UNA INFORMACION CONCRETA SOBRE UN CONCEPTO EQUIVOCADO

MÁS SOBRE LOS LAZOS KÁRMICOS

Por el Prof. Jorge Raúl OLGUÍN.


Apreciados Prof. Olguín y Prof. Velmont: Les escribe Lorena A, desde Chile. 
En esta nota quisiera tocar el tema de las supuestas deudas y lazos kármicos. En un artículo publicado en Esoterismo.net de España, el Prof. Velmont dijo: "Voy a ser concreto en este tema... no existen los lazos kármicos y, por lo tanto, tampoco existen las deudas kármicas. Nadie, no importa lo que le haya hecho a otro, se genera una deuda kármica con esa persona. Cuando alguien le hace un daño a otro se genera obviamente un karma, pero como el karma no es una deuda con nadie, ni siquiera con uno mismo, sino una lección  a aprender, la consecuencia es que no le debe nada a quién dañó y ni siquiera tampoco está en deuda consigo mismo".
Hasta este punto lo tengo claro y lo comprendo, pero entonces me nace una duda: ¿Cuál es la razón que en varias vidas nos encontremos con algunos espíritus conocidos, representando diversos roles?  Porque si uno analizara la razón que nos une a cierta persona, creo humildemente que la forma adecuada es pensar  "¿Qué hay en mí que tengo que aprender que atrae a esa persona?", y de esa manera podemos empezar a descubrir las manifestaciones de nuestra mente reactiva que están atrayendo a los demás.
¿No será también que alguien, en un determinado momento de una encarnación anterior, al producir un daño a otro, se le genera un karma determinado (lección a aprender) en función a esas energías producidas por él, ya que éstas no "vibran" en la frecuencia del Amor, y por lo tanto, al momento de desencarnar de su rol de vida, el espíritu mantiene en su mente reactiva esa vibración energética determinada (bajo el supuesto de que no lo enfrentó y no lo superó en esa vida)? 
Por otro lado, si la persona ofendida a la cual se le produjo el maltrato anterior, no logra superar el daño que se le hizo, éste también grabará en su mente reactiva la vibración energética que esto representa, pero desde un punto de vista de respuesta a la ofensa en sí (puede ser odio, rencor, miedo, inseguridad, etc...).
Luego, ambos espíritus, ya desencarnados, cada uno en forma independiente, deciden volver a encarnar para aprender lecciones no enfrentadas que quedaron pendientes, por lo cual barajan todas las posibilidades de nacer en determinada familia, pero... ¿no cabe la posibilidad que se elijan mutuamente? ¿Es posible que decidan ambos encarnar (poniéndose de acuerdo) junto a ese espíritu que, en su última encarnación representó al ofendido u ofensor, respectivamente, porque es ese espíritu quién presenta un nivel vibracional más compatible al suyo de todos los espíritus que vibran en esa frecuencia similar? Digo similar en función de su mente reactiva a controlar y disminuir, y es por consiguiente, el que mejor podrá ayudarle como instrumento de Vida, a través de un rol determinado... su lección a aprender.
De ahí que el karma solamente representa las lecciones personales a aprender y no lazos kármicos con nadie, porque no existen deudas, sino más bien energías propias a elevar hasta que sean compatibles con la vibración el Amor.
¿Será por esta razón que nos encontramos en algunas encarnaciones sucesivas con espíritus conocidos, representando diversos roles?
Al plantear esto me surge otra duda: ¿Será posible que los espíritus fueron creados con mente reactiva, no sólo para que ésta se manifieste a través de la encarnación física y de esta manera logremos evolucionar en este plano, sino también para que, al momento de desencarnar, esa mente reactiva resultante que queda en el espíritu, a través de la vibración energética que irradia la misma, en función de la compatibilidad vibracional, se vea atraído y atraiga la vibración de otros espíritus compatibles (también en función de las vibraciones de sus mentes reactivas) para formar roles relacionados en la próxima encarnación, en pos de la Evolución?
Luego, el Prof. Velmont agrega: "Estar en deuda significa estar obligado a pagar y las lecciones kármicas son optativas: si uno los aprende, evoluciona; si no las aprende, no evoluciona. Pero nadie obliga a nadie a evolucionar.
Entonces, si no se obliga a evolucionar, está en la Voluntad de cada uno querer hacerlo "hoy"... y mi pregunta es: Debido a que la meta es el Big Crunch y la Integración con el Absoluto (para comenzar luego con otro sucesivo Big Bang)... ¿No vendría a ser la evolución un hecho inevitable para cada espíritu, aunque se demore años, vidas, eones?
Ojalá me puedan aclarar mis inquietudes.
Un abrazo: Lorena A.

 

 Querida Lorena: 

 1) Es cierto que hay espíritus que tiene entre sí niveles vibracionales compatibles, pero solo en su parte áurica... o sea, no necesariamente son almas gemelas, porque esta afinidad se da solo en el plano físico. Mas no es cierto que esos espíritus (una vez que desencarnaron) se puedan "elegir" entre ellos para encarnar nuevamente próximos en tiempo y en espacio, porque la afinidad vibracional está en el 10% y no en el 90%... ¡e incluso no siempre llega al plano físico el mismo 10% del espíritu en cada encarnación!  Por eso es un azar el que "esos roles" vuelvan a estar juntos otra vez en el plano físico... y si terrenalmente otra persona nos atrae fuertemente, no siempre es alguien con quien ya encarnamos en una vida anterior, sino que puede ser alguien con compatibilidad áurica, que la gente llama comúnmente cuestión de piel.
2) La mente reactiva no atrae espíritus compatibles... porque para el ego (yo y solo yo) no hay espíritus compatibles, salvo que les pueda sacar alguna ventaja o algún rédito... ¡y menos pensar que las mentes reactivas se van a unir para evolucionar! Las mentes reactivas, con su fruto que es el ego en su rol de protagonismo, solo buscan la supervivencia en el plano físico y lo que menos les interesa es el plano espiritual. Y si lo vemos desde punto de vista de un espíritu del error no encarnado, su mente reactiva lo va a poner a la defensiva y si va a buscar aliados, lo va a hacer en función de su propio beneficio, que será tratar de dominar a otros... lo opuesto a Evolucionar.
3) Ratifico que las lecciones kármicas son optativas y en lo que menos piensan los espíritus del error es en el Big Crunch, así que no tienen ningún apuro en "aprender la lección". O sea, no está en la voluntad de ellos, querer hacerlo "hoy".
Atentamente: Prof. Jorge Olguín.

 

 Una aclaración de Horacio Velmont: Debemos tener cuidado cuando hablamos de que el plano físico es azar, porque antes de encarnar se hacen planes... y por más que pueda ser azar, si dos espíritus tienen que encontrarse para una Misión, se van a terminar contactando en el plano físico, de una manera o de otra.
Horacio Velmont.

 

 Estimado Horacio: Tu observación es correcta si hablamos de espíritus de Luz, pero no creo que dos entidades del error planifiquen encarnar para una Misión... ¡porque los espíritus del error son egocéntricos y nos les interesa compartir nada que no sea para su provecho... y ellos piensan que las misiones son en provecho de otros!
Los únicos que pueden planificar encontrarse en el plano físico para crecer y evolucionar son las entidades espirituales de los planos Maestros, pero ni aun así hay garantía de éxito, debido a la falta de memoria reencarnativa.
De todas maneras, te digo que hay casos especiales... pongo como ejemplo el de un espíritu de Luz que encarna para una determinada obra y ese 10%, al no tener memoria reencarnativa, comete una serie de errores en el plano físico que afectan a su 90% y, por consiguiente, el espíritu desciende de nivel vibratorio. Aunque esa entidad more a partir de allí en un plano del error, no significa que el ego le domine por completo, pues ya ha trabajado en los planos de Luz.
Ese espíritu entonces seguirá manteniendo su discernimiento elevado y podrá optar por encarnar en el mundo físico para misiones de Servicio, aun estando en un plano del error.
Un abrazo: Jorge Olguín.

 

 

 Prof. Olguín: Le escribe Lorena A. porque tengo una duda.
Si los espíritus de Luz pueden planificar encontrarse para crecer y evolucionar, ¿puede planificar un espíritu de Luz encontrarse (a su voluntad sólamente, como muestra de Amor) en una encarnación con determinados espíritus del Error para ayudarles en su evolución? (considerando lógicamente que dicho éxito no es seguro ya que está dentro de "varias posibilidades"). 
Un abrazo,
Lorena.

 

 

 La respuesta es sí... un espíritu de Luz puede encarar una Misión en el plano físico donde estén involucradas entidades del error, pero acordamos que no hay una garantía total de éxito, sino una alta probabilidad.
El logro de la obra que encare depende del rol que asuma como ser humano y de la aceptación que tenga su propuesta en los otros espíritus encarnados.
Jorge Olguín.

 

 

 Otra vez le escribe Lorena A: Le quería comentar, querido Prof. Olguín, que al leer su respuesta me doy cuenta de los detalles que se escapaban a mi atención. Ahora sé que el espíritu es el que decide "optar" cuando evolucionar y finalmente lo habrá logrado cuando llegue el Big Crunch.
Ahora paso a otro tema: Por experiencia propia, me he dado cuenta que mientras más me he demorado en mi vida en aprender una lección determinada (mientras más veces la he dejado pasar), más situaciones posteriores me han sucedido que me han hecho gatillar la lección a aprender, y ha estado en mí optar en aprenderla (comprenderla) a través de estas nuevas situaciones que se me han presentado para que, una vez aprendida, no me vuelva a suceder.
De ahí mi inquietud al notar que las manifestaciones del ego atraen áuricamente situaciones (involucrando personajes), porque lo que vibra en una frecuencia, atraerá más de lo mismo... y estas situaciones, inducidas por la atracción entre las partes, es la que en definitiva nos ayudará a que en algún momento se nos derrumbe el castillo de arena por haberlo construído tan alto, y nos demos cuenta (como me dí cuenta yo), después de tantas caídas, que hemos actuado mal (para con uno y/o para con el resto), y decidamos optar por aprender.
¿Qué me puede comentar al respecto?
Besos: Lorena A.

 

 

 Apreciada Lorena: Es cierto lo que has comentado de las atracciones inducidas para que nos sucedan determinadas vivencias de aprendizaje. Es cierto también que nuestra mente reactiva genera vibraciones determinadas que van a retornar en forma de vibraciones similares, para que podamos aprender de ellas.
El secreto es captarlas a tiempo y no dejarlas ir... recuerda que el ego, aun teniendo manifestaciones que atraen áuricamente situaciones, también tiene roles de control que nos deja enceguecidos y muchas veces no estamos capacitados para captar esas señales...

 

 

 

 

 

 EL ROL AL DESENCARNAR