El  Estoicismo

                                                 por  Jorge Raúl Olguín.

                   El estoicismo  es una corriente filosófica  creada  por un mercader fenicio llamado  Zenón de Citio    (335 - 264  a.C.)
La misma no consiste en satisfacer la curiosidad de  los  sabios,   sino en  tratar  de  llegar  a  captar el conocimiento de la virtud y su enseñanza,  mediante  el ejercicio  de  la misma.  Los estoicos  definían  como   virtudes a las  tres  principales  divisiones  de  la  filosofía  corriente  de  aquella  época: la lógica, la física y la ética. Sostenían que la virtud en sí  y  la aceptación  de  la adversidad eran el medio de lograr la felicidad.  Admitían la   existencia  del  alma,  pero  de  forma  corpórea,  material.  Decían  que  no  podían  explicar  su influencia  sin esa cualidad.  El  mismo  Platón  había escrito:  "Un ser es lo que tiene poder de  actuar o ser actuado"  y los estoicos agregaban:  "Y la acción sin contacto es inconcebible. Todo lo que existe  es capaz de obrar,  de actuar  y de  ser accionado".  En  lo  que  se  refiere  al alma humana, el estoicismo  la interpreta  como una cualidad de la mayor pureza e intensidad, pero concebida  como sutil corriente  de aire  o gas  (pneuma).