alguna  manera  esa  actitud  idiota: -Me voy a sacar las medias porque hace mucho calor aquí y las colgaré de la lámpara  porque allí  se les va  a secar la humedad que traían.
La justificación  o  racionalización de las actitudes llamadas irracionales, impulsadas por los engramas reestimulados  es una constante de la dramatización.
La persona que dramatiza un engrama cree sinceramente que sus ideas parten de su libre razonamiento, ya que si descubre que su idea  proviene de un engrama,  el mismo  se libera de esa carga y no afecta más a esa persona.
En  Dianética  existe  una  técnica  llamada  Auditación, que tiene la clave de llevar  a la persona  hasta el suceso  donde se grabó la orden hipnótica  y que  concientemente  examine el  contenido  del  engrama,  en  cuyo  caso  se  efectúa  una
duplicación y, por una ley física,  se produce de esa manera una desaparición  (el ejemplo  de  la línea de lápiz  a la que se le pasa  una goma de borrar).  De esa  forma  la  persona queda clear o libre de engramas.
Pero  volviendo  a  lo  que  se dice,  si el engrama es una orden hipnótica, la persona engrámica  no miente  ni dice la verdad, simplemente actúa irracionalmente.