ÁREA 51

¿BASE TERRESTRE O EXTRATERRESTRE?

ÍNDICE GENERAL

CAPÍTULO I - LA HISTORIA CONOCIDA I

CAPÍTULO II - LA HISTORIA CONOCIDA II

CAPÍTULO III - LA HISTORIA VERDADERA

 

 

CAPÍTULO I

LA HISTORIA CONOCIDA I

Proyectos Secretos

La Base de Dulce y las "Facilidades" [1]

 

I

Construcciones subterráneas

 

H ipótesis de una invasión consumada.

Al margen del nivel de credibilidad o verosimilitud que por lo general exigen los escépticos y la ciencia en particular, el caso de las construcciones subterráneas, no sólo en los Estados Unidos sino en todo el mundo, es un caso que preocupa verdaderamente en los círculos de investigación sobre el fenómeno Ovni.

Lógicamente pruebas concretas no existen, ni fotografías, aunque sí filmaciones no comprobadas y cuya procedencia es, al decir lo menos, desconocida.

Mucho menos existe acceso a los sitios encuadrados como entradas a las "facilidades" o construcciones, e incluso algunas de éstas no figuran en mapa alguno.

Pero precisamente este último dato, junto a los testimonios confiables de abducidos, militares, trabajadores y científicos que han trabajado allí relacionados directamente con Ebes en estas construcciones -oficialmente inexistentes-, es muy importante para comenzar una aproximación al fenómeno anexo de las "Underground Facilities", inscriptas ya no en la Ufología propiamente tal, sino en una de sus recientes disciplinas, la Ebelogía .

La situación sale a la luz cuando algunos abducidos, tratados con terapias para poder sobrellevar la carga psíquica de haber sido secuestrados y manipulados, entregan su testimonio a medios cercanos a los círculos de investigación del fenómeno como MUFON, APRO, BUFORA, y otros de igual importancia.

Sus casos no hubiesen pasado de ser una simple histeria con alucinaciones post abductivas si no fuera por los exhaustivos exámenes a que fueron sometidos, tanto físico-biológicos como psiquiátricos, y a que simultáneamente comenzaron a aparecer otros testimonios, en especial de personas relevantes.

El ingeniero electrónico, científico y empresario Paul Bennewitz, el Coronel Wolf de la Fuerza Aérea de los EE.UU., El Agente de la CIA e Ingeniero en Geología Philip Schneider, y el caso del Coronel Corso, sumado al del científico Robert Lazar y muchos otros -a los que se agregan nombres de sitios como: Groom Lake (Área 51), Archuleta, Sandía, Dulce (nuevo México), toda el área del desierto de Nevada-, son las personas y situaciones que le entregan al tema de las "Underground Facilities" su debido certificado de credibilidad.

Pero lo más curioso de estos sitios es su conexión subterránea con otros lugares, no sólo en los Estados Unidos sino además en México, Perú, Antártida, Argentina, Brasil, Puerto Rico[2] ; además de la constante aparición de los nombres de grandes compañías y complejos industriales como Wackenhut, Bell, Rand Corporation, Lookheed Martin, ITT, IBM, etc.

Estos elementos, entre muchos otros, son los que configuran una historia real y en ciernes que aún no ha explotado en el rostro de quienes están implicados en la "gran decepción" y en mentirle a los habitantes del planeta en relación con lo que realmente está ocurriendo bajo nuestros pies.

 

 

II

El caso de Thomas C.

 

Los "Papeles de Dulce".

Al hablar sobre los "Papeles de Dulce" se hace referencia a una serie de documentos, fotos en blanco y negro (cerca de 30) y un video, que habrían sido robados por un oficial de alta seguridad de la base subterránea de Dulce, uno de los más grandes e importantes emplazamientos que los Estados Unidos han cedido a los alienígenas en la Tierra [3] .

Este oficial afirma haber trabajado en este lugar hasta 1979, fecha en que decide retirarse debido a la naturaleza de los acontecimientos que ocurrían en el interior de la base, que escapaba a toda ética y humanidad, y que le provoca un quiebre emocional al no poder enfrentar ni asimilar los hechos que estaban ocurriendo.

Como miembro del sistema de seguridad de la instalación, y con acceso a muchos de los lugares de la base, Thomas tuvo la oportunidad de presenciar personalmente muchas de las operaciones que se efectuaban, tanto experimentos científicos y tecnológicos, como experimentos genéticos y mentales en animales y humanos.

Decidido ya a desertar, y con la convicción de contar al mundo lo que estaba ocurriendo en aquel lugar, se da a la tarea de reunir importantes documentos y evidencias que pudieran avalar la historia que estaba a punto de contar.

Provisto de una pequeña cámara fotográfica tomó cerca de 30 fotos del complejo en sus distintos niveles, recolectó documentos de alta seguridad, y se hizo de un video del centro de control que mostraba varias vistas de las cámaras de seguridad de los pasillos, laboratorios, los alienígenas, y personal del gobierno de los EE.UU. que trabajaba en conjunto con los aliens.

Apagando las alarmas y sistemas de seguridad en una de las cerca de 100 salidas a la superficie, dejó las instalaciones con todos los documentos y evidencias y los que ocultó en un lugar desconocido luego de hacer cinco copias.

Cuando se disponía a huir junto a su familia, al llegar a su domicilio encontró que en la puerta de su casa había una camioneta con agentes federales que esperaban por él.

Había sido traicionado por K. Lomas, otro trabajador amigo, y como consecuencia su esposa e hijo habían sido raptados. Los agentes querían recuperar lo que Thomas había tomado de las instalaciones a cambio de devolverle su esposa e hijo. Consciente de que quizás ya no los vería más, y que probablemente serían utilizados en experimentos biológicos, decidió no ceder a sus peticiones [4] .

Thomas trabajó por siete años en fotografía de alta seguridad para la Fuerza Aérea, y en 1971 comenzó a hacerlo en Santa Mónica, California. En 1977 fue transferido a las instalaciones de Dulce.

La Base está provista de una especie de sistema de transporte subterráneo de tubos. Este sistema de tubos estaría conectado a una base subterránea bajo el Área 51, en Nevada, a instalaciones en Colorado Springs, Carlsbad (Nuevo México), y así hasta completar una vasta red de conexiones subterráneas bajo los Estados Unidos, que se extendería en un sistema global de tubos y subciudades.

Thomas dice que había cerca de 18000 [5] "Grises" en las instalaciones de Dulce, y que también vio reptiles humanoides [6] .

En las instalaciones multinivel de Dulce el nivel de seguridad aumenta a medida que se desciende a niveles mas profundos.

Thomas tenia una autorización ULTRA-7, y por lo tanto sabia de 7 subniveles, pero podrían haber más [7] .

La seguridad en el complejo de Dulce es altísima: cada vez que un individuo entra una zona de alta seguridad mas allá del segundo nivel es pesado desnudo y luego le es dado un uniforme.

El dato del peso de la persona queda almacenado en su tarjeta de identificación electrónica cada día, cualquier cambio significativo requerirá un examen físico y rayos X.

Este tipo de pesas se encuentran en la entrada de todas las áreas sensibles. El individuo debe colocar la tarjeta de identificación electrónica en una ranura en la puerta, luego se introduce un código numérico en un teclado, y tanto el código como el peso deben coincidir, o la puerta no se abrirá. Cualquier discrepancia hará inmediata la aparición de seguridad.

Nadie esta autorizado a llevar nada en áreas sensibles. Cualquier suministro es puesto en una cinta de transporte, y analizado mediante rayos X. El mismo método es utilizado al dejar áreas sensibles.

Los elevadores son controlados magnéticamente, el sistema magnético se encuentra en las paredes del tubo del ascensor, no hay controles eléctricos normales ni cables de elevador.

Todo es controlado por magnetismo avanzado, incluyendo la iluminación: no hay lámparas regulares y los túneles son iluminados por unidades pentoxido-fosfóricas con bandas de emisión mas amplias de lo normal.

Algunos túneles profundos usan una forma de pentoxido-fosfórico para temporalmente iluminar áreas. Los alienígenas no van cerca de esas áreas por razones desconocidas.

El nivel 1 contiene el garaje para mantenimiento de vehículos. El nivel 2 contiene el garaje para los trenes, los transportadores subterráneos, las máquinas excavadoras de los túneles, y el mantenimiento de los discos.

En el nivel 4 se llevan a cabo estudios poco convencionales, como investigación del aura humana, telepatía, hipnosis, y los sueños.

Thomas sostiene que ellos sabían como separar el cuerpo físico del "alma" para colocar en su lugar una "entidad alienígena" [8] .

En el nivel 5 se encuentra el alojamiento de los alienígenas, y el único signo en inglés es uno que dice "A Los Álamos" en la estación del transporte subterráneo.

En el nivel 6 es donde se encuentran los laboratorios genéticos, donde se llevan a cabo los experimentos en animales y humanos que son vastamente alterados de su forma original.

Hay humanos con varias piernas o brazos y jaulas donde seres humanoides con aspecto de murciélagos son mantenidos en cautiverio.

El nivel 7, es sin duda el más escalofriante y custodiado de la base. Thomas encontró humanos enjaulados en este nivel, y fue este el hecho el lo estremeció y lo que gatillo su decisión final de sacar a la luz la dura realidad que ocurría ante sus ojos.

Pudo ver cientos de humanos, restos de híbridos, y embriones de humanoides que eran mantenidos en congelamiento para futuros experimentos.

"Frecuentemente encontraba humanos en jaulas, usualmente drogados, pero a veces ellos lloraban y pedían ayuda. Se nos decía que eran desesperanzadoramente insanos, y que estaban envueltos en pruebas de drogas de alto riesgo para curarlos. Se nos decía que nunca les habláramos. Al principio creíamos la historia, pero finalmente en 1978 un grupo de trabajadores descubrió la verdad. Eso comenzó la guerra en Dulce".

Thomas agrega que los alienígenas no están interesados ni en nosotros ni en los recursos naturales de nuestro planeta, lo que ellos quieren es el poder magnético que fluye a través de la tierra. Ellos son capaces de aprovecharlo de un modo desconocido para nosotros.

III

El caso Corso

¿T ecnología propia o extraña?

Philip Corso, un hombre con un curriculum excelente: coronel, científico militar de carrera distinguida, miembro del staff de inteligencia del general McArthur en la Guerra de Corea, miembro del Consejo de Seguridad Nacional en el gobierno de Eisenhower, jefe del equipo de investigación y desarrollo de tecnologías desconocidas (alienígenas) del Pentágono en los años sesenta, y otras actividades, escribe un libro al retirarse del ejército.

En este libro, ya sin compromisos con instituciones militares, da cuenta acerca de la involuntaria intervención EBE en los nuevos descubrimientos y adelantos tecnológicos en este planeta desde que cayó en Roswell un VED, hecho que marca el comienzo de la ufología moderna y el comienzo de una serie de "crashes" o caídas de VEDs, no sólo en los EE.UU., sino en los cielos de varios países del planeta.

El mérito de las confesiones de Corso está en el hecho de que, además de que es apoyado por otros uniformados con credenciales de alta seguridad retirados, e incluso activos, es él mismo quien interviene directamente en el diseño, fabricación y posterior distribución por medio de los complejos militares industriales y relacionados, como la Bell Laboratories "descubridores", del transistor (Drs. Shockley, Bardeen & Brattain, en Bell Lab's Electronic Circuits Research Center, bajo la égida del Vicepresidente John "Jack" Morton de Maverick Bell Labs) de chips, fibra óptica, tecnología de microondas, equipo de visión nocturna por medio de láser, la tecnología stealth , entre otras, y una serie de sus aplicaciones en electrodomésticos, instrumentación, satélites, computadoras y herramientas de alta precisión.

Paralelamente a Corso, el coronel de la Fuerza Aérea de los EE.UU. Steve Wilson, también sostiene que los misteriosos "helicópteros negros" poseen tecnología de antigravedad como el XH-75D o "XH Shark", fabricado por Teledyne Ryan Aeronautical Corporation de San Diego.

El Coronel explica que varios de estos XH-75Ds fueron asignados a la fuerza delta (Delta/National Reconnaissance Organization Division), los cuales tienen la misión de recuperar naves o VEDs caídos o estrellados [9] .

Lo anterior gracias al estudio en laboratorios de los restos del "alien silicon amplifier/switch", evaluado entre octubre y diciembre de 1947 y de los restos recuperados del VED caído en Roswell en ese y los posteriores años, siendo el común denominador en todas estas actividades y situaciones, el Coronel Philip Corso.

De allí en adelante fue sólo un paso a establecer grandes complejos industriales en sitios apartados de las miradas indeseables, con grandes dispositivos de seguridad, el financiamiento interesado de los grandes conglomerados económicos del planeta y sin absolutamente ningún obstáculo, lo cual implica una política de laissez faire más allá de lo normal, en que lo militar, lo político y lo económico, los grandes poderes a través de la historia del ser humano, estaban supeditados a poderes aun más grandes.

Estos poderes, desconocidos para el común de la gente, no lo son para los estudiosos o vigilantes del comportamiento de las filosofías herméticas y sociedades secretas, real eminencia gris en los hilos conductores de los destinos de la Tierra, que siempre advirtieron acerca de los peligros de ciertos acuerdos a espaldas del mundo.

 

 

IV

El Caso Tilton

 

¿ Grises y humanos trabajando juntos ?

Christa Tilton es una abducida entre millones (julio de 1987) pero cuyo caso representa un elemento especial dentro de la Ebelogía junto a otros pocos, pues su abducción estuvo caracterizada por elementos que hasta ese momento habían sido tomados como simples alucinaciones.

Muchas otras abducidas cuentan el mismo relato y cuyos casos emblemáticos podríamos resumir en los de Judy Doraty, Texas, mayo de 1973 y Myrna Hansen, Nuevo México, mayo de 1980.

Cuenta Tilton que su abducción, tipo visitantes de dormitorio por Grises, ocurrió en 1987, en que fue conducida en una pequeña nave hasta la cima de un cerro, en donde vio en medio de la oscuridad cómo una luz brotaba de la entrada a un túnel en el cerro, hacia donde la llevaron, y en cuyo interior vio guardias armados.

En el interior del túnel observó con especial interés la gran cantidad de cámaras de TV, y pequeños vehículos que conducían a personas, trabajadores y uniformados al interior; observó también oficinas a los costados, comprendiendo que estaba en el nivel uno de una construcción subterránea muy cerca de donde fue sacada.

Un guía rubio de piel y ojos muy claros la recibió de los Grises e ingresaron a través del túnel.

Hacia los lados de la gran construcción, a medida que avanzaban, había pequeñas naves o discos como los que la habían llevado hasta allí que estaban siendo tratados por Grises pequeños que no prestaban atención a nada a su alrededor, sólo a su trabajo de mantención.

Entraron a un elevador sin puertas y bajaron al nivel cinco de la construcción. Sintió mucho miedo. Los guardias armados de ese nivel eran menos amistosos que los de arriba, pero saludaban militarmente a su guía que no portaba insignias, sólo su traje gris.

Fue llevada a través de una sala que olía a formaldehído, con muchos grandes tanques que poseían brazos mecánicos anclados al piso y que se insertaban dentro de los tanques, produciendo un extraño y suave zumbido, todo eso computarizado

Ella intentó asomarse a los tanques, pero su guía la tomó del brazo diciendo que no era necesario que lo hiciera, pues podía complicar las cosas.

Ingresaron a un gran laboratorio que le llamó mucho la atención, pues ella estaba relacionada con aspectos médicos y nunca había visto las máquinas e instrumentos que allí veía.

Vio pequeños Grises trabajando de espaldas, oyó el ruido de metal contra metal, idéntico al que ella oía cuando los doctores iban a operar a alguien. El ruido era de instrumentación quirúrgica.

El guía le dijo que se acostara en una mesa central en la sala y le pidió que cooperara, que así sería mas fácil.

Ella tuvo mucho miedo y comenzó a llorar. No quería quedarse sola con los Grises en la sala, así es que se tranquilizó.

El guía se apartó de allí al momento de ingresar un doctor que comenzó a examinarla, siendo uno de los Grises quien llevaba la dirección de la situación:

Luego fue intervenida, sometiéndosela a operaciones internas. Cuando terminó todo debió ponerse sus ropas y vio sangre en su entrepierna, como si le hubiese llegado su período.

El guía conversaba con el doctor y luego fue donde ella diciéndole que todo aquello había sido necesario y que lo olvidara [10] .

Vio más aliens, que no les prestaban atención. Le pidió a su guía que le explicara ese lugar y él sólo le dijo que era un área muy sensible y posiblemente en algunos años seria llevada allí nuevamente, a lo cual ella preguntó dónde estaba y éste le respondió que por su propia seguridad no debía saberlo.

Al caminar hacia el pequeño vehículo vio personas de otras razas que estaban en contenedores transparentes parados contra la muralla se acercó y vio que eran como extrañas figuras, pero no pudo entender qué estaba viendo.

Además vio animales vivos en extrañas cajas enormes.

Su abducción duró alrededor de tres horas, siendo luego regresada a su casa de la misma forma.

De allí en adelante se ha dedicado a hacer investigaciones sobre la base de Dulce.

 

Fragmentos de una entrevista a Christa Tilton.

P.- Viste a alguna persona que diera muestras de estar cautiva en el interior de la construcción durante tus abducciones?

CT.- Sí, recuerdo haber visto a algunos individuos, como en animación suspendida en grandes tubos transparentes. Me acerqué a algunos tubos y puse mis manos sobre ellos esperando algún tipo de respuesta, pero, aparentemente, no tuve ninguna; aun así no podría decir si estaban muertos o vivos o en algún punto intermedio [11] .

P.- Conoces algunas otras bases que puedan ser investigadas?

CT.- Hay muchas bases subterráneas que han sido usadas con diferentes propósitos, como proyectos encubiertos del gobierno, en especial una en los Álamos y otra al norte de Tucson, Arizona, conocida con el nombre código de Evergreen Aviation, que es una base de la CIA.

Poseo fotografías de helicópteros negros estacionados allí sin marcas, también otros tipos de naves raras. Ahora estoy trabajando con dos investigadores muy buenos de Gran Bretaña, que han escrito algunos trabajos de investigación en esta área, ellos son excelentes investigadores en especial Tymothy Good, cuyos títulos de sus trabajos son "Above Top Secret" y "Alien Liason". Ellos investigan bases subterráneas en América y Gran Bretaña .

P.- Qué tipo de reptilianos, si viste alguno, encontraste dentro?

CT.- No creo haber visto algún reptiliano, los que vi y están relacionados con mi vida han sido pequeños Grises, a quienes uno, o los que conocen el tema, llaman trabajadores.

Éstos son seres que creo no tienen alma o individualidad, son sólo trabajadores para una raza establecida de aliens. A ellos se les entregan ciertos roles, ciertos trabajos, como si trabajaran para una gran compañía [12] .

Sin embargo he visto algunos muy altos, pero sin ese look reptiliano, pero sé de qué estás hablando [13] .

P.- Mi creencia es que los Grises operan con un instinto animal básico de depredación en sus agendas para incrementar su base de poder en la tierra y explotar otras culturas.

Eso continuarán haciéndolo de modo colectivo hasta que sean frenados por la fuerza, creo que algunos de los Grises pueden ser convencidos por los humanos para hablar y desarrollar en ellos un grado emocional e individual, si ellos pueden ser separados de esa mente colectiva en la que trabajan. ¿Qué piensas tú de ello?

CT.- Estoy de acuerdo contigo, en gran parte. Ciertamente los Grises piensan y actúan en forma coordinada y supeditados a una gran energía o poder mental trabajando a nivel colectivo, cuya vital responsabilidad es la de entregar órdenes y dirigir a distancia, ya que ellos actúan y piensan juntos.

No hay ya discusión en torno a esto, ellos hacen trabajos o trabajan en proyectos o ciertas cosas que les son encomendadas por altas esferas o seres alien de capacidad mental tremenda y quizás humanos también, aunque esto último no podría confirmártelo realmente.

Tengo mis dudas de que los humanos tengan la capacidad de establecer algún control, natural al menos, sobre algún tipo de Alien acá en la tierra, y si están trabajando juntos humanos y aliens es porque hay un pacto entre el gobierno y ellos.

Creo que los aliens han venido acá por alguna razón poderosa y ciertos individuos en el gobierno han dado órdenes para trabajar en conjunto con un propósito a nivel mundial.

 

Nota: Christa Tilton ha compilado cientos de páginas de información, documentos y fotos relacionadas a la base de Dulce y Paul Bennewitz, sus investigaciones han sido muy profundas, su dirección para solicitar más información es INTEL/Advocates, C/o Christa Tilton, 2163 South 78th East Avenue, Tulsa, Oklahoma 74129-2421.

 

V

El Caso Bennewitz

Un hombre contra el Imperio.

Durante la mitad y segunda parte de la década de los años 70 ocurrió una bizarra onda de mutilaciones de ganado en los Estados Unidos, concentrada particularmente en el área de Nuevo México y Colorado.

Fue un fenómeno impactante, desusado, cuyas características desechaban inmediatamente la intervención de cuatreros.

Las acciones, aparentemente sin ningún sentido, impresionaron a la comunidad, mientras paralelamente comenzaron a aparecer muchos informes de civiles e investigadores acerca de extrañas y poco comunes luces cruzando el cielo a velocidades extraordinarias en áreas muy cercanas, e incluso en el mismo sitio donde ocurrían las mutilaciones.

Los cuerpos del ganado presentaban exteriormente pequeños agujeros de dos pulgadas de diámetro cerca de sus cuartos traseros, y a veces la piel de la zona mandibular, incluidos labios, había sido seccionada y sin embargo no había una sola gota de sangre derramada.

Al analizarlos internamente la sorpresa fue inmensa, pues a todos los animales les faltaba su sistema digestivo, sus órganos reproductores y su sangre había sido claramente drenada, además de otras características.

Y todo ello muy limpiamente realizado, con la pericia de un cirujano y con la tecnología médica o quirúrgica que hoy en día se quisiera tener y todo en menos de cuatro horas.

En este contexto, Paul Bennewitz, físico, inventor científico, dueño de Thunders Electronics, una pequeña empresa-laboratorio e investigador ufológico de la APRO (Aerial Phenomena Research Organization) creada por Jim y Coral Lorenzen, arribó a Nuevo México preocupado como la mayoría por tratar de esclarecer la situación, tomando muchas fotografías, analizando las versiones y realizando el trabajo de campo o terreno.

Se relacionó con Gabe Valdez, oficial de policía de la zona, cuyo interés en las mutilaciones de ganado en el área norte de Nuevo México era evidente, e hicieron algunos raids juntos de noche y de día tomando fotografías y filmando las luces inusuales en el cielo.

Hizo muchos viajes a Nuevo México juntando cada vez más información a tal punto que sus colegas, los Lorenzens y otros de APRO, tuvieron dudas de su objetividad.

Entre 1979 y 1980 -el registro de la fecha no es muy claro- Bennewitz y un psicólogo aficionado a la ufología llamado Leo Sprinkle, investigaban juntos la historia de una mujer profundamente afectada por una abducción.

El nombre de esta mujer era Myrna Hansen, quien declaró que junto a su hijo había visto un Ovni mientras manejaba en un camino rural cerca de Cimarrón, en el noreste de Nuevo México.

Con el permiso de la paciente, el doctor Leo Sprinkle la sometió a una regresión hipnótica y pasado un tiempo Bennewitz y Sprinkle oyeron de ella una fantástica historia.

Bajo hipnosis, la paciente dijo que no sólo había visto varios Ovnis ese día, sino también habían observado cómo el ganado era abducido por naves.

Dijo, además, que junto a los animales ella y su pequeño hijo también fueron abducidos y llevados a una base subterránea cerca de ahí, donde vieron el proceso de mutilación del ganado, el drenaje de su sangre y además tinas metálicas en donde habían restos de carne sin identificación.

También vieron partes humanas como torsos, brazos y piernas de personas, flotando en un líquido naranja espeso, mientras oía un zumbido provocado por un brazo mecánico que agitaba suavemente las tinas.

Finalmente, y luego de otros detalles extraños y escalofriantes, ella y su hijo fueron acostados en una especie de camilla y se les puso un implante en las cabezas para controlar sus pensamientos a través de estos dispositivos.

A pesar del asombro inicial, del envío a otras pruebas, y del escepticismo de Sprinkle, Bennewitz creyó la historia de Myrna por una razón muy sencilla.

Bennewitz vivía en esa época en Alburquerque, Nuevo México, en un sector conocido como Cuatro Cerros, adyacente por el noreste al área militar de la Base Aérea de Kirtland, que sirve además como almacenamiento de armamento nuclear, siendo al mismo tiempo parte del complejo de laboratorios de Sandía junto a un laboratorio de la Phillips, en donde se realizan experimentos e investigaciones ultra secretas para el gobierno y los militares norteamericanos

Su casa no estaba a más de media milla de todo aquel complejo militar-científico, por lo tanto tenía una vista privilegiada de lo que ocurría en dicha base, en la que de hecho ocurrían cosas muy extrañas, que con el tiempo se fueron transformando en un cúmulo de situaciones a ser registrados en cinta por Bennewitz.

El área tenía cercas electrificadas y se podía ver fácilmente una entrada de cemento a un bunker empotrado en la base del cerro. La actividad se hacía muy notoria y él y su esposa observaban y filmaban a veces en la noche los flashes de luces, registraban la actividad eléctrica, los ruidos subterráneos, las luces nocturnas desplazándose a velocidades increíbles o deteniéndose en pleno vuelo, hasta incluso la caída de una nave circular cerca de ahí y un montón de cosas fuera de orden.

Con todos esos antecedentes, Paul comenzó a diseñar y construir dispositivos de registro más sofisticados, y así dirigió sus antenas a la base cercana con capacidad de registrar ondas de baja frecuencia, transmisiones electromagnéticas provenientes de las naves y de la base en donde se producían estas situaciones.

También sobrevoló muchas veces el área tomando fotos infrarrojas del terreno, comenzó a interceptar conversaciones, transmisiones orales y de video desde la base y al revelar las fotografías descubrió pilotes de aterrizaje de naves extraterrestres -o quizás terrestres a estas alturas-, hangares, entradas a la facilidad subterránea, conexiones bajo tierra hacia otros sitios, y limosinas que iban y venían sin patente o sea de la CIA, NSA u otra agrupación de inteligencia por el estilo.

Todo esto paralelo a lo que estaba investigando con Myrna Hansen, las mutilaciones en Nuevo México y desde hacía algún tiempo en su casa. A toda esta recopilación de información Bennewitz la llamó el Proyecto Beta.

La gota que rebasó el vaso ocurrió cuando construyó un programa computacional basado en un código hexadecimal que podía traducir las transmisiones de los aliens que controlaban la base y las naves que se veían afuera.

Al interceptarlas y estudiarlas llegó a la conclusión de que, además de que esa base poseía una enorme construcción subterránea, conectada con otras, las grabaciones de video y las de cinta interceptadas contenían información suficiente como para darle una escalofriante idea de lo que allí ocurría.

 

El Proyecto Beta.

El proyecto beta, acumulación de información gráfica, escrita, y en video, realizada por Paul Bennewitz, fue hecho con intenciones de ser entregado a la jefatura de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos con el fin de que supieran, en base a los antecedentes allí planteados, lo que ocurría en Dulce y se tomaran cartas en el asunto para evitar un desastre planetario.

Más que un informe es también un detallado plan operacional para detener, enfrentar y combatir a los Grises que se encontraban dentro y con el control de la base de Dulce.

Según algunas versiones un poco más atrevidas, pero no por ello menos creíbles en vista de los antecedentes, el Proyecto Beta es una proposición para una ataque militar físico a una de las mayores bases o instalaciones de las fuerzas draconianas de Orión y Zeta Retículi, que es el lugar de donde provienen los Grises que allá estaban (Branton).

Y no es el único testimonio o declaración o rumor de que en Dulce existió una guerra subterránea entre las fuerzas militares de los EE.UU. (Fuerza Delta) y alienígenas, cuyo resultado a la luz de los testimonios fueron nefastos para nosotros.

A continuación, algunos párrafos resumidos de la información que entrega el Proyecto Beta de Bennewitz acerca de las transmisiones interceptadas de la base de Dulce en Nuevo México.

Este extracto forma parte de un set enviado en marzo de 1986 a Clifford Stone, ahora director de UFO Contact International en Alburquerque, New México.

 

"Querido Clifford hay mucho en esto que ya ha sucedido, en estos siete años que no sé por donde empezar... pienso que probablemente sería bueno comenzar con una aproximación.

 

Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida (Silvio Rodríguez)"

 

Una vez recopilado el suficiente material y con todo lo que sabía, Paul se fue directamente a la Base Aérea de Kirtland, el 24 de octubre de 1980, a reportar que existía una amenaza extraterrestre en contra del Manzano, sector en donde se almacenaban armas nucleares.

Primero se comunicó con el Mayor Ernst. E. Edwards, quien lo remitió al sargento Richard C. Doty.

Doty y Jerry Miller, científico asesor del centro de evaluación y test de la Fuerza Aérea de los EE.UU., de Kirtland A.F.B., entrevistaron a Bennewitz en su casa, al lado de la base del Manzano.

Examinaron los films y las fotografías de Bennewitz y Miller y un miembro del Proyecto Libro Azul investigador de ese mismo proyecto en la base aérea de Wrigth Patterson A.F.B. determinaron que los films definitivamente mostraban objetos reales no identificados.

También notaron los equipos de vigilancia electrónica y diseños de antenas de Paul apuntando hacia el Manzano. La oficina de investigación e inteligencia declinó investigar el hecho, pero en contra de toda lógica ordenó vigilar estrechamente a Paul Bennewitz, toda su información personal, toda su biografía.

El 10 de noviembre de 1980, Bennewitz presentó nuevamente su evidencia, esta vez a jefes de alto rango de la Fuerza Aérea, entre ellos el Brigadier General William Brooksher. En el informe o actas de esta reunión se notó que Paul fue advertido de que presentara toda su evidencia sobre el fenómeno.

Otra vez el AFOSI declinó estudiar el caso, pero Bennewitz no se dio por vencido, y al mismo tiempo que envió informes y toda la información que pudo a APRO, se contactó con el senador Harrison Schmidt y el Senador Peter Dominici de los EE.UU., hecho que muy probablemente le salvó la vida, además de a otros ufólogos como Linda Moulton Hove y John Lear.

En 1982 APRO decidió investigar el caso de Bennewitz y enviaron a uno de sus directores, William More, profesor de escuela, escritor y ufólogo a conversar con Paul -Moore escribió un libro junto a Charles Berlitz llamado el experimento Filadelfia y el caso Roswell-, y más tarde Moore declararía haber sido reclutado por un agente de nombre código Falcon para ayudar a conducir a Bennewitz a la locura y desacreditar sus investigaciones [14] .

Sus órdenes eran dadas por el agente del AFOSI Sargento Richard Doty y por cuatro años él fue consultado por las formas de desinformar al resto de los investigadores y la gente en general acerca del caso Bennewitz incluyendo su documento "Aquarius", entre cuyos temas habla acerca de la existencia de dos razas de aliens al interior de EE.UU., los benéficos Blancos y los nefastos Grises que han realizado un tratado de cooperación con el gobierno de los EE.UU. para construir bases subterráneas y abducir una determinada cuota de seres humanos a cambio de tecnología supersecreta.

Paul Bennewitz, después de sus entrevistas en la base aérea gradualmente fue tornándose más y más paranoico, declaraba ver Aliens Grises salir de las paredes de su hogar en la noche, que lo inyectaban con químicos.

Asimismo, comenzó a comprar y mantener armas de fuego y cuchillos por toda la casa hasta que finalmente debió ser hospitalizado por "exhaustion".

Con el tiempo se recuperó y hoy en día rechaza todo intento de entrevista, cita o declaración en torno a los hechos acaecidos o cualquier tema relacionado o que haga una simple referencia a los Ovnis.

 

VI

El Caso Wolf

Una de las batallas en la Guerra de Dulce.

El Dr. Michael Wolf sirvió en la Fuerza Aérea Americana como piloto (rango Coronel), cirujano de vuelo y oficial de contrainteligencia de la CIA y la NSA, tiene un grado académico impresionante M.D en neurología, Ph.D en física teórica, y un D.Sc. en informática.

Como pueden ver no estamos hablando de un sujeto cualquiera, es por eso que sus declaraciones dejaran más que boquiabiertos a muchos.

Lamentablemente, el Dr. Wolf está muriendo de cáncer y en tan penosa situación ha decidido compartir con nosotros lo que sabe sobre civilizaciones extraterrestres.

En su libro "The catchers of heaven" (1996), hace increíbles revelaciones basado en sus informes, pues ha sido asesor del presidente en Seguridad Nacional sobre asuntos extraterrestres desde 1979 y ex miembro del MJ-12, así como del equipo Alphacom.

El Dr. Wolf dice que la misión más importante del equipo Alphacom es la reanudación de negociaciones con visitantes extraterrestres.

Según él, en los 50's, la administración estadounidense entró en tratos con los llamados extraterrestres "Grises" de un supuesto cuarto planeta del sistema estelar Zeta Retículi.

Estos "Grises" habrían compartido algo de su tecnología con científicos de la milicia e inteligencia, con cierta frecuencia.

Mientras había "invitados" en instalaciones subterráneas de la milicia en Nevada y Nuevo México, los extraterrestres habrían dado al gobierno Americano algo de tecnología antigravedad, así como gran cantidad de combustible conocido como Elemento 115.

El primero de mayo de 1975, durante uno de estos intercambios de tecnología en Nevada, en la demostración de un pequeño reactor antimateria extraterrestre, el encargado de los "Grises" le comunicó al coronel de la Fuerza Delta, encargado de la custodia de los "invitados", retirar todos los rifles y munición de la habitación (para que no se disparasen accidentalmente durante las emisiones de energía), a lo que los guardias se rehusaron.

En un malentendido, además en medio de la conmoción, un efectivo abrió fuego contra los "Grises".

El resultado fue que 1 "Gris", 2 científicos y 41 efectivos militares murieron en el hecho.

Uno de los guardias sobrevivientes manifestó que los extraterrestres aparentemente usaron algún tipo de energía mental en defensa propia para matar a atacantes del grupo Delta. Wolf comenta que este incidente acabó con los intercambios con los "grises."

Continuando con las declaraciones del Dr. Michael Wolf, los científicos de la milicia e inteligencia habrían aprendido técnicas de clonación extraterrestre, después de perfeccionar la técnica en animales.

Así, el Dr. Wolf y su equipo clonaron un ser humano con inteligencia artificial al que denominaron "J-Type Omega", como parte del proyecto SENTINEL, abocado a la creación del soldado perfecto que siga órdenes sin temores ni dudas.

El clon J-Type Omega tuvo que ser eliminado al no poder acatar la orden de matar a un inocente perro, ya que el equipo de Wolf había programado ética en su sistema de inteligencia artificial.

Otro de los propósitos del equipo Alphacom es determinar cómo se puede usar la tecnología extraterrestre para regresar al planeta a su forma prístina y su estado de balance natural.

Los extraterrestres están también atentos a la proliferación de dispositivos nucleares en muchos países.

También el equipo está en la misión de determinar el número y tipo de extraterrestres en el globo terráqueo, para aprender acerca de la interacción de humanos con extraterrestres en el pasado y el presente, el tipo de civilización de los visitantes y cómo podemos negociar con ellos.

De acuerdo a Wolf, muchas "confederaciones" de extraterrestres están visitándonos en forma coordinada. A ellos los conocen como: The Alliance, de apariencia humana y del sistema Altair Aquila; The Corporate, los "Grises" del sistema Zeta Retículi; The Federation of Worlds, razas inespecíficas de varios sistemas; The United races of Orión, culturas de ese sistema.

The Alliance estaría en afiliación con The Corporate y con The Federation of Worlds, The United Races of Orión estaría en afiliación con The Corporate y a través de ellos con The Alliance y Federation of Worlds.

Wolf dice que el Vaticano ha estado presionando con respecto a un posible anuncio de Clinton sobre las visitas de Ovnis.

La objeción es que "si hace referencia a entidades biológicas extraterrestres, los datos revelarían en detalle cómo y para qué fueron creadas algunas religiones". Wolf añade: "Las religiones bien organizadas se sienten amenazadas por tal anuncio".

Quizás la revelación más sorprendente de Wolf es que dentro del apantallamiento del tema Ovni hay una oscura organización encubierta conocida como "Cabal".

Wolf la describe como una "bien organizada manada de conspiradores apoyados por militares y dirigidos por un subsecretario naval". Los paranoicos Cabal trabajan en contra de las metas de las negociaciones pacíficas con los visitantes.

Al parecer, Cabal usa armamento diseñado bajo el proyecto Star Wars de Reagan para derribar vehículos extraterrestres y así subyugar a los visitantes mediante poder militar.

Wolf concluye diciendo: "En toda mi preparación como científico nunca me preparé para tales visitantes, debemos comprender la complejidad de las variadas fuerzas trabajando en este planeta, y en otros también".

 

VII

EL CASO SCHNEIDER

Otro héroe contra el Imperio.

El Caso Schneider es una situación tipo entre los agentes de la comunidad de inteligencia o sus colaboradores que están envueltos en proyectos negros para el gobierno de los EE.UU.

En especial, de aquellos agentes que trabajaron para la CIA, la NSA u otro conglomerado de la cúpula de la comunidad en las construcciones subterráneas que mantienen, y en donde el intercambio y desarrollo de tecnología terrestre y extraterrestre con Aliens, aunque también sus inconvenientes, es usual, al igual que la muerte de quienes filtran información al exterior.

A continuación presentamos extractos de las declaraciones del ingeniero geólogo empleado por el gobierno de los EE.UU., experto en explosivos y construcciones subterráneas o bases secretas subterráneas y militares, y quien fuera protagonista de uno de los combates en contra de los Grises, en el cual cientos de personas fueron asesinadas quedando sólo tres sobrevivientes, entre ellos Phil Schneider, cuya horrible muerte fue sólo una advertencia...

 

"Esto ocurre a causa la horrenda estructura del gobierno federal por lo tanto, no me siento comprometido al hablar acerca de este material. Quiero que sepas que los EE.UU. es un hermoso sitio, he estado en más de 70 países, y no puedo recordar uno más bello, la magnificencia de su gente como en todo este país entero.

Para dar una idea básica de quién soy, salí de la Escuela de Ingeniería. La mitad de mi educación la pasé en ese campo y me construí una reputación como Ingeniero Geológico, con aplicaciones militares y aeroespaciales.

He ayudado a construir dos bases subterráneas principales en EE.UU. que tienen importancia en el contexto del llamado Nuevo Orden Mundial.

La primera Base es una construida en Dulce, New México, lugar en donde estuve envuelto en 1979 en un combate de fuego contra los Aliens. Fui uno de los sobrevivientes, probablemente el único sobreviviente al que oirán decir las cosas que sucedieron allí abajo. Otros dos sobrevivientes están bajo Custodia.

Soy el único que conoce los detalles de los archivos de la operación entera, 66 agentes del Servicio Secreto, FBI, y Boinas Negras murieron en ese combate. Yo estuve allí.

Ahora bien, mucho de lo que te diga puede parecer chocante, parte de ello puede parecerte demasiado increíble, pienso que puedes ponerte unos anteojos, pero por favor siéntete libre de creer. Conozco el acta de libertad de información, no es mucho para empezar, pero es lo más grande que he tenido.

La librería local de leyes es un buen lugar para ver los registros del Congreso. Entonces, si uno está haciendo el trabajo en casa, el otro debe estar atento a vigilar a su país, las profundas bases militares subterráneas y los proyectos negros.

Amo a mi país, más que a mi propia vida, por eso vivo en él, no estaría parado ante ti, arriesgando mi vida si así no lo creyera.

La primera parte de esta conversación corresponde a las bases subterráneas militares y los proyectos oscuros que allí se desarrollan. Los proyectos oscuros son grupos de acciones y situaciones que cuestan el 25% del producto geográfico nacional bruto y consumen u 1.25 trillón por año.

Esta cantidad es usada para financiar programas escondidos, algunos de los cuales conciernen o están relacionados con las construcciones subterráneas militares. En la actualidad existen 129 bases subterráneas militares en los EE.UU..

Ellos han construido estas 129 bases día y noche incesantemente desde 1940 en adelante. Algunas de ellas fueron construidas mucho antes que eso.

Estas bases son básicamente grandes ciudades subterráneas conectadas por túneles con pistas de alta velocidad basadas en la tecnología magneto-levitón y desarrollan velocidades de match 2 [15] .

Varios libros han sido escritos sobre esta actividad. Al Bielek tiene una copia de ello. Richard Souder, un Ph.D. arquitecto, ha arriesgado su vida hablando acerca de esto también. Él trabajó con algunas agencias secretas en las profundas bases subterráneas y militares en Idaho, en donde hay 11 bases.

La profundidad aproximada de estas bases es de alrededor de una milla y tienen entre 2.66 y 4.25 millas cúbicas en tamaño o volumen. Ellos poseen máquinas barrenadoras que pueden cavar un túnel de siete millas de largo en un día .

Los proyectos negros son algo paralelo, pero están en conocimiento del Congreso. Sabemos que eso es ilegal. Ahora bien, estas bases dependen del N.O.M. (Nuevo Orden Mundial). Si algo he sabido con el tiempo es que yo he trabajado para ellos. Pude no haberlo hecho, pero fui engañado durante mucho tiempo.

El desarrollo de la tecnología militar de los EE.UU. implica el interés Alemán. Básicamente, por cada año calendario que sucede, la tecnología militar se incrementa en 44.5 años.

Por eso es fácil de entender por qué fueron capaces de crear a través de la tecnología del tubo de vacío, una nave que podría desaparecer de un sitio y aparecer en otro.

Mi padre, Otto Oscar Schneider, peleó en ambos bandos de la guerra, fue capturado y repatriado a los EE.UU. Estuvo relacionado con muchos tipos de situaciones, tales como la bomba A, la Bomba H y el Experimento Filadelfia.

Inventó una cámara de alta velocidad que fue capaz de filmar los primeros test en las Islas Bikini en julio 12 de 1946. Tengo las fotos originales de ese test y mostraban también un Ovni en la zona a una velocidad muy alta.

Bikini estuvo infestado de ellos un tiempo, especialmente bajo el agua, y los nativos tuvieron problemas con sus animales mutilados.

En un tiempo, el general Mac Arthur dijo que la próxima guerra sería en contra de los Aliens.

 

El combate en la Base de Dulce.

En 1954, bajo la administración de Eisenhower, el gobierno federal burló la constitución de los EE.UU y realizó un tratado con entidades alienígenas.

Esto fue llamado el Tratado Greada (1954), el cual básicamente enmarcó los acuerdos para que los Aliens involucrados tomaran unas pocas vacas y testearan sus técnicas de implantes en unos pocos seres humanos, pero lentamente los Aliens alteraron las cláusulas hasta el punto de ser ellos quienes decidían qué es lo que hacían o no.

En 1979 esto fue la realidad y la guerra de Dulce ocurrió sólo por un accidente. Estuve a cargo en la construcción de la Base de Dulce, la cual es, probablemente, la más profunda de todas, ésta tiene siete niveles y más de dos millas y media de profundidad.

En ese tiempo en particular cavamos cuatro hoyos distintos en el desierto, y comenzamos a enlazarlos todos en uno solo.

Mi trabajo consistió en bajar a los huecos, chequear la roca, sacar muestras y analizarlas para poder recomendar el explosivo a utilizar con la roca en particular.

Como yo estaba encabezando aquel grupo bajo tierra iba adelante. De pront,o después de una explosión de prueba, encontramos una gran caverna natural llena de Aliens, de aquellos conocidos como los Grises altos.

Disparé a dos de ellos. Éramos 30 personas allí abajo, 40 más llegaron después del primer golpe, y todos ellos fueron asesinados.

Fuimos sorprendidos por una caverna llena de alienígenas, pero al final ellos desocuparon el sitio.

Más tarde encontramos rastros y señales de que estaban viviendo desde hacía muchos siglos allí abajo, tal vez un millón de años. Esto podría explicar los testimonios de los antiguos astronautas en las historias o leyendas.

Conseguí una de sus armas, las cuales eran como una caja adherida a sus cuerpos. Esta caja me provocó un hoyo en mi piel cuando dispararon y me inyectó una gran dosis de radiación de cobalto por lo que ahora tengo cáncer.

Nunca estuve interesado en la tecnología de los Ovnis hasta que comencé a trabajar en el área en el norte de Las Vegas. Después de dos años de recuperación del incidente de Dulce en 1979, comencé a trabajar para Morrison & Knudson, EG&G y otras compañías.

En el área 51 se testeaban todo tipo de extrañas naves y todos conocíamos la historia del físico Robert Lazar, quien estaba encargado de descifrar la propulsión de las naves alienígenas.

 

NOTA

Este informe revela una perspectiva muy limitada acerca de la guerra de Dulce, pues está basada en la experiencia o testimonio de un solo individuo. Sin embargo, muestra que hubo mucho más de los que se sabe actualmente relacionado con el escenario global y el que describe Phil Schneider. Por ejemplo, según explica el testimonio de Schneider, rompen el hoyo y "accidentalmente" dan con una base subterránea de Aliens en lo que denominamos antiguas cavernas. Esto podría ser tomado como que, en respuesta a los científicos asesinados y mencionados por Thomas Costello y Wolf en la Base de Dulce, los militares contraatacaron (¿qué hacían en un trabajo ingenieril y de excavación, Boinas Negras, FBI y agentes del servicio secreto?).

Las fuerzas especiales y agentes e inteligencia intencionalmente intentaron romper y tomar la base subterránea extraterrestre a través de una puerta trasera o un escape bajo tierra. Schneider, un ingeniero geólogo puede no haber estado enterado de esta faceta de su trabajo, de hecho él mismo menciona que fue engañado por mucho tiempo.

Otros informes sugieren que el conflicto con los grises en Dulce fue mucho más complejo de lo que hasta hoy se sabe, esto envuelve otros combates que se dieron y de los cuales hay testigos, como combates que no tenían aparentemente ninguna conexión, ruidos subterráneos, explosiones y movimientos de tierra como temblores en el área de Nuevo México. De acuerdo a otras fuentes la guerra de Dulce consumió la vida de cientos de altamente entrenados efectivos militares en las ciudades subterráneas (Branton).

 

Siete meses después de que esta lectura pública salió a la luz, Phil Schneider fue encontrado en su departamento con una cuerda de piano atada a su cuello, dando muestras de haber sido antes brutalmente torturado.

Aparentemente esto se hizo como una advertencia a otros implicados para evitar fugas de información. Los culpables no pueden haber sido otros que sus antiguos empleadores. El final de este hombre nunca fue una noticia.

 

Nota

Existe una campaña organizada por la esposa y algunos amigos de Schneider, empeñados en encontrar la verdad acerca de lo que le ocurrió. El análisis de sus declaraciones y sus relaciones con otros testimonios en base a la temática de las bases subterráneas puede ser consultado en ufomind y las direcciones que allí encontrarán.

 

 

 

Palabras Finales

 

Como despedida sólo podemos decir que los testimonios aquí vertidos tienen rostros concretos, pistas y datos concretos.

Todo lo dicho y expuesto puede ser rastreado y verificado sin grandes problemas.

Por lo tanto, los niveles de credibilidad que cada uno de los lectores le pueda entregar a la temática aún escondida de las bases subterráneas militares (y de las otras) es cosa puramente personal.

Sin embargo, no podemos dejar de desconocer que algo ocurre bajo nuestros pies y sobre nuestras cabezas, y que ese algo uno de estos días va a estallar en nuestras mentes.

Depende mucho de nosotros la preparación personal para afrontar mentalmente nuevas realidades y asumirlas como algo natural e integrarlas a nuestro background para que la síntesis sólo sea positiva a nuestro favor como seres humanos que crecen en la adversidad y la bonanza ininterrumpidamente hacia la luz y el amor, a pesar de los obstáculos en nuestros propios contextos sociales, nacionales, o planetarios.

Aunque ello tampoco debe significar una pasividad o una rendición ante lo desconocido y ofensivo, sino todo lo contrario, una actitud de pensamiento y acción independiente, fuerte, de libre albedrío, comprensión y en última instancia una actitud decidida de no avasallamiento ni estupidez ante los engaños de quienes detenten el poder, sean éstos de nuestra propia raza o extraños.

BibliografÍa

 

- Phillip Corso (Col. Ret.) (1997) and William J. Birnes, Pocket Books, The Day After Roswell .

- Zecharia Avon Books, 1990 EE.UU., Genesis Revisited.

- Bruce Rux Frog, 1996, Architects of the Underworld.

- Brinsley Le Poer Neville Spearman,The Sky People.

- Howard Blum, Back To U.F.O. Landing Strip Out There.

Jacques Vallé, Revelations.

- Lawrence Fawcett & Barry j Greenwood , The UFO Cover Up.

- Curtis Peebles, Watch the skies.

- Branton, Alan de Walton El libro de Dulce.

- Branton, Alan de Walton, El Proyecto Omega.

- Paul Bennewitz, Proyecto Beta.

- Paul Bennewitz, Document Aquarius.

- Michael Wolf , (1996) The Catchers of Heaven.

- The Advertiser, (1997) Adelaide , South Australia - Date: Monday 11th August Australia

 

Nota

Para verificación de credibilidad de los autores o personajes (según el standard de los EE.UU.), otros libros, otros autores, bibliografía relacionada y otros casos, dirigirse por favor a: www.ufomind.com

 

Proyecto Orión

1999/2000 Todos los derechos reservados

 

*****

 

CAPÍTULO II

LA HISTORIA CONOCIDA II

Proyectos Secretos [16]

El Área 51

ÍNDICE

 

 

El Área 51.

En medio del desierto de Nevada en los Estados Unidos se encuentra la ya famosa y mítica Área 51, llamada también Groom Lake, Watertown, Cuadrado Rojo o Dreamland.

Esta instalación militar se ha convertido en leyenda y en el blanco favorito de los ufólogos y curiosos debido a los innumerables testimonios y evidencias obtenidos por los investigadores, que demostrarían que en ese lugar se encuentra una de las tantas áreas cedidas por el gobierno norteamericano a seres de origen extraterrestre

Esta sesión estaría enmarcada en un convenio secreto de intercambio de tecnología y conocimientos, que, según nos relatan las historias, habría comenzado luego del final de la segunda guerra mundial y en el que participarían, además, otras superpotencias en mayor o menor grado, siendo Inglaterra y Estados Unidos los principales miembros del pacto secreto.

Cientos son las personas que afirman que en ese lugar, principalmente de noche, se pueden apreciar luces extrañas que despegan y aterrizan y que su comportamiento no se asemeja a ningún aparato volador convencional, y que más bien corresponderían a naves alienígenas que son capaces de romper toda la lógica aerodinámica conocida con toda clase de maniobras, giros y aceleraciones en vuelo imposibles de ser igualados por aparatos terrestres.

Descriptas como bolas de luz que flotan en el aire y alcanzan velocidades colosales en milésimas de segundos, existen muchas fotografías y filmaciones que avalarían los testimonios antes descriptos, no sólo de la existencia de estas extrañas aeronaves, sino también de la relación que existe entre el gobierno norteamericano y seres alienígenas.

Desde mediados de la década del cuarenta y hasta nuestros días se han registrado "oficialmente" los estrellamientos de más de cuarenta platillos voladores en diferentes regiones del planeta y especialmente en lugares apartados de Estados Unidos, y de éstos se habrían rescatado más de cien cadáveres de alienígenas, incluso algunos vivos.

En vista de lo anterior, es lógico que el gobierno norteamericano se viera en la obligación de establecer una o varias bases secretas destinadas única y exclusivamente a investigar tanto la tecnología como la fisiología orgánica de los extraños visitantes, apoyados por personal de elite en cada una de las operaciones de investigación, y comprometidos firmemente en la causa encubridora del gobierno.

El Proyecto Libro Azul, el MJ-12, los proyectos Sing y Grunge, habrían servido de cortinas de humo, que mantendrían ocupados a los investigadores, a la población, a ciertos sectores del ámbito político y científico que aceptaba la existencia de vida extraterrena con explicaciones poco claras y rebuscadas.

Mientras estos factores trataban de convencer que se trataba de acontecimientos lógicos y explicables, una fracción selecta de investigadores y científicos, más que nada militares, se ocupaba de investigar los extraños aparatos y seres que oficialmente no existían.

Como secreta que es -o era-, el Área 51 no aparece en ninguno de los mapas oficiales de los Estados Unidos, y sólo una vez fue mencionada como Área 51 (de ahí su famoso nombre) en un mapa del ejercito norteamericano realizado, con motivo de una visita oficial del presidente Jhon F. Kennedy a Nevad, aunque sus instalaciones son perfectamente visibles desde las montañas colindantes.

Sin embargo, oficialmente siempre se negó rotundamente su existencia, y no fue sino hasta que un satélite espía soviético envío un fotografía, donde claramente de apreciaba una base militar secreta a orillas de Groon Lake en el desierto de Nevada, que fue reconocida su existencia como instalación experimental norteamericana en 1994.

Permanentemente acosada desde entonces por ufólogos del mundo entero y convertida en la meca de la ufología, se encuentra altamente resguardada por personal militar que patrulla día y noche el sector, movilizados en jeep blancos fuertemente armados y con órdenes de disparar a matar a cualquier intruso que se acerque a los más de 10.000 Km2. por los cuales se extiende la Base.

Además, la zona se encuentra vigilada por cámaras de alta sensibilidad dotadas de dispositivos de visión nocturna, micrófonos de largo alcance y sensores de movimiento.

A pesar de contar con extrañas pistas de aterrizaje -donde se lee curiosamente "NOT FOR LANDING ", "NO ATERRIZAR"- todos los vuelos sobre esa zona están prohibidos, y los osados que lo han intentado han sido interceptados por cazas de combate o por los legendarios helicópteros negros (que siempre que se trata de un asunto de carácter ufológico hacen su misteriosa aparición) que vigilan el espacio aéreo y obligados a descender.

No son pocos los periodistas, ufólogos o simplemente curiosos que han sido capturados por los guardias que custodian el lugar y que han tenido que pagar altísimas multas, o penas de prisión en el peor de los casos, por estar escudriñando en un vasto y desolado paraje desértico, que aunque para el gobierno del país del norte no existía, irónicamente esta prohibido.

 

Robert Lazar.

Si la información que se desprendía de las investigaciones sobre los acontecimientos que ocurrían dentro del Área 51 parecía algo fantasiosa y poco probable, las especulaciones de los investigadores de todo el mundo se vieron corroboradas, al menos en parte, con la aparición pública de un científico, un físico para ser más exactos, en un programa de la televisión norteamericana, que ocultando su rostro afirmaba haber sido parte del equipo que trabajó en la base de máxima seguridad de Nellis, 130 Km. al norte de las Vegas, dentro del Área 51, en una sección llamada S-4, que reunía a un grupo de científicos cuya misión era la de analizar y duplicar los sistemas de propulsión de las naves que se encontraban en los hangares del Área 51.

En sus declaraciones se menciona la existencia al menos de nueve platillos voladores (los que él vio) que serían de origen extraterrestre.

Éstos estarían siendo desmantelados y algunos se encuentran en varios estados de despiece, construidos con otros elementos. Se les hacen pruebas de vuelo y están siendo analizados.

Algunos están intactos y funcionan perfectamente. Al menos, la mitad estarían operativos y el resto habrían sido desmantelados para analizar sus componentes.

Al principio él creía que se trataba de máquinas secretas diseñadas por la Fuerza Aérea, pero cuando inició los análisis de los aparatos se dio cuenta de que no se correspondían con nada visto en la Tierra y que el gobierno norteamericano pretendía aprovechar la tecnología que éstos ocultaban en proyectos supersecretos y que, incluso, existía una conexión entre el gobierno y los seres alienígenas, supuestos tripulantes de las naves, afirmando que en la base se encontraban varios de estos seres trabajando a la par con científicos y militares en otras secciones del lugar.

Luego de esta misteriosa aparición, en diciembre de 1989, este físico que desató una gran polémica mundial dio por fin la cara.

Se trataba de Robert Lazar, un destacado hombre de ciencia al cual se le comprobó su participación en proyectos militares de alta seguridad para la empresa Sandia asociada a los laboratorios militares norteamericanos en Nuevo México.

Después de que sus declaraciones sobre las actividades secretas en Nevada se hicieran públicas, Lazar comenzó a denunciar una política de amedrentamiento y acoso por parte de altos oficiales que tenían relación directa con el tema de Área 51.

En una ocasión declaró públicamente que lo que se pretendía, tras su expulsión de la base de Nellis, era no sólo desprestigiarlo públicamente, sino hacer desaparecer cualquier rastro de su pasado como científico y su labor en la sección S-4 dentro del Área 51, y más aún, como ciudadano norteamericano.

Efectivamente, sus credenciales del Instituto Tecnológico de Massachussets ( MIT ) y el Instituto Californiano de Tecnología (Cal Tech ), donde Lazar había cursado sus estudios, desaparecieron tras sus apariciones televisivas, y ha sido muy difícil establecer con certeza que es quien dice ser.

 

Los descubrimientos de Lazar.

Las descripciones que Robert Lazar hizo sobre la nave que analizó en su estadía en la base de Groom Lake es la siguiente:

Descripción del exterior .

La apariencia externa de la nave es de un tipo de metal de acero inoxidable sin pulir.

Cuando no está energizada, se posa en su vientre (su parte inferior) y no en las piernas que emergen de éste y forman un trípode.

En medio de la parte superior se encuentra la puerta de entrada que es apenas una porción inferior que se envuelve alrededor del labio del centro del disco.

Descripción del Interior.

El interior de la nave se divide en tres niveles. El nivel inferior es donde se localizan los tres "Amplificadores de Gravedad" y sus guías de onda.

El reactor está situado directamente sobre los tres amplificadores de gravedad en el nivel del centro y en medio de ellos.

Este nivel central también acoge los sistemas de control del disco y los asientos para los tripulantes, que por sus pequeñas dimensiones no ha sido diseñado para seres humanos adultos.

Las paredes del nivel del centro se dividen en paneles. Cuando el disco se energiza, uno de los paneles se vuelve transparente y se puede ver hacia el exterior como si se tratara de una ventana.

Todo el interior del disco esta fabricado de un material como la cera, y en él no se observa ningún borde en ángulo ni ninguna terminación en punta, pareciendo haber sido diseñado con algún proceso de inyección de aire sobre material derretido y luego enfriado.

Del tercer nivel no existe referencia. Lazar no estaba autorizado para entrar en él.

 

Sistema de Propulsión y el Elemento 115.

El reactor del disco opera con un combustible que no se encuentra en estado natural en la Tierra. Este combustible es altamente pesado e inestable, y se le conoce con el número atómico de "Elemento 115", no existiendo en nuestra tabla periódica, que solo acepta oficialmente hasta el elemento 112.

El elemento 115 tiene un propósito doble: Primero, es la fuente de una onda desconocida para los científicos de la Tierra, la onda de "Gravedad A".

En segundo lugar, es la fuente de la radiación "Antimateria" que se reacciona para proporcionar potencia.

Las emisiones de onda de la Gravedad A, provocadas por el núcleo del elemento 115, se extienden más allá del perímetro del átomo, y son amplificadas por los amplificadores de la nave, y enfocadas en un punto determinado para provocar una curvatura del espacio tiempo que permitiría dar un salto de un punto a otro del universo, donde ni el espacio ni el tiempo existirían, porque serían anulados por un campo gravitacional artificial comparable a un pequeño agujero negro.

Dentro del reactor, el Elemento 115 se transforma en el elemento 116, el cual es sumamente inestable y se aniquila inmediatamente después de la reacción antimateria.

La antimateria, en conjunto con la materia gaseosa desprendida, causa una reacción total de aniquilación, que transmuta el 100 % de la materia en energía, la cuál es convertida en energía eléctrica en un estado sólido por el generador termoeléctrico, el cual aprovecha el total de la materia en forma de energía electromagnética.

Es esta energía resultante del procesado la que se utiliza para amplificar la onda de Gravedad A.

Este tipo de propulsión es uno de los utilizado por la nave. En este modo, llamado Configuración Delta, es utilizado para recorrer distancias largas.

El tiempo y el espacio son curvados por los amplificadores de onda permitiendo recorrer distancias inimaginables en cuestión de segundos.

Para distancias más cortas, el disco cambiaría a la llamada Configuración Ómicron, utilizada cuando la nave viaja cerca de un cuerpo que propaga una fuente de gravedad muy grande, como es el caso de un planeta o una estrella.

Cuando se viaja cerca de una fuente de gravedad como la Tierra, la gravedad del disco se propaga hacia afuera, en sentido inverso, en un proceso controlado de cambio a la "Gravedad B", que aleja el disco del campo gravitacional causando la elevación del mismo.

 

Bibliografía y Fuentes.

- Texto " Programa : Ovnis Los Visitantes" La Red Canal de la Televisión Chilena 1999.

Proyecto Orión

1999-2000 Todos los derechos reservados.

 

 

CAPÍTULO III

LA HISTORIA VERDADERA

 

 

La escalofriante realidad del Área 51.

Estimado profesor Velmont: He leído en el website del Grupo Elron un informe sobre el Área 51, pero creo que la cuestión sobre lo que ocurre realmente en este lugar da para mucho más, por supuesto sin desmerecer los datos que han aportado, que de por sí me parecen poco menos que escalofriantes. Pienso que sería importante que hagan una sesión con los Maestros de Luz especialmente para profundizar sobre el tema. Los que nos ocupamos de develar los misterios que ocultan este tenebroso lugar se los agradeceremos.

Mark W.

 

RESPUESTA

Apreciado Mark: Hacía mucho tiempo que teníamos agendado hacer una sesión especialmente para ahondar en el tema del Área 51, pero por una razón o por otra tuvimos que posponerla. Tu sugerencia nos impulsó a hacerla, y los resultados fueron mejores que los esperados, ya que las revelaciones fueron sorprendentes.

Nada mejor, entonces, que directamente transcribirte los diálogos que hemos mantenido con nuestro Guía espiritual, el Maestro Ron Hubbard, en la sesión del 19/11/03.

 

Interlocutor: ¿Maestro Ron?

Ron Hubbard: Así es. ¿Cómo estás, Horacio?

Interlocutor: Bien, Maestro, con un enorme interés por esta sesión.

Ron Hubbard: Estoy con otras entidades espirituales, y precisamente recién terminamos de enviar mucha Luz a una zona de lo que ustedes llaman Medio Oriente, donde hubo muchos atentados. Estas noticias mañana aparecerán en los periódicos.

Interlocutor: ¡Qué mundo convulsionado el nuestro! Pero como se dice vulgarmente, "la comedia debe seguir". Aquí traigo preparado un arsenal de preguntas referentes al Área 51, que aunque algo ya hemos hablado me gustaría profundizar, porque hay mucha confusión sobre el tema. No dudo de que ustedes me lo han sugerido en mi cuerpo causal.

Ron Hubbard: Correcto. Puedes empezar las preguntas.

Interlocutor: Bien. Lo primero que quiero preguntar es sobre las construcciones subterráneas. Se habla de que hay muchos lugares en el planeta que están en combinación con el Área 51, por ejemplo en Argentina, Brasil, México, Perú, Puerto Rico, Antártida, etc.

Ron Hubbard: En los países que nombras hay bases extraterrestres, así como también en otras partes del mundo, pero no están en combinación con el Área 51.

Interlocutor: ¿Son bases extraterrestres independientes?

Ron Hubbard: Así es, e incluso los Estados Unidos no tiene conocimiento de su existencia. En este caso, cuando hablo de Estados Unidos me estoy refiriendo a estratos muy profundos del gobierno norteamericano, porque las agencias gubernamentales oficiales no saben nada de esto.

Interlocutor: Entiendo. ¿Pero no hay ningún país que esté en combinación con el Área 51?

Ron Hubbard: Sí, hay solamente dos: Puerto Rico y Rusia, y este último a través de una base que se encuentra en Siberia.

Interlocutor: ¿Rusia está en combinación con los mismos extraterrestres que Estados Unidos?

Ron Hubbard: Así es, son los mismos.

Interlocutor: ¿Siempre estamos hablando de estratos muy profundos?

Ron Hubbard: Así es. Reitero que a nivel oficial estas cosas se ignoran.

Interlocutor: ¿Los extraterrestres son los llamados "Grises"?

Ron Hubbard: Sí, pero han aparecido otras razas. Hay una llamada los Negros.

Interlocutor: ¿De dónde provienen?

Ron Hubbard: Provienen de una estrella llamada Albex.

Interlocutor: ¿A qué distancia se encuentra?

Ron Hubbard: Aproximadamente a mil años luz.

Interlocutor: Bastante alejada de nosotros, por lo que veo.

Ron Hubbard: Bastante alejada para nuestros patrones de medida, pero no para ellos.

Interlocutor: Entiendo. ¿Estos extraterrestres Negros están en combinación tanto con Rusia como con Estados Unidos?

Ron Hubbard: Así es. Hay una tercera raza que es muy similar a los Grises, pero cuya piel es un poco más oscura. Son directamente predadores. Tienen la mandíbula completamente salida, con los dientes a la vista, y menos cráneo que los Grises comunes.

Interlocutor: ¿Pertenecen al reino animal, como los Langar, de la Constelación de Arturo?

Ron Hubbard: No, son humanoides.

Interlocutor: ¿Cuántos tipos de Grises hay?

Ron Hubbard: Hay cuatro tipos de Grises. Y sumo una raza que denominaré los Predadores. A estos Predadores les han sacado fotos, que incluso circulan por la Red.

Interlocutor: A ver si entendí: hay siete razas de extraterrestres colaborando con Estados Unidos y Rusia, es decir, dos tipos de Negros, cuatro tipos de Grises y una sola raza de Predadores.

Ron Hubbard: Contando los Langar son ocho.

Interlocutor: ¿Y los antheanos? Me refiero a la raza que se accidentó en Roswell.

Ron Hubbard: A los antheanos los incluyo como uno de los tipo de Grises.

Interlocutor: Entiendo. ¿Algunas razas de extraterrestres colaboran entre sí o son todas independientes?

Ron Hubbard: No, no son todas independientes. Algunas están en combinación, pero la mayoría compiten. Además, los Langar, como tú ya sabes, fueron capturados y sometidos porque su nave se accidentó. Además, les extrajeron tecnología.

Interlocutor: ¿Qué lograron con esa tecnología?

Ron Hubbard: Lograron, por ejemplo, construir un escudo energético de protección.

Interlocutor: ¿Cuándo usted dice que les "extrajeron" a qué se refiere?

Ron Hubbard: Utilizo esa palabra porque los Langar nunca hubieran compartido voluntariamente con los terrestres esa tecnología.

Interlocutor: ¿Usted quiere decir que los forzaron a entregarla?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Entonces los Langar son prisioneros en el Área 51?

Ron Hubbard: Sí, pero en la actualidad quedan muy pocos ya que no se han reproducido.

Interlocutor: ¿En el Área 51 hay otros extraterrestres prisioneros además de los Langar?

Ron Hubbard: Sí, por supuesto.

Interlocutor: Me pregunto por qué sus compañeros no los han abducido a través de la teletransportación, que es una técnica que cualquier extraterrestre posee.

Ron Hubbard: La respuesta es muy sencilla. Como te acabo de decir, los norteamericanos han diseñado un escudo energético basándose en el que poseía la nave accidentada de los Langar y este escudo impide la teletransportación.

Interlocutor: ¿Este escudo sirve para todos los aparatos de teletransportación extraterrestres?

Ron Hubbard: Así es, sirve para cualquier aparato de teletransportación, cualquiera sea su origen. El sistema funciona a través de la transportación molecular, y ésta no se puede hacer si hay una barrera energética.

Interlocutor: Está claro. ¿Cuántos extraterrestres, contando todas las razas, hay en el Área 51? He leído que se calcula que hay alrededor de 18.000.

Ron Hubbard: No, tantos no hay. Habrá la décima parte, aproximadamente 1800.

Interlocutor: ¿Incluyendo todas las razas?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: En este momento recuerdo algo que quería preguntarle y que me olvidé de anotar: ¿A qué distancia se encuentra la nave de los extraterrestres que abducen mujeres en el caso que se ha dado en llamar "Las muertas de Juárez"?

Ron Hubbard: La nave se encuentra a unos ciento ochenta kilómetros de altura, distancia que es relativamente cerca.

Interlocutor: ¿Y los Estados Unidos no podrían llegar hasta ella?

Ron Hubbard: No, porque si mandaran algún misil, la nave cambiaría automáticamente de lugar y el proyectil pasaría de largo.

Interlocutor: Relacionado con este asunto de las muertas de Juárez le hago una pregunta hipotética: Si en ciudad Juárez fuera vox populi que los que están detrás de esos asesinatos son extraterrestres, ¿estos extraterrestres, al verse descubiertos, se irían? Lo pregunto porque por ahora están trabajando en el anonimato, ya que las autoridades le echan la culpa a la Mafia, a la misma Policía, e incluso a sectas satánicas.

Ron Hubbard: No, en absoluto, seguirían con sus actividades como si nada. Solamente se alborotaría el pueblo de Juárez, pues sus habitantes organizarían vigilancia durante las veinticuatro horas, creyendo que así podrían evitar los secuestros.

Interlocutor: ¿Les podría servir de algo?

Ron Hubbard: No, para nada. Cualquier cosa que hicieran, los extraterrestres simplemente lo desestimarían.

Interlocutor: El punto está aclarado. Continúo con el Área 51. ¿Este lugar tiene siete niveles como dicen algunos ufólogos?

Ron Hubbard: El dato es parcialmente correcto. La superficie en treinta años ha crecido muchísimo. El Área 51 se empezó a formar mucho después del accidente de la nave antheana en Roswell. Siete años después de este incidente se empezó a formar un área de ensayos, donde directamente competían contra los rusos. Esto fue en 1954. En 1958, Estados Unidos tenía un avión que no se podía detectar por radar. Este avión fue bautizado Ala Delta Negra. Es muy similar al del año actual, 2003, pero estamos hablando de 1958. Se le había incorporado un blindaje energético.

Interlocutor: ¿Ese blindaje era tecnología extraterrestre?

Ron Hubbard: Sí, se le había extraído a una nave Langar. Pero lo que ocurría era que la aleación de los metales de esos aviones no era compatible con la energía de las naves Langar, y entonces tenían una vida útil muy limitada.

Interlocutor: ¿Pocos años?

Ron Hubbard: No, estoy hablando de meses nada más. A los dos o tres meses el metal comenzaba a deteriorarse.

Interlocutor: ¡Qué curioso! Digo curioso porque me parece todo un despropósito construir máquinas tan costosas de tan poca duración. Hablando de tecnología extraterrestre, muchos me han preguntado cuáles artilugios que nosotros tenemos provienen de ellos y no de nuestros inventores. Pero primero quiero saber en concepto de qué, es decir, si esa tecnología se las hemos extraído a la fuerza o por intercambio.

Ron Hubbard: De ambas manera, pero la mayor parte directamente por intercambio. Hay un científico llamado Robert Lazar, que luego se ha peleado con sus superiores, que ha divulgado muchos secretos. Entre ellos, por ejemplo, que una raza de los Grises les han dado un campo antigravedad, donde las naves no precisan de motores atómicos ni de motores solares porque directamente se manejan utilizando la gravedad del planeta.

Interlocutor: ¿Es algo así como que se alejan o se acercan al planeta con las naves anulando o no ese campo gravitatorio?

Ron Hubbard: Correcto. Se manejan con redes antigravitacionales. Los aparatos son antigravitatorios y su combustible es la antimateria. Este combustible les fue dado por una de las razas de los Negros. Las dos razas de los Negros trabajan en cooperación con las cuatro razas de Grises.

Los científicos terrestres sabían, como cualquiera, que la gravedad atrae. Entonces, ellos tenían que encontrar un elemento donde la gravedad excluyera, es decir, hiciera el efecto de repulsión, y con la materia ordinaria eso no se podía lograr.

Ese elemento excluyente se lo proporcionaron los Negros, porque los Grises no querían dárselo.

Interlocutor: ¿Qué le proporcionaron los Negros? ¿Algún tipo de combustible?

Ron Hubbard: Los Negros le proporcionaron la fórmula para crear antimateria.

Interlocutor: ¿No es algo peligroso el contacto de la materia con la antimateria?

Ron Hubbard: Por supuesto que sí. Pero a la antimateria se la envuelve, por así decirlo, en cargas energéticas de protección, porque si la materia y la antimateria se tocaran, es decir, carga positiva y carga negativa, habría estallidos más grandes que las mismas explosiones atómicas.

Al aislar la materia de la antimateria a través de campos energéticos el resultado es que cualquiera puede manipularlas y no pasa nada.

Interlocutor: ¿Cómo utilizan esa antimateria?

Ron Hubbard: Esa antimateria la utilizan como combustible de los motores gravitatorios, creando un efecto de repulsión que es controlado por unos aparatos llamados "micronómetros", que son como rueditas que van girando y que abren las compuertas para que la antimateria haga su efecto.

De esta forma, las naves pueden desarrollar enormes velocidades a través de los nadis.

Esta información nunca ha sido dada y es toda una primicia.

Interlocutor: ¿Los nadis son aberturas dimensionales?

Ron Hubbard: No, son como líneas energéticas. Así como los seres humanos tienen nadis, el planeta también tiene nadis, y lo mismo el sistema solar y las galaxias. Es algo similar a una telaraña gigantesca, donde los hilos serían los nadis, que van creando campos de circunvalación.

Interlocutor: ¿Las aberturas dimensionales están donde se cruzan los nadis?

Ron Hubbard: Correcto, pero dejemos de lado por ahora las aberturas dimensionales y hablemos del tendido de los nadis como si fueran vías del ferrocarril.

Hay un nadis entre el Sol y Alfa Centauro. Entonces, como el campo gravitatorio del Sol es tremendamente fuerte, la nave puede aprovechar el sistema de repulsión para recorrer ese nadis a una velocidad tan grande como la de la luz y llegar hasta Alfa Centauro en poco tiempo.

Interlocutor: ¡Qué interesante! Bueno, la explicación ha quedado muy clara. ¿Los famosos helicópteros negros de que tanto hablan los ufólogos utilizan esta tecnología?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Es cierto, como dicen, que van a una velocidad mucho mayor que la normal y que los utilizan para recuperar naves extraterrestres accidentadas?

Ron Hubbard: No van a mayor velocidad que la normal porque el metal que utilizan es el duraluminio, que es el más duro que se ha logrado en la Tierra. El duraluminio es una mezcla de acero con plástico y no se ha dado a conocer aún. El material más duro que se ha dado a conocer es el titanio. El titanio es un material muy pesado y débil comparado con el material de construcción de la propia nave antheana que cayó en Roswell en 1947. El material de la nave antheana es más liviano que el aluminio.

Interlocutor: ¿Y respecto a que esos helicópteros los utilizan para recuperar naves accidentadas?

Ron Hubbard: La respuesta es que sí, los utilizan con esos fines.

Interlocutor: ¿Cuál otra tecnología proveyeron los extraterrestres?

Ron Hubbard: Hay un material nuevo descubierto en laboratorio por el científico que ya mencioné, Robert Lazar, con fórmulas provistas por una de las razas Negras, llamado "Elemento 115". Bueno, el Elemento 115, la antigravedad, la antimateria, todo esto ha sido desestimado como verdadero por los oficiales de inteligencia del Área 51. Dijeron que Lazar era un mitómano, que lo único que él buscaba era propaganda, cosa que no era cierto.

Interlocutor: Se habla de que hay muchos ufólogos que han investigado el Área 51 asesinados, así como que también fueron muertos muchos científicos que han estado en ese lugar y que han desertado para denunciar lo que vieron allí. ¿Qué hay de cierto en esto?

Ron Hubbard: Es verdad. En los últimos quince años, es decir, desde 1988 a 2003, hubo 84 asesinatos.

Interlocutor: ¿A algunos se los ha vuelto locos?

Ron Hubbard: En realidad no los han vuelto locos sino que los dejan parecidamente a un estado catatónico. Les han lanzado la misma energía que utilizan los extraterrestres para protegerse. Esta energía, enviada directamente al cerebro, derrite el decodificador.

Interlocutor: Siempre basándome en los informes que han salido a la luz, se dice que hay por lo menos tres millones de seres humanos que tienen chips implantados en su cuerpo para controlarlos.

Ron Hubbard: No, no llega a tres millones. Se calcula en un millón ochocientos mil más o menos. Pero esta cantidad no es nada si la comparamos con la de habitantes que hay en la actualidad en el planeta, es decir, siete mil doscientos millones.

Interlocutor: Las encuestas creo que hablan de seis mil millones.

Ron Hubbard: Esas encuestas no han tomado en cuenta los países pobres del centro de África, ni países de Asia. Tampoco tienen en cuenta a la India, que ha crecido muchísimo y hoy pasa de los mil millones de habitantes, y no son novecientos millones como creen.

Interlocutor: ¿Todos los que trabajan en el Área 51, e incluso los mismos extraterrestres, tienen implantados chips de control?

Ron Hubbard: El dato es correcto. Pero no necesariamente para controlarlos en su conducta sino para saber en todo momento dónde se encuentran.

Interlocutor: ¿Los extraterrestres ejercen ese control o esa vigilancia?

Ron Hubbard: No, porque son los propios terrestres, me refiero a los jerarcas de esos estratos profundos, como tú les llamas, los que controlan a sus empleados.

Interlocutor: ¿Usted me está diciendo que no son los extraterrestres los que controlan el Área 51 sino los propios terrestres?

Ron Hubbard: Así es. Se trata de un dato erróneo, porque los extraterrestres colaboradores, no gobiernan el Área 51.

Interlocutor: ¿Quiénes implantan esos chips?

Ron Hubbard: Una raza de los Negros y una raza de los Grises. Pero los propios Jerarcas terrestres están de acuerdo con esos implantes. Sospechan de todo el mundo y son más crueles y más perversos que los propios extraterrestres. Tienen amigos entre los extraterrestres y no tienen amigos entre los humanos.

Si por ejemplo un ayudante de un alto jerarca terrestre de estos estratos profundos -que ni siquiera el gobierno norteamericano piensa que existen- cae en desgracia por sospecharse de él, no vacilan en eliminarlo. Por eso digo que en el Área 51 los humanos no tienen amigos.

Interlocutor: ¿El presidente norteamericano Bush está al tanto?

Ron Hubbard: No, para nada.

Interlocutor: ¿Pero qué es, un títere?

Ron Hubbard: ¡Por supuesto!

Interlocutor: Apenas lo puedo creer. No quiero tener ningún malentendido con esto y por eso repito la pregunta: ¿Todos los que están en el Área 51 tienen implantes de control o vigilancia por orden de los terrestres o de los extraterrestres?

Ron Hubbard: Por orden de los extraterrestres no, sino por orden de los mismos terrestres. No son todos implantes para dominar, pues la mayoría son para saber dónde se encuentran, especialmente cuando salen del área, sea para visitar a sus familias, sea de vacaciones o en alguna misión. A través del chip pueden controlar fácilmente con una computadora en qué lugar se encuentran.

Interlocutor: ¿Algunos de los empleados del área o todos?

Ron Hubbard: Todos sin excepción. Incluso los propios jerarcas tienen un chip implantado para dar el ejemplo.

Interlocutor: Lo que usted me cuenta parece de una película de ciencia ficción.

Ron Hubbard: Imagínate que hay un empleado que desertó. Por computadora se lo puede ubicar aunque se haya escondido en el más recóndito lugar de Australia. Y por supuesto lo van a buscar y directamente lo eliminan.

Interlocutor: ¿Todos los empleados del Área 51 saben que tienen implantado un chip?

Ron Hubbard: Sí, porque la condición ineludible para que se les permita trabajar allí es el implante de un chip.

Interlocutor: ¿En qué lugar del cuerpo se lo ponen?

Ron Hubbard: Hay diversos lugares: en el occipital, dentro de las fosas nasales, en las muñecas, en el antebrazo. Depende de varios factores.

Interlocutor: Me pregunto la razón de que Robert Lazar no haya sido eliminado.

Ron Hubbard: Robert Lazar tiene la ventaja de que es una persona muy conocida y los jerarcas del Área 51 están evitando tener más mala propaganda. Digo más mala propaganda porque mala propaganda ya la tienen.

Interlocutor: Además, a Bob Lazar nadie le cree.

Ron Hubbard: Ésa es otra de las ventajas que tiene.

Interlocutor: Ahora quería preguntarle por el caso de Christa Milton, que en julio de 1987 fue abducida.

Ron Hubbard: Es un caso en el que están mezclados los jerarcas del Área 51 y la raza más cruel de los Grises, que es la que tiene la mayor tecnología.

Interlocutor: ¿Bajaron y se la llevaron o directamente la teletransportaron?

Ron Hubbard: Primero pensaron en llegar hasta ella y llevársela, pero como era una situación muy comprometida finalmente la teletransportaron.

Interlocutor: ¿A dónde la llevaron?

Ron Hubbard: La llevaron a una nave que se encontraba a una altura de unos dos Km.

Interlocutor: En el caso de las abducciones de las mujeres de Juárez, ¿las teletransportaron a una distancia de ciento ochenta kilómetros, es decir, hasta donde estaba la nave madre? Lo pregunto para saber a qué distancia funciona la teletransportación.

Ron Hubbard: No existe ningún problema con la teletransportación a esa distancia, pero en el caso de las mujeres de Juárez fueron teletransportadas primero a una nave que estaba a unos dos Km. de la Tierra y de allí las llevaron a la nave madre.

Interlocutor: ¿La teletransportación es simplemente desmaterialización y materialización?

Ron Hubbard: Sí, es eso. Desmaterializan las moléculas y esas moléculas son transportadas con un campo de energía.

Interlocutor: Y obviamente no desencarnan.

Ron Hubbard: No, no desencarnan, porque las moléculas están en la carne. La teletransportación es una transformación molecular a un campo de energía. Pero en el mundo espiritual, ese campo de energía no deja de ser físico. Entonces, la persona está viva. El espíritu sigue estando. En su 10 % el espíritu está en ese campo de energía que se dirige a la nave.

Digamos como que a ti te transforman en un haz de luz, y luego, a través de él, a la velocidad de la luz, llegas a una nave que está a varios kilómetros. A esa misma velocidad tu 10 % acompaña a ese haz de luz, porque para el espíritu no hay distancia. Cuando tú te reconstruyes otra vez en carne, sangre, huesos, piel, ahí está tu 10 %. Y sin siquiera darte cuenta de la desmaterialización y la materialización que has sufrido.

Interlocutor: ¿Es instantánea la teletransportación?

Ron Hubbard: Sí, porque a esa corta distancia la velocidad de la luz es prácticamente instantánea. Pero supongamos que la distancia fuera de aquí a Marte y tardaras seis minutos en llegar y reconstruirte. En esos seis minutos tu 10 % está consciente de que está vivo, está conciente de que es carne, piel, huesos, etc. Siente el tacto, siente todo, porque no se da cuenta de que está siendo transportado molecularmente a nivel lumínico.

Interlocutor: La explicación está clarísima, Maestro. ¿Pero por qué la abdujeron a Christa Milton?

Ron Hubbard: En principio le han hecho un implante cerebral para control y además le han hecho pruebas a nivel ginecológico.

Interlocutor: ¿Una biopsia?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: Lo que usted dice concuerda con lo que dijo esta mujer en el sentido de que después de la operación vio que de su vagina salía sangre, como si le hubiera llegado el período. ¿Pero por qué razón le hicieron esas pruebas?

Ron Hubbard: Estudiaron el ADN para ver si el óvulo era apto para ser fertilizado por un espermatozoide extraterrestre.

Interlocutor: ¿A través de una copulación normal?

Ron Hubbard: No, a través de la implantación de óvulos.

Interlocutor: ¿Lo hicieron?

Ron Hubbard: No, porque descubrieron que no era compatible.

Interlocutor: ¿Qué hubieran hecho con ella si hubiera sido compatible?

Ron Hubbard: Si hubiera sido compatible la hubieran embarazado y cuanto estuviera a punto de dar a luz la hubieran abducido nuevamente y le hubieran extraído la criatura. No se la hubieran dejado.

Interlocutor: Cómo hicieron muchas veces con otras mujeres.

Ron Hubbard: Por supuesto.

Interlocutor: ¿Y los médicos no hubieran podido descubrir en el feto algo extraño, fuera de los normal en los fetos humanos?

Ron Hubbard: No, porque no hay tanta diferencia en los embriones y en los fetos cuando están en formación. En un feto totalmente extraterrestre quizás sí, pero no sería el de este caso, que sería un feto mitad humano y mitad extraterrestre.

Interlocutor: ¿Con quién la iban a aparear? Me refiero a que con qué semen la iban a inseminar.

Ron Hubbard: Con el de uno de los Grises altos.

Interlocutor: ¿Estos Grises altos son los que abducen en los dormitorios?

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿Cuándo hablamos de estos Grises altos, estamos hablando de gigantes de dos metros?

Ron Hubbard: No, de apenas 1,70 m.

Interlocutor: Bueno, veo que son aproximadamente de la altura del humano medio.

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿La abdujeron al azar?

Ron Hubbard: No, previamente le hicieron estudios. Nunca eligen al azar.

Interlocutor: Lo que no entiendo es cómo le hicieron esos estudios.

Ron Hubbard: Hacen una lectura por rayo energético.

Interlocutor: ¿A distancia?

Ron Hubbard: Tal cual. Así como a ti pueden apuntarte con un arma que tenga rayo láser -esto lo habrás visto en muchos films de ciencia ficción-, a ella directamente le han dirigido un rayo energético que de regreso le va llevando información a una computadora.

Interlocutor: Es decir que lo pueden hacer desde mucha distancia.

Ron Hubbard: Por supuesto. En la computadora de la nave van apareciendo características de la persona, color de piel, grupo sanguíneo, surge todo.

Interlocutor: No entiendo, entonces, para qué la condujeron a la nave, ya que el resultado fue negativo.

Ron Hubbard: Necesitaron hacerle una biopsia para averiguar sobre su ADN, ya que eso no lo podían hacer con el rayo energético. Es realmente fantástico lo que pueden hacer con este aparato.

Interlocutor: Supongo que ahora esta tecnología también la tienen los terrestres en el Área 51.

Ron Hubbard: Así es. Te pueden apuntar con un aparato de ese tipo, que hasta pueden ser de curación, y el rayo pega en tu piel, rebota, vuelve otra vez a su fuente de origen, porque tiene una lectura doble, con información, y esa información se baja a una computadora y en la pantalla aparecen todos los datos, incluso hasta tu presión arterial y las enfermedades que tienes, diabetes, colesterol, leucemia, problemas en la orina, etc.

Interlocutor: ¡No me diga que hasta puede detectar la cantidad de glóbulos rojos!

Ron Hubbard: ¡Pues sí te lo digo! Te reitero que es una tecnología sorprendente.

Interlocutor: ¿Es lo que hacen también los extraterrestres que practican la vivisección con la mujeres infectadas de Juárez?

Ron Hubbard: No, porque en este caso directamente las abducen y los exámenes se los hacen en la nave, porque el ADN tampoco no lo pueden obtener con los aparatos que tienen.

Interlocutor: ¿Pero acaso no pueden saber de antemano si están infectadas o no antes de abducirlas?

Ron Hubbard: Sí, pero a ellos no les importa saber antes si la mujer que abducen está infectada o no. Lo averiguan después y no se preocupan si muere y posteriormente no la necesitan para experimentar. Simplemente la desechan.

Interlocutor: ¿Es decir que les resulta más cómodo abducirlas directamente sin hacer exámenes previos?

Ron Hubbard: Así es. Les importa poco o nada la vida humana.

Interlocutor: ¿Los cirujanos extraterrestres usan bisturís como nuestros cirujanos o tienen herramientas más sofisticadas?

Ron Hubbard: No, no son iguales a los bisturís de los cirujanos terrestres porque ellos, me refiero en este caso a los Grises altos, utilizan bisturís láser, que no precisan esterilización.

Interlocutor: Pero creo que aquí también tenemos bisturís láser.

Ron Hubbard: Sí, el sistema quirúrgico se llama "laparoscopia", pero se trata de aparatos grandes. En cambio el bisturí láser de los Grises altos es un micro aparato muy pequeño, un micro aparato, muy sofisticado.

Interlocutor: Esta mujer dijo que, cuando estaba en el quirófano, la operación la dirigía un Gris y que un cirujano humano colaboraba.

Ron Hubbard: Es correcto. Te comento que en estos momentos están dando por uno de los canales codificados una miniserie sobre la historia de los Grises desde el año 1047 hasta el 2000. Mírala si tienes oportunidad de hacerlo.

Interlocutor: ¿Es bastante real?

Ron Hubbard: Sí, se puede decir que sí.

Interlocutor: ¿Qué duración tiene?

Ron Hubbard: Doce horas.

Interlocutor: ¿Tanto?

Ron Hubbard: Sí, la están dando semanalmente. El canal se llama HBO Olé. El director es Steven Spielberg.

Interlocutor: Lo voy a tener en cuenta. ¿Los famosos "Hombres de Negro" son siempre terrestres y empleados del Área 51 o también hay extraterrestres?

Ron Hubbard: Son terrestres y empleados del Área 51 que trabajan con los Grises y una raza de los Negros.

Interlocutor: ¿Se disfrazan? Lo pregunto porque quienes se han topado con ellos los retratan como con trajes siempre oscuros, rostros pálidos, es decir, totalmente fuera de lo común.

Ron Hubbard: Todo lo contrario. Los Hombres de Negro tienen el aspecto de los hombres más comunes de la Tierra, precisamente para pasar desapercibidos.

Interlocutor: ¿Ese es su look ?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Pero quiénes son en realidad?

Ron Hubbard: Son simplemente colegas de los empleados que trabajan en el Área 51, pero pertenecen a distinto departamento. En realidad, todos los que trabajan en el Área 51 son "Hombres de Negro".

Interlocutor: Yo me refiero a los Hombres de Negro que visitan a personas en el exterior del Área 51 y los amedrentan. ¿También asesinan?

Ron Hubbard: ¡Por supuesto que asesinan! No solamente tienen la función de amedrentar. Si hay un desertor o alguien que está molestando demasiado con denuncias, simplemente envían a un Hombre de Negro a eliminarlo.

Interlocutor: Supongo que también los Hombres de Negro tienen chips implantados.

Ron Hubbard: Así es. Y fíjate la paradoja, ¡los mismos Hombres de Negro son prisioneros del Área 51!

Interlocutor: ¿Cuál es, entonces, la razón de que todos describen a los Hombres de Negro como seres más bien extraños, pálidos, tipo zombis, como si carecieran de alma?

Ron Hubbard: Eso forma parte de la mitología. Imagínate que su oficio es oculto, y mal lo podrían ocultar si hasta un niño podría detectarlos.

Interlocutor: Entiendo. Recuerdo que un autor inglés, cuyo seudónimo era Lobsang Rampa, en uno de sus libros, no recuerdo si en El Tercer ojo o el Médico del Tibet, o quizás en alguno posterior, hacía la acotación muy ilustrativa de que los "Hombres de Negro" podían vestir de cualquier color.

Ron Hubbard: Ese autor acertó. Nada que ver con el color negro. Ésos son los verdaderos Hombres de Negro. Pueden disfrazarse de un vulgar oficinista o de un almacenero de barrio. Por ejemplo, tú haces una reunión para dar una conferencia sobre Ovnis y un Hombre de Negro puede asistir y pasar desapercibido entre los asistentes.

Interlocutor: Entendí perfectamente. Ahora me surge una pregunta: ¿A nosotros, como Grupo Elron, nos tienen en cuenta los jerarcas del Área 51?

Ron Hubbard: Han reparado en ustedes. Pero ellos tienen en cuenta el resultado. Lo que a los jerarcas del Área 51 les molesta es que den detalles internos precisos, que no es el caso del Grupo Elron, ya que lo que ustedes dicen pueden ser tan creíble como lo que dice Robert Lazar.

Interlocutor: En buen romance, nos consideran inofensivos.

Ron Hubbard: Claro, y al no tener ustedes adeptos, ya que se manejan solamente por Internet, directamente no se preocupan.

Interlocutor: ¿Pero nos vigilan?

Ron Hubbard: Sí, pero se trata de una vigilancia mínima.

Interlocutor: Ya entendí. Esta mujer, Christa Milton, dice que vio animales vivos en enormes cajas y diversas razas de seres humanoides en contenedores transparentes, pero no pudo determinar si estaban vivos, muertos o en animación suspendida.

Ron Hubbard: Estaban en animación suspendida y en la nave madre. Hay por lo menos 35 ó 36 extraterrestres de distintas razas que han sido capturados para estudio. Y no es la única persona que vio eso.

Interlocutor: ¿En el Área 51 también hay algo así?

Ron Hubbard: No, en el Área 51 no. Estoy hablando de la nave madre de una de las razas de Grises.

Interlocutor: ¿En la misma nave en dónde le practicaron la biopsia?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, lo que ella vio no era del Área 51?

Ron Hubbard: No, estaba en el espacio, en una nave madre.

Interlocutor: Christa Tilton dice que vio Grises "como sin alma".

Ron Hubbard: Se confundió porque una de las razas de grises es mucho más inexpresiva que el resto.

Interlocutor: Ahora entiendo. Ella no sabía que se trataba de distintas razas y al hacer la comparación pensó que esos seres inexpresivos podrían ser algún tipo de humanoides autómatas.

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: Nada que ver entonces con robots..

Ron Hubbard: No, para nada. No tendría sentido que construyeran robots con aspecto humanoide. Algo así es propio nada más que de la ciencia ficción. Los robots que tienen son directamente máquinas con forma de máquinas, con ruedas y todas aquellas cosas que tienen las máquinas.

Interlocutor: Ahora querría preguntar. ¿Cómo está Jorge para seguir?

Ron Hubbard: Está realmente muy cansado por la cantidad de información que tuvo que filtrar. Fíjate que yo tuve que utilizar cuatro fuentes distintas para todo lo que he transmitido.

Interlocutor: Comprendo.

Ron Hubbard: Antes de que hagas las preguntas quiero aclarar que el territorio que comprende el Área 51 fue comenzado a edificar en 1954, pero recién en 1958 fue cuando se le dio el mayor impulso. Desde esta fecha hasta 1968 casi no creció, pues se dedicó más a experimentar con aviones antigravitatorios. Pero desde 1968 a 1998 ha crecido cinco veces. Incluso han cambiado las márgenes del río para poder edificar.

Interlocutor: ¿Se refiere al cauce del río?

Ron Hubbard: Así es. En 1968 había tres niveles subterráneos, en 1988 había siete y a partir de 1998, catorce.

Interlocutor: ¿Catorce niveles subterráneos? ¡Es sorprendente! Son casi 100 metros hacia abajo, calculando cinco metros por nivel.

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: En algún informe leí que había lugares donde la profundidad de las construcciones llegaba hasta más de dos mil metros. ¿Es un error?

Ron Hubbard: No, es real, pero se trata de enormes hangares donde se ocultan las naves madres. Incluso hay construcciones debajo de un lago. Pero no confundas este tipo de construcciones con las que sirven de oficinas, laboratorios, etc.

Interlocutor: Es realmente increíble. ¿Y por dónde se entra a esos hangares?

Ron Hubbard: Se entra por una especie de cueva oculta y custodiada por soldados fuertemente armados. Para acceder al interior hay que utilizar ascensores blindados con paredes de titanio, que van kilómetros hacia abajo.

Interlocutor: ¿Es cierto que hay transportes en esos lugares que van a una velocidad de Mach 2?

Ron Hubbard: Sí, perfectamente. Es tecnología usada solamente en el Área 51. Fuera de ahí no la conoce ni siquiera el presidente norteamericano.

Interlocutor: Es muy difícil para mí entender la razón de que algo tan monstruoso como el Área 51 no haya salido a la luz completamente. Lo digo porque los informes que rondan por ahí, sea mediante libros o por la Red, tienen origen más en especulaciones que en pruebas reales. Los investigadores se manejan solamente con conjeturas, recogiendo un dato aquí y otro dato allá.

Ron Hubbard: La respuesta es que tienen una fachada perfectamente montada: lo hacen figurar como un campo de prueba de los nuevos aviones. Allí, en efecto, fueron probados el Ala Delta Negro, el avión supersónico X-15, así como también el X-16, el X-17, también tanques blindados, lanzamiento de misiles, etc.

Interlocutor: Bueno, hay que reconocer que la fachada es perfecta, porque con esa excusa justifican el alejamiento por la fuerza armada de los curiosos.

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Hubo alguna batalla en Dulce entre terrestres y extraterrestres?

Ron Hubbard: Hubo una pequeña escaramuza, no batalla, entre una de las razas de Negros y una de las razas de Grises. No fue con terrestres.

Interlocutor: ¿Y entre los mismos terrestres?

Ron Hubbard: Si, hubo peleas entre los funcionarios del FBI que quisieron investigar y los Hombres de Negro, con varias muerte de por medio de ambos bandos.

Interlocutor: Uno de los que ha denunciado al Área 51 es Paul Bennewitz. Bien, William More colaboró con Berlitz en su libro El Experimento Filadelfia y se afirma que fue contratado por funcionarios del Área 51 para desacreditarlo y volverlo loco.

Ron Hubbard: Eso que dices es real, y también es real que lo han transformado en una persona paranoica. Una pregunta más porque el receptáculo está muy desestabilizado.

Interlocutor: ¿Thomas C. robó papeles de alta seguridad para denunciar lo que estaba sucediendo en el Área 51?

Ron Hubbard: Sí, esto también es verdad. Se sintió asqueado por los experimentos que se hacían en ese lugar con animales y especialmente con seres humanos.

Interlocutor: Esta persona dice que vio extraterrestres reptiloides.

Ron Hubbard: Es cierto, pero hay que aclarar que lo que vio no fueron extraterrestres reptiloides trabajando en el Área 51, sino extraterrestres cautivos para experimentos.

Interlocutor: Entiendo. ¿Qué le ocurrió a Thomas? Lo pregunto porque parece que Hombres de Negro lo fueron a buscar a su casa y se lo llevaron junto con su familia.

Ron Hubbard: Dos veces lo hicieron pasar por muerto, pero aún está vivo y prisionero en una de las dependencia del Área 51.

Interlocutor: ¿Sus familiares están muertos?

Ron Hubbard: En el caso de cinco científicos, incluyendo esta persona que mencionas, sus familiares están como rehenes en el Área 51 y les han puesto en la superficie dobles muy parecidos como sustitutos para que simulen ser sus familiares y nadie sospeche.

Interlocutor: Deduzco que es una forma de presión para que los científicos trabajen "voluntariamente" y no se escapen.

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿Pero no bastan los implantes?

Ron Hubbard: Es una cuestión psicológica-emocional. Yo, si estoy trabajando en el Área 51 y sé que mi familia está bien y feliz en la superficie, por más que tenga chips voy a estar más sereno y con la estima alta y entonces no seré tan sumiso ante ciertos hechos, llamémosle de lesa humanidad, y querré denunciarlos. En cambio, si sé que mi familia está retenida como rehén, mi autoestima estará completamente baja y en consecuencia obedeceré más fácilmente las órdenes que me den y aceptaré cualquier hecho que hiera mi moral.

Interlocutor: Las explicaciones están perfectamente claras. Para ir terminando la sesión quiero sacarme de encima algunas curiosidades: ¿Todos los Grises provienen del mismo planeta?

Ron Hubbard: No, todos provienen de planetas distintos. Tampoco los Negros provienen del mismo planeta, ya que son dos razas completamente diferentes.

Interlocutor: ¿Y con respecto a las alturas?

Ron Hubbard: Los antheanos, que los incluyo entre los Grises, miden entre 1,40 y 1,60 m. Hay otras razas de Grises que llegan hasta 1,75 m.

Interlocutor: Bueno, son más o menos de mi altura.

Ron Hubbard: Así es. Hay razas de Grises que miden alrededor de 1,20 m. nada más. Los Predadores, que también son Grises, miden entre 1.10 y 1,20 m. Los Negros también son distintos. Una de las razas, las que lograron la fórmula de la antimateria, son altos, pues llegan a medir hasta 1,80 m.

Los voy a dejar, pues el receptáculo está completamente desestabilizado. Toda mi Luz para ustedes.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

Bueno, aquí terminan los diálogos, y si bien aún faltarían aclarar muchos datos, algo que esperamos hacer en sucesivas sesiones, con lo hasta aquí relatado creo que queda bastante al descubierto lo que ocurre en el Área 51.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo. Horacio.

 

¿Qué tipo de experimentos se practican en el área 51?

Estimado profesor Velmont: Me dirijo a usted para solicitarle todos los informes que me pueda dar sobre el Área 51. Según se cuenta, esta base se construyó en la década del '60 y se utilizaría como construcción de naves experimentales teniendo algunas de ellas rasgos de Ovnis, no pareciendo que sea el hombre quien las haya construido, más allá de que la tecnología de la aviación esta muy avanzada. Hoy en día miles de testigos dicen ver naves que son desconocidas para nuestro planeta, acaparando cientos de turistas todos los años a la vigilia de estos avistamientos. Lo que no se sabe es si estas naves son extraterrestres o son naves secretas que el gobierno estadounidense prueba. Se sospecha que también en este lugar se están haciendo experimentos con extraterrestres. ¿Cuál es la verdad?

Xavier S.

 

RESPUESTA

Apreciado Javier: En el Área 51 se están haciendo muchos experimentos ocultos, tanto con aviones nuestros como con naves extraterrestres capturadas, tratando de sacarles sus secretos.

Hay muchas naves extraterrestres en este lugar, sea porque algunas se accidentaron o porque directamente han podido averiarlas con misiles especiales, logrados a partir de la tecnología de las naves caídas.

También tienen prisioneros a muchos extraterrestres y a algunos los torturan para extraerles secretos tecnológicos.

Son reales las filmaciones que se vieron en todo el mundo por los canales de televisión de la autopsia a un extraterrestre y de la tortura a la que era sometido otro extraterrestre.

Naturalmente, hay una campaña de confusión de las autoridades del Área 51, en la que colaboran los famosos "Hombres de Negro", que son empleados fanáticos que tienen la misión de disuadir a los testigos que quieren hablar sobre lo que vieron y que a dichas autoridades no les conviene que se sepa.

Cuando hablamos de "autoridades", nos estamos refiriendo funcionarios gubernamentales con tanto poder que el mismo presidente norteamericano está subordinado a ellos.

Con respecto a los experimentos que se realizan en el Área 51, nada mejor que transcribirte los diálogos telepáticos que hemos tenido sobre este asunto en la sesión del 15/11/02 con uno de nuestros Guías, Ron Hubbard, fundador, cuando estuvo encarnado, de Dianética y Cienciología.

 

Interlocutor: . Maestro, le voy a hacer una pregunta, pero de este modo: Si yo me transformo en alguien invisible y penetro en la denominada Área 51, en Estados Unidos, que es notoriamente el sitio más misterioso, oculto y custodiado de este país, al que sólo contadas personas pueden acceder, ¿que veré?

Ron Hubbard: En este momento [2002] no están haciendo experimentos, pero tienen muchísimos documentos guardados que contienen secretos extraterrestres.

Interlocutor: ¿Nada más que de extraterrestres?

Ron Hubbard: De extraterrestres y de investigaciones genéticas.

Interlocutor: ¿Estamos hablando de experimentos atroces?

Ron Hubbard: Siempre hay experimentos atroces. El ser humano tiene muy poco apego por la vida de los otros. Hay mucho apego sí, por la vida propia pero mucho desprecio por la vida del semejante.

Interlocutor: ¿Pero qué tipo de experimentos hacen?

Ron Hubbard: Se inoculan enfermedades nuevas en cobayos humanos de origen asiático. Son personas que han sido tomadas prisioneras de distintas guerras, como Vietnam, de la década del 60. Después de inocularles la enfermedad tratan de contrarrestarlas con vacunas o con algunos sueros.

Interlocutor: ¿Hacen algunos experimentos similares a los que hacían los nazis en la última guerra? Me refiero a que ponían a los prisioneros en heladeras para ver cuánto aguantaban el frío antes de morir u otros experimentos igualmente atroces, como atarles las piernas a una parturienta para ver lo que ocurría con el feto.

Ron Hubbard: No, ese tipo de experimentos tan básicos hoy no tendrían sentido. En la actualidad, los experimentos se reducen, por ejemplo, a inyectar una feromona al córtex del cerebro del hombre y de la mujer para saber hasta qué punto esto sirve para generar una atracción sexual entre ambos. Para ello, una vez inoculados, los ponen en habitaciones separadas tipo jaula.

Supongamos que las feromonas entre el hombre y la mujer tienen un 5 % y esta proporción actúa como para que se atraigan, se empiecen a acariciar y terminen apareándose. ¿Hasta aquí me entiendes?

Interlocutor: Sí, perfectamente.

Ron Hubbard: Bueno, ahora supón que le inyectas al córtex, que es la parte racional, un 80 % de feromona como para que duerma a la mente analítica y que todo sea reactivo. ¿Qué sucederá? Que a pesar de que están separados por rejas acometerán contra ellas para pasar las manos por los barrotes y acariciarse desesperadamente con tremendas ganas de poseerse uno al otro por el gran incentivo sexual que produjo la feromona.

Si los sacaran de las celdas separadas y los pusieran juntos en una habitación terminarían en un apareamiento feroz. Se van hasta morder para satisfacer el deseo sexual despertado.

Interlocutor: Me estoy acordando del apareamiento de los Lupus, los hombres-lobo, o lobisones como les llamamos aquí, que son completamente reactivos, siendo la Luna precisamente el restimulador.

Ron Hubbard: Exactamente, es algo similar. Fíjate que todas las razas reactivas se aparean de manera destructiva.

Interlocutor: Maestro, creo que su explicación es sumamente importante. ¿Podría hacer un pequeño resumen para que quede grabado y yo después lo pueda volcar al papel?

Ron Hubbard: Bien. Primero, algo para desconectar la mente analítica, porque la mente analítica está en el tejido del córtex.

Interlocutor: ¿Los investigadores saben algo de mente analítica, mente reactiva y engramas?

Ron Hubbard: No, no tienen ese conocimiento, pero saben que en el córtex está el raciocinio. No hablemos de que conocen a la mente analítica, pero sí conocen el raciocinio.

Interlocutor: Entiendo.

Ron Hubbard: No tomemos al ser humano como un ignorante total, máxime teniendo en cuenta los descubrimientos que ha hecho. Los investigadores saben que el córtex es el patrón del raciocinio, y saben que la amígdala es el patrón del impulso. No hablemos de mente impulsiva, hablemos de impulso, hablemos de instintos, si quieres.

Entonces, potencian la amígdala y bajan de nivel el córtex del hombre y de la mujer como para que sean todo impulso inyectándole feromona, pero en tremenda proporción.

El deseo sexual, en estas condiciones, llega a ser tan intenso, tan intenso, que cuando copulan, el apareamiento es tan destructivo como el de los famosos Lupus, llegándose a morder y a lastimar.

La mujer, por ejemplo, lo desgarra al hombre con sus uñas sacándole pedazos de piel y el hombre, a su vez, le llega a desgarrar a la mujer pedazos de labio. Y en el paroxismo del deseo sexual hasta puede llegar a matarla si en lugar de besarla y morderla en los labios la besa y la muerde en el cuello.

Interlocutor: ¿Estos experimentos solamente los hacen con asiáticos?

Ron Hubbard: Sí, solamente con asiáticos.

Interlocutor: ¿Estos cobayos humanos no intentan escapar? Me refiero a si tienen el suficiente raciocinio como para querer hacerlo.

Ron Hubbard: No, porque los mantienen drogados. Simplemente los alimentan para mantenerlos con vida. Sólo les quitan la droga cuando les van a inyectar la feromona. La razón de esto es que tienen que tener toda la atención puesta en el instinto sexual, cosa que no sucedería si están drogados.

Interlocutor: Verdaderamente lo que usted cuenta es tremendo. Además de este tipo de experimentos, ¿qué otra cosa vería? Le recuerdo que estamos imaginando que soy invisible y puedo recorrer sin que nadie me vea el Área 51.

Ron Hubbard: Bueno, ya sabes que hay naves extraterrestres.

Interlocutor: Me refería más bien a experimentos de tipo físico, como la cirugía. ¿Hacen vivisección con los seres humanos? Por vivisección estoy refiriéndome a experimentos quirúrgicos estando viva la persona.

Ron Hubbard: Han llegado a hacer ese tipo de experimento, aunque primero anestesiándolo para que la víctima no sienta dolor. A diversas personas les han levantado la tapa de los sesos dejando el cerebro al descubierto y haciendo acupuntura con distintos tipos de aguja y punzando en diversos lugares han logrado la insensibilidad de una mano. Luego le han cercenado un dedo para probar si fue efectiva la anestesia.

Interlocutor: ¿Estos experimentos son pan de todos los días en el Área 51?

Ron Hubbard: No se puede decir que son pan de todos los días, pero los han hecho.

Interlocutor: ¿En la actualidad solamente están haciendo el experimento mencionado con las feromonas?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: Los extraterrestres que están en el Área 51, ¿son voluntarios o están prisioneros?

Ron Hubbard: Hay una raza extraterrestre voluntaria que es bastante negativa porque ningún extraterrestre que esté en la Luz va a prestar su colaboración con quienes hacen experimentos tan inhumanos. Además, tiene que ser una raza analítica.

Fíjate por ejemplo en una raza malévola como son los Langar, que no es una raza analítica. Con ellos no podrías asociarte para asolar mundos, porque a ellos no les interesa asociarse. Ellos son depredadores naturales y entonces ¿para qué se van a asociar?. Ellos no precisan socios.

Pero hay otras razas bastante nefastas, como las de Orión 3, donde sí se prestan a ese tipo de cosas.

Interlocutor: ¿Usted me está diciendo que los extraterrestres de Orión 3 están en combinación con Estados Unidos, por los menos con quienes dirigen el Área 51?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Los seres humanos estamos preparados para entender la tecnología extraterrestre?

Ron Hubbard: Algún tipo de tecnología sí, pero no todas, por supuesto. Tienes que tener en cuenta, además, que aun los extraterrestres negativos son muy celosos de sus conocimientos y no los dicen.

Interlocutor: ¿Eso significa que, por ejemplo, aún no han logrado la teletransportación?

Ron Hubbard: En pequeña medida, sí.

Interlocutor: ¿Hacia dónde van los objetos que desaparecen?

Ron Hubbard: Se quedan en el mismo laboratorio, pues aparecen a una distancia de pocos metros.

Interlocutor: ¿Los extraterrestres que no son de Orión 3 son prisioneros?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: Deduzco que no son solamente prisioneros de los seres humanos sino también de los extraterrestres de Orión 3. ¿Es así?

Ron Hubbard: Por supuesto.

Interlocutor: ¿Cuántas razas habría prisioneras?

Ron Hubbard: Tres o cuatro.

Interlocutor: ¿Y la cantidad de individuos extraterrestres capturados?

Ron Hubbard: Alrededor de treinta.

Interlocutor: ¿Algunas de las razas prisioneras las conocemos?

Ron Hubbard: Sí, por ejemplo la antheana.

Interlocutor: ¿La misma raza del famoso incidente Roswell?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Y cómo puede ser que otra vez este tipo de extraterrestres fueran atrapados?

Ron Hubbard: No sólo se accidentó la nave que tu dices, sino que hubo otros accidentes de naves antheanas, porque tienen fallas de tipo electromecánico.

Interlocutor: ¿Todas las naves han caído coincidentemente en Estados Unidos?

Ron Hubbard: No, han caído en diversos lugares del mundo. Lo que sucede es que hay una combinación entre Estados Unidos y diversas naciones, como por ejemplo Rusia, que era un país con el que había una gran antinomia pero ahora son socios.

La nave espacial que cayó en Siberia ahora está en poder de Estados Unidos.

Interlocutor: Yo vi una película clandestina sobre este suceso, pero se afirmaba que era falsa.

Ron Hubbard: La filmación era verdadera.

Interlocutor: ¿En el Área 51 se utiliza la tortura física para extraerles secretos tecnológicos a los extraterrestres capturados?

Ron Hubbard: La tortura física y también la mental. Lo que no se dan cuenta los cretinos de Estados Unidos es que los pilotos extraterrestres no necesariamente tienen noción de los motores cuánticos y con la tortura no le van a poder extraer el conocimiento que no tienen.

Interlocutor: Obvio.

Ron Hubbard: Te mando la mejor de las vibraciones.

Interlocutor: Ha sido una sesión magnífica, Maestro, gracias y hasta luego.

 

Bueno, hasta aquí llegaron los diálogos. Espero que tus dudas hayan quedado despejadas.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Cómo se comunican entre sí los terrestres y extraterrestres en el Área 51?

Estimado profesor Velmont: Debido a la intensa actividad que tienen los terrestres con los extraterrestres, donde entenderse debe ser crucial, me pregunto, y le pregunto, si utilizan la telepatía o algún aparato. La verdad es que no logro imaginarme cómo lo hacen. Saludos.

Irene F.

 

RESPUESTA

Apreciada Irene: Es una intriga que yo también tenía y lo pregunté especialmente. Te transcribo la parte concerniente a ese tema (la sesión fue celebrada el 25/11/03).

 

Interlocutor: Veo que en "la Viña del Señor" he sido de todo. Maestro, no quiero detenerme en estas anécdotas ahora porque tengo agendadas muchas preguntas para hacer. Antes que nada, le pregunto algo que la vez pasada me quedó "en el tintero". ¿Cómo se comunican los extraterrestres con los terrestres, y viceversa, en el Área 51?

Ron Hubbard: Es algo muy sencillo. La mayoría de los seres extraterrestres -los científicos terrestres no lo hacen porque realmente no entienden el concepto de cómo hacerlo-, tienen una especie de aparato decodificador a través del cual se decodifican los impulsos mentales.

Es decir, yo, Ron, en este momento me estoy comunicando, mediante conceptos mentales, con el decodificador de mi receptáculo, que es Jorge Olguín, el 10 % de Johnakan. El decodificador de Jorge, que sería el decodificador cerebral de él, capta mis impulsos mentales, que sería el concepto espiritual, lo filtra y lo traduce al lenguaje español.

Bien. El decodificador mecánico, por así llamarlo, que son microchip que tienen algunos extraterrestres, capta la modulación de la voz, tanto de los terrestres como de los extraterrestres, mediante un pequeño radar -que es un adminículo que tiene menos de medio centímetro- y es tan potente como los más grandes radares de los aeropuertos terrestres.

Interlocutor: ¿Esos chips están incorporados al cuerpo o son exteriores?

Ron Hubbard: Están afuera del cuerpo, porque no tienen nada que ver con los chips de control. Los chips que se ponen en la piel son solamente para poder ser ubicados en cada momento. Estos son chips externos. Son directamente traductores.

Interlocutor: ¿Hay alguna forma fácil de que me explique el funcionamiento como para que yo lo pueda entender?

Ron Hubbard: El funcionamiento es muy sencillo. Traducen los conceptos mentales sumados al módulo de voz -porque con el módulo de voz también copian cómo está anímicamente la persona-, y a los impulsos mentales, y entonces hacen de traductor universal.

Interlocutor: La verdad es que suena muy fantasioso.

Ron Hubbard: Puede ser muy fantasioso, pero sin embargo es algo muy real y en cierta forma también muy sencillo.

Interlocutor: ¿La traducción aparece en alguna pantalla como la de la computadora o de un televisor?

Ron Hubbard: No, son entendidos directamente.

Interlocutor: ¿Cómo "entendidos directamente"?

Ron Hubbard: Espera que el decodificador de Jorge traduzca el concepto. Hay locutores, en distintos programas de lo que ustedes llaman televisión, que se ponen sobre el oído y la boca auriculares con micrófono incorporado. Ellos, me refiero a terrestres y extraterrestres, eso es lo que tienen, auriculares similares y directamente escuchan la traducción, la cual es perfectamente entendible.

Interlocutor: ¿Sería algo similar al traductor que siempre está en las entrevistas de prensa cuando el entrevistado no conoce el idioma?

Ron Hubbard: Sí, es algo así, sólo que aquí no hay una persona que traduzca sino es directamente una máquina.

Interlocutor: Ahora está perfectamente claro. ¿Si yo me pusiera ese aparato de inmediato y automáticamente entendería lo que me dice un extraterrestre y podría dialogar con él sin ninguna preparación previa?

Ron Hubbard: Es así tal cual, porque la voz que tú emites por el micrófono incorporado en el auricular llega al receptor que el extraterrestre tiene en su oído y viceversa, traducción mediante. Es como si tú ahora hablaras con un alemán y en medio de la línea hubiera un decodificador mecánico que tradujera la conversación, tanto del español al alemán como del alemán al español.

Interlocutor: Para mí realmente es algo fabuloso.

Ron Hubbard: No es tan fabuloso. En todo caso es tan fabuloso como aquellos que mediante la física cuántica pueden viajar por el tiempo.

Interlocutor: ¿Quién inventó algo así? ¿Los Grises altos o los Negros?

Ron Hubbard: Esto ha sido inventado en distintos lugares del Cosmos en distintas épocas al mismo tiempo. No ha habido un solo mundo donde se ha inventado. Tú de repente viajas a un mundo que se encuentra a mil años luz y verás pinturas similares a las de aquí, y no es una casualidad sino una causalidad.

Esto ocurre porque si un pintor renacentista encarna a mil años luz, esa conciencia que tiene de eones hace que pinte como lo hacía aquí.

Interlocutor: ¿Y si encarnó en una planta?

Ron Hubbard: Su pintura tendrá una belleza vegetal.

Interlocutor: Entendí perfectamente. Doy por terminado el tema.

 

¿Los extraterrestres del Área 51 se adaptaron a la atmósfera terrestre?

Estimado profesor Velmont: Tengo una intriga respecto al personal que trabaja en el Área 51, tanto terrestres como extraterrestres. En principio quisiera saber si siempre son los mismos o han sido sustituidos. Además, me intriga saber si los extraterrestres que están trabajando con los humanos ya se han adaptado al medio ambiente que los rodea o tienen que tener ciertos aditamentos adheridos a su cuerpo.

Juan M.

 

RESPUESTA

Apreciado Juan: La pregunta es muy interesante y lo consulté en la sesión del 24/8/04, justo al final y cuando el receptáculo ya estaba completamente agotado. Nada mejor que transcribirte los diálogos porque aclara perfectamente la cuestión, además de brindar otros datos de interés.

 

Ron Hubbard:.Haz una pregunta más porque si hay mucha energía de canalización y puede producirle problemas estomacales a mi receptáculo.

Interlocutor: Bien, aquí un consultante me pregunta si los extraterrestres que están trabajando en el Área 51 con los humanos ya se han adaptado al medio ambiente de la Tierra. También me pregunta sobre el tiempo de vida de los extraterrestres.

Ron Hubbard: Los extraterrestres son renovados, no son siempre los mismos. Vienen unos y luego se van y vienen otros. Y en cuanto al personal terrestre del Área 51 también se han jubilado y han entrado nuevos de aproximadamente veinte años, que los han aleccionado. No es que siguen los mismos que estaban en 1950.

Interlocutor: Entiendo. ¿Y en cuanto a la duración de la vida? ¿Cuándo dura por ejemplo un extraterrestre de los Grises?

Ron Hubbard: Hay Grises que viven un promedio de cincuenta años y otros, los Grises altos, llegan hasta doscientos cincuenta años terrestres, porque no todos tienen el mismo ADN.

Interlocutor: ¿Todos o algunos se han adaptado a la atmósfera terrestre?

Ron Hubbard: Ninguno se ha adaptado porque no pueden cambiar la cadena de ADN.

Interlocutor: ¿Y cómo lo han solucionado?

Ron Hubbard: Están adaptados a nosotros en cuanto a presión atmosférica. Nosotros tenemos sobre la superficie de la Tierra una presión atmosférica 1, siendo que en Venus, que es el segundo planeta del Sistema Solar, tiene 90 atmósferas de presión. Bueno, los habitantes de la mayoría de los mundos en todo el universo están acostumbrados a la misma presión existente en la Tierra. Puede haber 1.2 o 0,80 atmósferas, por ejemplo, pero ronda más o menos en esta cantidad. Entonces pueden estar sin trajes especiales..

Interlocutor: ¿Sólo por algún tiempo?

Ron Hubbard: No, en forma permanente, pero se ponen filtros.

Interlocutor: ¿Andan constantemente con una mascarilla en la nariz?

Ron Hubbard: No, porque son filtros tan estilizados que caben dentro de las fosas nasales y no se notan para nada.

Interlocutor: ¿Cómo dos tubitos?

Ron Hubbard: Claro. Tú el día de mañana puedes ir a un planeta donde haya la misma presión que en la Tierra y donde se respire gas metano, que para ti sería mortal, y entonces utilizas estos filtros y solucionas el problema porque podrías filtrar oxígeno. El receptáculo está agotado. Los dejo con toda mi Luz.

Interlocutor: El punto está aclarado. Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.
 

[1] Extractado de un Informe realizado por Juan Carlos Pantoja.

[2] Nota de Horacio Velmont : Se trata de un error, porque en esos países o lugares, si bien hay bases extraterrestres, son autónomas y totalmente desconocidas para los funcionarios del Área 51.

[3] Nota de Horacio Velmont : El dato es real, esos documentos fueron efectivamente sustraídos de la Base de Dulce por Thomas C.

[4] Nota de Horacio Velmont : En 2003, fecha en que fue escrito este informe por el suscripto, Thomas se encontraba prisionero junto con su familia en dependencias del Área 51.

[5] Nota de Horacio Velmont : Esta cantidad probablemente se trate de un error tipográfico, ya que los extraterrestres no pasan de los 1800 (2003).

[6] Nota de Horacio Velmont : Los reptiloides que vio Thomas no eran terrestres que colaboraban con el Área 51 sino que estaban cautivos para experimentos.

[7] Nota de Horacio Velmont : Actualmente hay 14 niveles, llegando la profundidad de la construcción a más de 90 metros.

[8] Nota de Horacio Velmont : Esto ocurre solamente en las películas de ciencia ficción, porque el alma (Thetán) es siempre dueña absoluta de su cuerpo físico y no puede ser desalojada de él ni aun con su propio consentimiento.

[9] Nota de Horacio Velmont : Efectivamente, ése es el rol de los llamados "helicópteros negros".

[10] Nota de Horacio Velmont : A Christa Tilton le practicaron una biopsia para analizar su ADN y ver si era compatible con el de uno de los Grises, con cuyo semen iba ser inseminada. La comprobación fue negativa.

[11] Nota de Horacio Velmont : Lo que vio Christa Tilton fueron extraterrestres de diversas razas que los Grises tenían cautivos en animación suspendida para futuros experimentos.

[12] Nota de Horacio Velmont : Los Grises que vio Crhista Tilton son un tipo de extraterrestres facialmente inexpresivos. Esta circunstancia, desconocida para ella, la llevó a interpretar erróneamente que no tenían alma o individualidad..

[13] Nota de Horacio Velmont : Hay cuatro tipo de Grises colaborando en el Área 51, siendo los más altos los que tienen mayor tecnología. Ellos son los que abducen en los dormitorios, y por eso se los llama "Visitantes de dormitorio".

[14] Nota de Horacio Velmont : Esta declaración de Moore es verdad.

[15] Nota de Horacio Velmont : Esto es exactamente así.

[16] Extractado de un informe de Rodrigo Espinoza H.