DE ORIENTACIÓN Y SERVICIO

 

un grupo del cuarto milenio
para el tercer milenio

     Parte del material fue proporcionado por cortesía de Juan J. Caparros

  Comentarios del Dr. Jorge Raúl Olguín y el Prof. Horacio Velmont en Cursiva.



LA OTRA DIMENSIÓN DE LA OUIJA

¿Qué hay tras la ouija?. Éste es el gran dilema y la eterna pregunta. A priori no se puede negar ni afirmar rotundamente nada si no se está en posesión de una abundante casuística experimental que más tarde deberá ser sometida a un sistemático estudio analítico. La gran abundancia de datos acumulados parece demostrar que existe una verdad subyacente en este sistema de comunicación con otros planos de existencia. Sin embargo, y como muchas veces se ha repetido, puede ser peligroso entregarse total y abiertamente a la credulidad. 

La realidad es otra y al afirmar esto no solo nos guía el sentido común, sino también los mensajes de las Entidades de Luz que nos han hecho enterar de la Verdad de la Ouija:
La copa la mueven los espíritus del Error haciendo "foco", o sea, juntando energía para lograr mover el objeto físico a voluntad. Como dichos espíritus solo buscan confundir al ser encarnado, por lo general los mensajes son intrascendentes o directamente burlones. 
Las Entidades de Luz tienen por misión el Servicio y no se ocupan de esas bobadas.

Caparros dice: Durante muchos años y como mero espectador, pues no he querido que mi emotividad pudiera influir en las observaciones, he seguido de cerca innumerables casos referentes a la práctica de la ouija y sus consecuencias. Antes de exponer las diferentes técnicas y llegar a conclusiones, enumeraremos dos teorías diametralmente opuestas que se han formulado para explicar este fenómeno. Con estas hipótesis ocurre lo mismo que cuando se postularon inicialmente el principio corpuscular de la luz y, con posterioridad, el vibratorio. El primero de ellos aclaraba perfectamente un cierto comportamiento del fenómeno luminoso, pero el otro quedaba totalmente inexplicado, y viceversa. Hoy sabemos que la luz es a la vez corpúsculo y vibración.

Con referencia al tema que nos ocupa, unos niegan rotundamente cualquier connotación con un presunto "más allá" o con sistemas de vida ajenos a nuestra dimensión. Según esta postura, todo se debe a un afloramiento de nuestro inconsciente, donde se encuentran ocultas nuestras represiones, deseos y anhelos no cumplidos. Durante la práctica de la ouija se produciría una relajación de los mecanismos bioeléctricos del consciente, es decir, cierta desconexión con el yo. En este momento aflorarían todas aquellas ideas y motivaciones almacenadas en el inconsciente, apoderándose del sistema transmisor de las neuronas, y del muscular. Esta idea, mantenida por muchas personas excesivamente "racionalistas", es de una simplicidad total, no explicando muchos casos de comunicación con la ouija ni aclarando ciertos fenómenos concomitantes que suelen darse. Para los defensores de esta tesis, lo mas simple es decir que todo se debe a estados alterados de conciencia.

La sencillez del empleo de la ouija es una de las causas de su éxito, atrayendo a públicos no preparados para experimentar.


El caso contrario es el de aquellos que no dudan lo más mínimo en afirmar que mantienen contactos con espíritus, seres superiores, extraterrestres y un largo etcétera de supuestas entidades.

Antes de teorizar y contemplar el amplio abanico de circunstancias posibles y reales que acompañan a la ouija, desearía explicar algunos casos vividos y controlados por mí a lo largo de varios años. Como quiera que algunos de ellos no cuadran ni mucho menos con la hipótesis expuesta anteriormente, deben admitirse otras explicaciones más trascendentales, paranormales o "fronterizas" en el sentido de aquellos fenómenos y sucesos que parecen hallarse en la "frontera" con otras realidades. Expondré algunos ejemplos de esta casuística:

Caso nº 1: Durante tres o cuatro años, un grupo de amigos de alto nivel cultural se reunían los sábados por la tarde para practicar la ouija. Como quiera que comenzaron a observar algunos fenómenos curiosos durante las sesiones, me invitaron a las mismas en calidad de observador. En una de ellas se recibió una comunicación de alguien que decía llamarse Antonio. Al parecer se encontraba en una carretera junto a un camión volcado en la cuneta, y decía que había mucha gente junto a él, pero nadie le hacía caso y no sabía lo que pasaba. Finalmente dio un número de teléfono, tras lo cual se cortó el contacto. Una semana más tarde, el grupo de experimentación decidió llamar a ese teléfono... El resultado fue asombroso: el número correspondía a la vivienda de un camionero llamado Antonio, que había fallecido en un accidente al quedarse dormido al volante de su vehículo. El hecho había ocurrido el mismo día que se practicaba la ouija.

Una posible explicación: La comunicación se había hecho con el espíritu ya desencarnado de ese camionero que, debido al apego que tenía por el plano físico, pensaba que todavía seguía vivo. Hubo muchos caso similares, donde la persona abandonaba el plano físico, pero se resistía a creer que había muerto y continuaba con el "rol" personalizado de cuando vivía.


Caso nº 2: En la provincia de Barcelona, un grupo de tres matrimonios acompañados por algunos de sus hijos, después de cenar improvisaron una ouija como simple pasatiempo. Durante largo rato, el master -pequeño vaso o plancha que se desliza sobre el tablero- permaneció inmóvil, por lo que decidieron dar por terminada la experiencia. Pero alguien propuso hacer un intento más. En esta ocasión, el master comenzó a desplazarse. Al principio muy tímidamente, y luego ganando velocidad, fue de un lado a otro marcando repetidamente la palabra "MUERTE". Uno de los asistentes se sintió especialmente angustiado, ya que su madre, una mujer de avanzada edad, estaba hospitalizada. Pese a lo tardío de la hora, al llegar a casa llamó al centro sanitario, donde le comunicaron que el estado postoperatorio seguía su curso normal y que el diagnóstico era muy favorable. Entre los asistentes a esta experiencia se encontraba un joven de 17 años. Dos días después de la sesión, el muchacho sufría un grave accidente de ciclomotor al chocar de frente con un turismo que circulaba en dirección contraria. La muerte fue instantánea.

En este caso creo más en la casualidad que en la causalidad, pues los espíritus no tienen el don de la adivinación. Eso ya fue dicho por los más importantes Maestros de Luz, como Jesús y Tar (Hermes Trismegisto)


Caso nº 3: Este caso no tiene por fortuna connotaciones tan trágicas como los anteriores; más bien al contrario. El Sr.X es una excelente persona que hace seis años quedó sin empleo, con una numerosa familia a la que mantener. En pocos meses sus ahorros se disiparon, e inútilmente recorrió multitud de empresas en busca de trabajo. A finales de noviembre se encontró casualmente con un amigo, el cual le insistió para que le acompañara a su casa, y consultara la ouija, que solía practicar con su esposa, asegurándole en más de una ocasión que les "habían" ayudado. A regañadientes el Sr.X acompañó a su amigo. Momentos después se iniciaba la sesión y no se hicieron esperar los resultados, comunicándosele al Sr.X que sus problemas tendrían una pronta solución. Días después nuestro amigo recibió de un familiar del que llevaba años sin saber nada una pequeña participación de Lotería de Navidad. El número fue agraciado con el "Gordo", por lo que cobró una cantidad que le permitió vivir con cierto desahogo hasta encontrar trabajo estable.

Al igual que en el caso anterior, quiero dejar en claro que las entidades espirituales no poseen el don de la predicción ni pueden visualizar el futuro. La explicación la dejo a voluntad del lector, pero deseo aclarar que muchas de estas anécdotas están distorsionadas por el cuento boca a boca y reforzado el equívoco por sugestión de los que relatan las historias


Caso nº 4: Ya de madrugada, Juan Vicente recibió una inesperada llamada telefónica. Un amigo después de disculparse por llamarle a tan inadecuada hora, le comunicó que, haciendo ouija en casa de otro conocido, el master les comunicó: "Juan Vicente no debe hacer el viaje. Que no lo haga.". El desplazamiento aludido en el mensaje era una excursión de unos diez días por Austria. Posiblemente mi buen amigo desde un principio no estaba muy decidido a realizarlo, pero el caso es que, quizá por influencia de la ouija, tomó la decisión de no salir de viaje con sus compañeros. Ocurrió que, precisamente en esos días, Juan Vicente recibió la notificación de que su solicitud de ingreso en una importante empresa había sido aceptada. De no haber podido presentarse en un plazo de 72 horas, otro hubiera ocupado el puesto.

Deseo puntualizar que la verdadera comunicación espiritual solo es positiva si se realiza con Espíritus de Luz, los cuales priorizan el Mensaje sobre cualquier tipo de especulación adivinatoria. Sabemos que muchas veces los espíritus del error se sirven de la ouija para dar mensajes equivocados, asustar o burlarse de los consultantes. El hecho de que algunas personas hayan obtenido resultados positivos luego de consultar el tablero ouija no es indicio de nada, pues en ocasiones los espíritus de las vibraciones 2 y 3 (planos del error) alientan a los seres encarnados a lograr cosas positivas para confiarlos... ya se cobrarán a su debido tiempo.

Ouija clásica, muy similar al diseño original lanzado por la casa Parker.

Los hechos expuestos han sido escogidos al azar de entre los muchos que tengo recogidos en mis archivos. En estos cuatro escuetos casos, la explicación de que todo se debe a un fraude más o menos inconsciente queda totalmente descartada, viéndonos en la necesidad de recurrir a otras hipótesis que a lo largo del presente artículo iremos exponiendo.

Comparto la explicación de que la comunicación espiritual no es fraudulenta, pero sí agrego que en la misma está la participación de entidades del error, que dan más importancia a una supuesta adivinación que al Mensaje de Crecimiento Interior, que es lo único válido para el encuentro del ser humano con Dios.

Coincidencias con la Psicofonía:

Hace algunos años, un grupo de alumnos míos aficionados a la ouija o vasografía me invitaron a una sesión, y tuve la idea de grabar en cinta el desarrollo de la misma, para lo cual coloqué un micrófono sobre el tablero a una altura de unos sesenta centímetros. A una de las sesiones asistían dos señoras cuyo nombre era Teresa. El master deletreó que conocía a Teresa, a lo cual se preguntó seguidamente a cual de las dos se refería. Después de unos segundos de titubeo, llegó la contestación: "A la más joven". Cuando volví a casa escuché detenidamente la cinta grabada durante la sesión, y quedé sorprendido. Tras formularse la pregunta, antes de que el master contestara, una voz diáfana había quedado grabada diciendo: "A la joven". No fue ésta la única sorpresa. En dos ocasiones más a lo largo de la misma cinta, habían quedado grabadas contestaciones que se adelantaban al más o menos lento deletrear del master. Posteriormente, y ante estos resultados, en más de una ocasión he realizado grabaciones durante experiencias de vasografía, pudiendo comprobar la entrada de inclusiones paranormales que tienen relación con las preguntas o comentarios hechos durante las experiencias. No termina aquí la correlación entre la ouija y la práctica de las psicofonías. Citemos un nuevo ejemplo:
Sabido es por todos los investigadores de psicofonías que las voces dicen proceder de tres fuentes diferentes. En su mayoría se manifiestan como personas difuntas. Un tanto por ciento se identifican como seres superiores que nunca han sido humanos y que nunca lo serán. Mi sentido común me dice que puede tratarse de las Energías Divinas del 7º plano supra vibratorio. Por último están aquellas que dicen ser seres físicos procedentes de otros sistemas estelares diferentes al nuestro. Se deduce fácilmente por la casuística acumulada durante años sobre experiencias realizadas por diferentes grupos o personas, que en el caso de la ouija ocurre exactamente lo mismo. Dejando a un lado los casos de fraude inconsciente en la ouija y aceptando sólo los que ofrecen una mayor garantía de autenticidad, causa sorpresa observar que estos diferente orígenes de las entidades coinciden en los resultados de la ouija, las psicofonías y las psicoimágenes. Este dato pone de manifiesto un denominador común digno de ser tenido en cuenta antes de sacar precipitadamente conclusiones, pero nos atreveríamos a decir que en las tres prácticas subyace una misma realidad. Durante algunas experimentaciones se ha procedido a grabar en vídeo la sesión, y al visualizar la grabación se han detectado entradas por audio que contestan con antelación a las preguntas realizadas. En algunas ocasiones, en el momento de la entrada de las psicofonías se han producido distorsiones en la imagen. No se puede ni mucho menos asegurar que estas distorsiones sean un fenómeno de concomitancia, o simple fruto de la casualidad. En mi opinión, y dada la falta de casuística experimental, tiendo a creer que sólo se trata de una coincidencia, pero es un hecho que debe ser considerado.


La explicación de la psicofonía es que así como los espíritus del error hacen "foco" energético para mover objetos o "tocar" a una persona, de la misma manera ese foco energético puede causar vibraciones en el aire para simular una voz. Las entidades burlonas realizan el efecto psicofónico para impresionar aún más a los consultantes y así, manipular su psiquis.
Pensemos que mientras los espíritus de Luz "viven" para Servirnos, los seres del error hacen todo lo contrario, intentando descarrilarnos del Camino.

Evolución técnica de la ouija.

Como en todas las investigaciones de los fenómenos "fronterizos", también en la ouija se ha intentado introducir avances técnicos que dieran al hecho mayor grado de fiabilidad. Hagamos un pequeño resumen de estas modificaciones técnicas:
Algunos practicantes parecen haber observado que durante las sesiones, se dan ciertos fenómenos llamados de "concomitancia", los cuales personalmente no he tenido la ocasión de ratificar en su totalidad. Entre ellos, dos son relativamente fáciles de evidenciar. Uno es el descenso de temperatura durante la experimentación. Determinar este fenómeno requiere aparatos muy sensibles que carezcan de inercia térmica. El segundo es la alteración de los campos magnéticos: éste es mucho más fácil de determinar, simplemente colocando dos o tres brújulas en diferentes puntos alrededor del tablero. Últimamente he empleado como master una brújula flotante sobre unos finos deslizadores.

Brújula sobre deslizador de teflón. En algunas ocasiones se han observado fuertes oscilaciones de la aguja magnética antes de recibir un comunicado.

En más de una ocasión realizo experiencias similares con uno o dos compañeros totalmente incrédulos, y hemos podido observar el hecho de que, antes de iniciarse cualquier movimiento del master-brújula, la aguja magnética del mismo señalaba en algunas ocasiones fuertes desviaciones u oscilaciones, incluso antes de apoyar los dedos. Este hecho característico puede deberse a la presencia de una determinada persona, ya que al faltar alguno de los participantes en fenómeno deja de producirse. 
No se descarta el hecho de que ese participante pueda afectar el campo magnético si su aura tiene mucha energía, pero el descenso de temperatura es probable que lo produzca otra forma de "foco" de los espíritus del error. 

Láser incidiendo sobre el pequeño espejo.

La informática también ha colaborado en perfeccionar la ouija. Por ejemplo, el conocido investigador Pedro Amorós ha confeccionado un programa informático con el que se puede practicar la ouija empleando como master el ratón del ordenador personal. Así funciona el mecanismo:
A medida que las letras van siendo marcadas, quedan resaltadas iluminándose en el monitor, al tiempo que se forman la palabra o palabras. Simultáneamente una voz deletrea las respuestas, lo cual facilita la concentración de los experimentadores y disminuye la posibilidad de equivocaciones interpretativas.

Aspecto de un mensaje monitorizado en disco duro. La imparcialidad de la máquina aporta rigor a la interpretación.

 

Aspecto que presenta en el monitor la ouija informática.

Es aconsejable que el ratón tenga un cable lo más flexible posible y los experimentadores estén colocados de manera que no vean la pantalla del monitor. Personalmente aconsejo que la "voz" incluida en el programa que deletrea las palabras sea eliminada durante la experiencia con el fin de no condicionar a los operadores, cosa que ocurre en más de una ocasión.

 

Añadiendo un lápiz al master de la ouija, puede ser utilizado para practicar la escritura automática.


Quizás llevado por un exceso de celo en la investigación, todas las prácticas de ouija que presuponen un contacto directo de los experimentadores con el master, dejan en mí cierta duda. Por ello, he realizado una larga serie de ensayos con sistemas que eviten el contacto físico con este objeto. De ellos expondré el que considero más fiable.
Durante cierta temporada realicé unas experiencias con el fin de determinar la capacidad mental de los niños para producir fenómenos sobre la materia. Para estas experiencias me serví de un pequeño espejo suspendido de un hilo de seda y colocado en el interior de un frasco de vidrio, con el fin de evitar que cualquier corriente de aire produjera falsos movimientos. sobre el espejo se hacia incidir un fino rayo de luz en ángulo de cuarenta y cinco grados. El rayo reflejado -que incidía sobre una superficie blanca colocada a unos tres metros- señalaba ostensiblemente las más pequeñas oscilaciones. Este sistema, modificado y mejorado, se está experimentando para la práctica de la ouija: la luz blanca que se hacía incidir sobre el pequeño espejo ha sido substituida por un láser, ya que la coherencia que caracteriza a este tipo de luz permite reflejar un haz nítido sobre el tablero, que en este caso tiene la peculiaridad de ser vertical y en forma de semi-corona alrededor del frasco. Se ha empezado a obtener algunos resultados, muy inferiores en número a los conseguidos cuando se emplea el contacto directo con el master. Este procedimiento tiene un defecto que está en vías de solución. El espejo colgado del filamento oscila debido a la torsión y a la elasticidad del hilo, lo que dificulta enormemente la identificación de la letra señalada. Por ello, en la nueva versión de este sistema, el elemento reflector vendrá sustentado en dos puntos apoyados sobre rubíes, con lo cual quedarán eliminadas las oscilaciones espureas. No se puede asegurar que los resultados sean muy espectaculares, pero me atrevo a asegurar que no serán tan numerosos y quizás sean menos extensos en sus contenidos, si bien a cambio ganaremos fiabilidad. Creo que hemos de esforzarnos en conseguir un sistema de practicar la ouija capaz de despejar casi todas las dudas sobre la intervención más o menos inconsciente de los practicantes. En estos momentos se está estudiando un nuevo sistema informático que puede cambiar totalmente la práctica de la ouija. Este nuevo método ya ha sido bautizado con el nombre de "Generador de Palabras", y en él los experimentadores no tienen el menor contacto con lo que llamamos master, ya que en realidad éste no existe.

Hipótesis sobre el fenómeno.

Haremos un breve repaso de algunas de las teorías que intentan explicar el fenómeno que nos ocupa: Registros Akásicos: Según el "Diccionario Esotérico" de Carter Scott, así llama la teosofía a "los archivos situados en los planos más altos, a los que también se denomina 'memorias de la naturaleza' o 'memorias del Logos'. En éstos han quedado registrados de forma permanente las imágenes o recuerdos de todo lo que ha ocurrido u ocurrirá mientras dure el tiempo físico. Tengamos presente que, según el ocultismo, cualquier pensamiento, palabra y obra, sea cual fuere su importancia, provoca unas vibraciones que impresionan la materia akásica...".
Según esta definición, cuanto acontece en el mundo queda "grabado" de forma indeleble en unos registros. Nos queda la duda de si éstos son inteligentes o meras impresiones a modo de ecos o imágenes fotográficas. Diferentes expertos en esoterismo aseguran que en estado de meditación o de atenta interiorización se tiene acceso a estos "almacenes". Durante una sesión de ouija, tendemos a rebajar nuestra actividad bioeléctrica de forma inconsciente, lo que posiblemente nos ponga en contacto con el plano akásico. Tal vez de allí podamos captar información que, una vez decodificada, se manifieste en los comunicados realizados a través de la vasografía.

Esos archivos o registros akásicos son custodiados por las Energías Divinas llamadas Lípikas.

Inconsciente colectivo: La idea del inconsciente colectivo nace de la mano de C. G. Jung, y se refiere a un plano psíquico más o menos hipotético el cual contendría los arquetipos y características que constituirían la base del alma humana, así como los datos para su desarrollo. Este inconsciente colectivo se va enriqueciendo con las experiencias de la humanidad, así como por los conocimientos y avances realizados, cuya suma moldearía nuevos arquetipos. En el "Diccionario de Parapsicología" de Werner F. Bonin encontramos los siguientes comentarios: "Esta parte del inconsciente constituye un nivel espiritual, común a todos los hombres -normales y enfermos mentales- de todos los tiempos y de todas las culturas, que crea los mitos, y a través del cual todo individuo participa de la mitología; no es un apéndice de 'restos arcaicos', sino la viva matriz creadora de todas nuestras funciones anímicas conscientes e inconscientes: la verdadera forma estructural de nuestra vida psíquica".
En la misma obra encontraremos el criterio que sobre el inconsciente tenía Leibnitz: "Toda alma es el espejo del Universo; el Universo afecta al individuo en el inconsciente". De esta conclusión de Leibnitz podemos pensar que Moser tenía razón al considerar o calificar al Inconsciente Colectivo de Jung como algo arcaico, introduciendo los conceptos de "Inconsciente Telepático" y de "Circulo", el cual puede y debe formarse durante las sesiones de ouija. Sea como sea, este inconsciente tiene posibilidades de conectar con el Inconsciente Colectivo, recogiendo de él información que luego decodificará. Es indudable su gran semejanza con el principio de los registros Akásicos. Quizás sean dos aspectos diferentes de una misma realidad. De ser así, podemos plantearnos una reflexión. Como mentes abiertas que somos, aceptemos la posibilidad de otras civilizaciones. Si, como ya he mencionado en otros trabajos, las leyes físico-químicas son universales, debemos aceptar que las psíquicas y sus consecuencias lo sean... Preguntémonos: esos otros seres inteligentes ¿vierten sus experiencias y conocimientos en un Inconsciente Colectivo común a todos los seres pensantes?. Cierto es que no podemos afirmarlo categóricamente, pero tampoco negarlo a priori. De lo expuesto nace una nueva pregunta: cuando en sesiones de ouija algunos adeptos aseguran contactar con seres inteligentes procedentes de otros sistemas planetarios ¿no podría ocurrir que en realidad, aparte de la comunicación con otros seres, también se esté captando información registrada en un Inconsciente Universal?

Campos morfogenéticos: El bioquímico Rupert Sheldrake cursó brillantemente sus estudios en la Universidad de Cambridge, donde pronto dio muestras de su gran capacidad como investigador. Se inició en botánica vegetal, trabajando en la India como asesor e investigador en Hyderabad. Fue durante este periodo de trabajo e investigación cuando germinó una de las ideas que habría de llevarle a la fama: "Causación Formativa" "Campos Morfogenéticos" o "Resonancia Mórfica". En síntesis, podríamos decir que esta hipótesis viene a demostrarnos que hay "algo" que va más allá de la genética, esto es, que "existe una vía no material de transmisión del conocimiento", según se afirma en el libro "Una nueva ciencia de la vida". Esta afirmación viene avalada por una larga serie de experiencias realizadas con el máximo rigor. Por ejemplo: si a un determinado grupo de animales se les enseña un comportamiento ante la presencia de alimentos o situaciones de peligro, o bien a recorrer un complicado laberinto que les lleven a conseguir manjares muy apetitosos, muchos individuos de la misma raza y especie manifiestan, simultánea y casi automáticamente, una forma de actuar idéntica aunque se encuentren a miles de kilómetros de los domesticados. De ello se deduce que los animales amaestrados vierten sus nuevos conocimientos en un campo morfogenético común a todos ellos. Podríamos pensar en unos registros Akásicos o inconsciente colectivo especifico de cada especie o raza al que tendrían acceso sus miembros, pudiendo todos ellos hacer uso de los conocimientos en él depositados. Sheldrake cree que cada especie animal o vegetal posee su propio campo morfogenético. Ni que decir tiene que no todos los científicos aceptan este principio, pero lo cierto es que la experimentación parece confirmar los postulados de Sheldrake. Indudablemente, el Campo Morfogenético sería también una especie de depósito donde los experimentadores de la ouija pueden obtener toda esa información que se refleja en sus "comunicados".

Otra de las explicaciones es que el Yo Superior de cada ser encarnado se contacta con cada uno de los Yoes Superiores de los otros seres encarnados y éstos, a su vez, le transmiten a su "yo" del plano físico, la lección aprendida.
Recordemos que solo encarna un 10 % del total del espíritu y el otro 90 % queda en el plano correspondiente y es el que se denomina Thetán o Yo Superior.

 

MÁS SOBRE EL TABLERO OUIJA


Pregunta al Prof. Horacio Velmont:

Estimado profesor Velmont: Hace un tiempo compré por simple curiosidad un tablero "Ouija" y pude comprobar junto con mi familia cómo nos respondía a las preguntas. Para quienes no lo conocen, les explico que este mecanismo, cuyo nombre proviene del francés oui, "sí", y del alemán ja, que significa también "sí", está construido, de una parte, por un tablero con las letras del alfabeto y los números 0, 1, 2, 3...9, y de otra parte, por una tablilla con índice, provista de patas con ruedas o simplemente cauchutadas.
El operador pone la mano en la tablilla, que también está colocada sobre el tablero y una vez hecha la pregunta dicha tablilla se desplaza sobre el tablero indicando así números o letras que, reunidos, forman palabras y frases que constituyen respuestas a las preguntas hechas. Yo hice la experiencia con una hija y un amigo de la familia, pero en lugar de la tablilla utilizamos un vaso, sobre el cual pusimos cada uno un dedo. La experiencia nos dejó a todos sorprendidos porque pudimos comprobar que,
contrariamente a lo que afirman los investigadores, el vaso se movió por sí solo y no a través de nuestros impulsos musculares inconscientes. Además, las respuestas fueron correctas.
Danny T.

Respuesta:
Apreciado Danny: La experiencia con el tablero Ouija es real y la tablilla o el vaso no se mueven por ningún impulso muscular inconsciente.
Y la prueba la tienes en que es imposible que tres personas que pongan el dedo en una copa tengan los mismos impulsos musculares inconsciente en la misma dirección. La copa es movida por los espíritus del error que habitan en el segundo nivel vibratorio, el siguiente al plano físico, para lo cual hacen "foco", es decir, concentran la energía para moverla. No hay ningún misterio.
Te recuerdo que desde el plano superior se puede ver el plano inferior.
Ésta es la razón por la cual los espíritus pueden vernos a nosotros y nosotros a ellos no. En este aspecto están en ventaja.
De más está decir que los espíritus de Luz (4 y 5 nivel vibratorio) no se ocupan de cosas tan intrascendentes, pues dan prioridad a los Mensajes de Crecimiento donde tú puedas enriquecerte interiormente.
Con respecto a las respuestas, pueden ser veraces cuando son evidentes, pero en la mayoría de los casos son falsas, pues esas entidades de los planos espirituales densos especulan con nuestra sugestión o simplemente se burlan de nosotros (esto último es generalmente lo que sucede).
Mi sugerencia es que no pierdas el tiempo en esto, ya que lo único importante de la comunicación entre los dos planos, el físico y el espiritual, radica en los mensajes Elevados que puedas recepcionar y el tablero Ouija no cumple con ese cometido. 
Un abrazo.
Prof. Horacio Velmont.