CAPÍTULO 

SESIÓN  DEL  14/6/97

 

Médium: Jorge R. Olguín

Interlocutor: Horacio Velmont

Entidad que se presentó a dialogar: Johnakan Ur-el  (Juan Zebedeo).

 

 

Interlocutor: Estamos listos para comenzar...

Johnakan: Soy Johnakan Ur-el y estoy nuevamente con ustedes para contestar algunas de las preguntas que quedaron pendientes en la última sesión.

Interlocutor: Yo tengo hechas a máquina una serie de preguntas. ¿Ustedes pueden usar la telepatía para conocerlas?

Johnakan: La telepatía está limitada a la comunicación y solo se puede llevar a cabo si las partes “abren su mente” y permiten el intercambio de ideas.

Estamos pendientes de las cosas que hacen en vuestro plano, pero no nos metemos en lo que no nos importa. Ayudar no significa inmiscuirse.

Interlocutor: ¿Siempre están cerca nuestro las entidades de Luz?

Johnakan: No en todos los casos. Podemos estar en misión en distintos lugares y no siempre llegar a tiempo a determinada emergencia espiritual.

Debes saber que son muchos más los espíritus del error que las entidades de Luz y es imposible que orientemos a todos aquellos que están desesperanzados.

Tú eres importante para nosotros, todos son importantes para nosotros y les prestamos la misma atención que a tí. Mas en el caso de optar entre dos personas que precisen ayuda, elegimos al caso que consideramos más grave.

Interlocutor: Es una enorme responsabilidad.

Johnakan: Sí, pero lo tomamos como una bonificación. Recuerda que en nuestro plano, el único goce es el Servicio.

Puedes hacer las preguntas.

Interlocutor: Bueno, comienzo. Mi guía personal del destino, cuando estaba con otro médium, era Urgerón, una entidad perteneciente al reino dévico...

Johnakan: Hay una nueva entidad que actuará como tu guía. En estos momentos está siendo instruído - para utilizar una palabra terrenal - al respecto, junto con tu thetán.

Interlocutor: ¿A qué se debe el cambio?

Johnakan: A que estás por emprender una nueva misión. Y tu nuevo guía es el más indicado para orientarte en este nuevo emprendimiento espiritual. Ten en cuenta que, si tienes éxito en el camino a recorrer (que será arduo), tu thetán puede ascender de nivel. Por el contrario, la persona que actúa con egoísmo “empalidece” a su thetán y lo hace trastabillar.

Interlocutor: ¿Nosotros podemos hacer eso? ¿Podemos influenciar a nuestro thetán?

Johnakan: Sí, porque ese thetán al que te refieres no dejas de ser tú mismo. El thetán es el alma: un 10% está en tu parte encarnada y el otro 90% se encuentra en su plano espiritual. Pero ambos son uno.

Puedes contagiarle ansias de poder, soberbia y, aunque esté en un nivel de vibración elevado, puede descender a un nivel inferior, contaminado por la conducta de la parte encarnada.

Es importante aclarar que si un espíritu desciende de nivel, no lo hace por que sea erradicado del mismo, sino porque al ser su vibración más densa, automáticamente se le hace incompatible ese plano.

Interlocutor: Si el thetán desciende de nivel, estando su 10 % encarnado... ¿qué sucede con esa persona?

Johnakan: Si el thetán desciende de nivel por conducta egoísta de la persona encarnada, la parte física genera un enorme karma y, prácticamente, es muy difícil que en esa vida, la persona revierta su destino.

Interlocutor: O sea, llevaría el karma a otra encarnación.

Johnakan: Así es.

Interlocutor: Y cuando el thetán sube de nivel porque la persona realizó obras altruistas... ¿Qué sucede con la parte encarnada?

Johnakan: Si eleva su vibración por obras del plano físico, la recompensa viene por añadidura, pues al carecer de ego, vive para brindar servicio y los caminos de esa persona mejoran notablemente.

Interlocutor: Desearía hacer algunas preguntas con respecto a distintas terapias.

Johnakan: Está bien.

Interlocutor: En Cienciología, nosotros tenemos un grado o nivel máximo que se denomina O.T. 15, es decir Thetán Operante 15. [1]

Tu receptáculo... ¿Qué grado tiene?

Johnakan: Es un thetán operante 14. 

Interlocutor: Está cerca del nivel máximo.

Johnakan: Sí, pero como dicen en el plano físico: aún tiene mucho camino por recorrer. Supongamos que desde el O.T. 1 al O.T. 14 haya 10 sub niveles por grado, o sea, en total 140 sub niveles. Pues bien, del O.T. 14 al O.T. 15 hay 20 sub niveles. 

Es decir que el salto para llegar del grado 14 al 15 es mayor que cualquiera de los anteriores grados de O.T. 

La pauta de lo elevado que es el grado 15lo da el hecho de que el propio Maestro Jesús, cuando estuvo encarnado, y aún teniendo la Energía Crística iluminándolo, era un O.T. 14. 

Interlocutor: Este dato lo tenía equivocado, pues creía que el Maestro Jesús era un O.T. 15.

Johnakan: No, fue un O.T. 14 durante casi toda su encarnación. Alcanzó el grado máximo de Thetán Operante entre el capítulo de la última cena de su encarnación y su oración en el huerto de los olivos, en Getsemaní. 

Interlocutor: Esto ha quedado aclarado. La siguiente pregunta es: ¿Qué relación tiene la parapsicología con todo lo que estamos haciendo?

Johnakan: La verdadera parapsicología es la que estudia los fenómenos aparentemente paranormales. Nosotros sabemos que los fenómenos paranormales tienen una explicación concreta. Entonces, una parapsicología bien aplicada, que abarca tantas materias, necesariamente debe incluir el estudio de los diversos universos suprafísicos. 

Esa parapsicología estaría en condiciones de explicar, de alguna manera, el mundo espiritual y angélico. Gracias al nuevo conocimiento que se está teniendo de la mediumnidad, ustedes podrían aportar una orientación a todas las personas que quieran ser ayudadas. 

Interlocutor: ¿Debo entender, entonces, que el camino que está siguiendo este receptáculo respecto a interiorizarse más en la mediumnidad es correcto? 

Johnakan: Todo camino cuya meta es el Servicio es correcto en un 100 %.La sabiduría es importante, porque el hombre es sabio cuando reconoce que el verdadero camino hacia la Luz solo se recorre al dar Amor. Pero también es importante el conocimiento, porque el mismo puede darle a la persona un panorama más amplio de los temas a tocar, tanto en el arte de la filosofía como en cualquiera de las ramas psicológicas modernas. Con el estudio se pueden ejercitar en dialéctica, pueden ejercer el raciocinio, la lógica, y también debatir en temas que, quizás antes ignorasen. 

Interlocutor: ¿Es decir que sabiduría y conocimiento se complementan?

Johnakan: Exacto. El conocimiento se adquiere de factores externos. La sabiduría se toma del espíritu y enseña a ser mejor ser humano. 

Hay infinidad de personas que poseen un gran conocimiento, pero tienen una enorme dosis de soberbia y pedantería. Hay otras, en cambio, que pueden ser llamadas ignorantes por aquellos pseudo-literatos y tienen un altruísmo enorme. 

Sabemos que hay personas que se jactan de lo que saben y no se dan cuenta que todo conocimiento que no se usa para Servicio es estéril. 

Interlocutor: ¿Me convendría leer algo sobre parapsicología? Lo pregunto porque es una materia en la cual he incursionado poco y nada, principalmente en el estudio del mundo espiritual. 

Johnakan: Eso puedes resolverlo tú mismo, al razonar que todo conocimiento debe ser aplicado para el Bien. 

Interlocutor: Otra cosa que quería señalar es que la mayoría de las cosas que se dicen con respecto al rol del ego y a los distintos engramas que el mismo ocasiona, yo le encuentro el basamento científico en Cienciología. ¿No es, entonces, la base de la misión espiritual, los descubrimientos de Ron Hubbard, plasmados en Dianética y Cienciología?

Johnakan: Te respondo no, si las tomas como única salida. Pero estas terapias pueden apoyar y apuntalar a la verdadera base de la misión, que es la terapia basada en la psicología transpersonal, llamada Psicointegración

Interlocutor: ¿Cuál es la razón fundamental para darle tanta importancia?

Johnakan: La razón es que esta nueva terapia ayuda a integrar los distintos egos que posee el ser humano y que son, junto con la ignorancia, la razón del sufrimiento. Esta terapia está siendo gestada por mi receptáculo y fue aprobada por los Maestros Superiores, como el Maestro Jesús, el Maestro Siddharta Gautama y otros, cuyo conocimiento del alma humana avalan esta iniciativa. 

Interlocutor: Aquí... ¿Podemos brindar cursos sobre esta terapia de integración del ego?

Johnakan: Sí, mi receptáculo tiene la hermosa responsabilidad de difundir el tema. 

Interlocutor: ¿Es importante que también se difundan algunos libros que nosotros creemos importantes para el desarrollo de la espiritualidad, como por ejemplo los dictados por el Tibetano - Djwal Khul - a Alice A. Bailey?

Johnakan: Hay algunas obras literarias para tener en cuenta, pero la mayoría no tiene en claro las distintas categorías espirituales y solo pueden confundir a aquellos que buscan el camino hacia la Luz. Algunos libros lo ubican al Maestro Jesús en una categoría muy por debajo de otros maestros que, con todo respeto, no han hecho ni la centésima parte de mérito que el“Maestro del Amor”. 

Interlocutor: ¿Tiene algún valor el hecho de que discutamos entre nosotros los libros que, se supone, debemos leer?

Johnakan: Totalmente. Y no sólo pueden hablar de libros. Es conveniente que entre ustedes hablen de todos los temas espirituales, incluso pueden realizar alguna crítica si la misma es constructiva. Su tiempo es válido y debe ser bien aprovechado. 

Por ejemplo, si alguien está leyendo un libro sobre Dianética, el que esté más preparado en el tema puede indicarle los items donde debe hacer mayor hincapié para aprovechar al máximo la lectura y el tiempo disponible. 

Interlocutor: Volviendo al tema de la terapia de integración del ego, quisiera insistir en el hecho de que Dianética y Cienciología son las únicas ciencias que explican lo que es un engrama. Y si ustedes hablan de que nuestro grupo es un destructor de engramas individuales, familiares, raciales, e incluso planetario, ¿qué mejor que estas ciencias para interiorizarse sobre el tema?

Johnakan: Dianética y Cienciología pueden resolver los conflictos sacando engramas que modifican el comportamiento y eso está bien, pues los engramas son los responsables de que la persona sea dominada por los impulsos. Pero la técnica no alcanza a integrar los distintos yoes que produce el ego. Y la persona en cuestión va a generar otros sentimientos, como el rencor, la ira y otros más sutiles, como la susceptibilidad. Va a ser gobernada por distintos estados de ánimo, se va a transformar en un ser ciclotímico, a veces cariñoso, a veces agresivo. Los yoes tienden a causar estragos en el estado de ánimo de la persona, haciéndola por momentos comunicativa, por momentos introvertida. La Psicointegración ordena los distintos yoes, logrando que el Yo Superiortenga el control de los actos. 

Interlocutor: Por lo tanto, resolver los engramas es solo una parte de la terapia.

Johnakan: Hay personas que no tienen tantos engramas y pueden llegar a sufrir más que otras personas que están llenas de engramas. ¿Por qué sucede eso? 

La terapia de integración lo explica: una persona puede estar clear o sea, libre de engramas y, sin embargo, tener conflictos internos. Los conflictos se generarían por los diversos egos que tratan de competir unos con los otros, haciendo que la persona entre en una crisis total. Los egos asumen diversos roles: el rol de egoísta es el principal; el rol de pobre de mí, donde se transfiere un complejo de culpa al otro; el rol de inquisidor, donde se busca manipular al semejante, etc. 

Entonces, aún cuando un ser encarnado tenga más engramas que otro, puede haber evolucionado más que aquel que tiene menos engramas

La verdadera inteligencia es aquella que integra los distintos egos y así no permite que la mente reactiva, sea capaz de generar más engramas.

Sabemos que el tejido neuronal es un receptáculo de la verdadera inteligencia, que es la inteligencia del espíritu. 

Ninguna de estas explicaciones la brinda a fondo una terapia en particular, sino una suma de distintas terapias. 

Interlocutor: Estoy completamente de acuerdo con lo que dice. Pero lo que yo quería señalar es que, por lo menos, elementalmente, habría que saber algo de Dianética y también de Psicointegración. Si vamos a ser un grupo que trate de eliminar los engramas e integrar los egos de aquellos que arrastran conflictos, supongo que deberíamos saber bien lo que dicen estas ciencias respecto al tema. 

Johnakan: Es imprescindible que tengan, no una pequeña base, sino una gran base de lo que son los engramas y que todo el mundo, en un futuro pueda, de alguna manera, revertir los suyos. Y que cada uno sea su propio auditor o el auditor de su prójimo. 

Mientras esto no ocurra, el ser humano siempre va a arrastrar diversos conflictos consigo mismo y con los demás. Recuerda ésto: “Todo lo que desequilibra emocionalmente al hombre, sucede porque su ego se halla involucrado”. 

Interlocutor: De acuerdo. Ahora quiero transmitir una inquietud. Nuestro grupo cumple una función primordial de Orientación y Servicio, y muchas personan se acercan para informarse de los diversos temas que tratamos. Pero otras personas vienen, más que nada, no para averiguar cómo pueden servir, sino a buscar lisa y llanamente ayuda.

Johnakan: Eso sucede en la mayoría de las corrientes espirituales. La gente está muy confundida y busca soluciones momentáneas. Muy pocas personas buscar servir a los demás. Otras se ahogan en sus propias necesidades y algunas quieren aprender algo rápido para su provecho personal. Vienen a ver qué ventaja pueden obtener del conocimiento que se les brinda. 

Interlocutor: Es una pena que así sea.

Johnakan: Y con respecto a los que buscan ayuda, hay que reconocer que mucha gente todavía tiene necesidades no resueltas y es tarea de ustedes el tratar de resolver las carencias materiales y afectivas de aquellas personas que precisan una mano solidaria. 

Por otro lado, aunque me incomode tocar un tema material, debo decirles que si brindan las conferencias en un lugar en el que tengan que abonar el tiempo que usen, estas sí tienen que tener un costo. 

Además, muchas personas, por lo general, dan valor a las cosas solamente cuando tienen que pagar por ellas. 

Interlocutor: Otra pregunta que tengo “en el tintero” es: ¿Recibimos alguna ayuda de ustedes? Y si es así... ¿En qué medida?

Johnakan: Desde los planos superiores los ayudamos mucho más de lo que puede suponerse. El estar encarnado es como subir una cuesta con un gran peso sobre los hombros. No es fácil “despersonalizarse” porque, a veces, el entorno los supera y les cuesta mucho no ser prejuiciosos, susceptibles o envidiosos. Aparte, los problemas que tienen, laborales o familiares, personales o afectivos, les causan trastornos psicosomáticos y entran a tomar un papel protagónico los distintos egos, logrando que los estados emocionales negativos tomen el control de ustedes. 

Nuestro rol desde los planos de Luz es apuntalarlos con Amor, para que nunca pierdan la Fe en Dios ni debiliten vuestra voluntad. Es muy importante que sepan ésto. 

Pero también es muy importante la reciprocidad. Ustedes deben obrar también en consecuencia, retribuyendo nuestra ayuda. La retribución que esperamos no es para nosotros, sino que sirvan al prójimo con amor. 

Desde los niveles espirituales sutiles nos comunicamos con vuestro cuerpo causal, enviando ideas de conciliación en forma permanente para debilitar la costumbre de prejuzgar que existe en el plano físico. Les comento esto para que sepan que siempre estamos ahí. 

El resto lo tiene que hacer cada uno. No se puede esperar todo del mundo espiritual, ni crean que sus oraciones van a resolver sus problemas. La oración fortifica el espíritu, pero es incompleta sin la obra. 

Si solamente se apoyaran en la oración, entrarían en estado de desidia. 

La obra es Servicio y este es evolución, pero es muy útil que comprendan que cada persona tiene que evolucionar por sí misma. El Absoluto siempre está con cada uno de ustedes, pero el libre albedrío que tienen les debe servir para crecer en perseverancia, en voluntad y, por sobre todo, en iniciativa. 

Interlocutor: Esto también ha quedado aclarado. Sigo con las preguntas. Mi forma de ser no es lo que podría llamarse “devocional”, de modo que no sé si soy ecuánime al juzgar ésto, pero veo que las transmisiones de su receptáculo tienen mucho de alabanza al Absoluto. La pregunta es si es algo inherente a su parte física o realmente tantas alabanzas vienen también de usted, como thetán de este receptáculo.

La pregunta tiene su razón de ser porque con otros médiums con los que trabajé las transmisiones no venían impregnadas de “religiosidad”, por llamarlo de alguna manera.

Johnakan: En mi caso, estoy totalmente de acuerdo con mi receptáculo. En una vida anterior fui Juan Zebedeo, hermano de Santiago. Tuve (y sigo teniendo) un gran Amor y una enorme devoción por mi Maestro Jesús. El me enseñó a reverenciar al Absoluto. Con respecto a otras entidades que también se incorporan para dar mensajes, pueden referirse al Creador de mil maneras distintas. La forma que tiene cada espíritu para denominar a Dios, corre por cuenta del mismo. 

Interlocutor: Mi pregunta estaba relacionada con la cuestión de que el médium no es una radio ni un teléfono, que sólo transmiten en forma automática, 

sin modificar el mensaje. Un médium también puede poner algo suyo al dar el mensaje, por más que trate de ser un transmisor literal.

Johnakan: Puede haber un matiz de interferencia. De todas maneras, tanto mi vibración como de las otras entidades, no permitiría que el médium falsee el contexto. Sí puede adornarlo, pero no falsearlo. 

Quizás muchas de las alabanzas al Padre puedan formar parte del médium y no de la entidad, pero ese no es mi caso en esta comunicación... 

Interlocutor: ¿Por qué tanta alabanza?

Johnakan: Porque es el Creador. Porque en El brota Amor a cada segundo. Porque el universo es un espejo y, al recibir Amor, solo se puede dar alabanzas a ese sentimiento. 

Digamos que El está dentro nuestro, haciendo que tomemos conciencia del Bien para nuestro beneficio. 

El ser encarnando no lo entiende, porque vive quejándose de sus carencias a cada segundo y, lo que para algunos puede ser una paradoja increíble, el dolor no deja de ser un aprendizaje, porque del sufrimiento se aprende. 

En el plano físico, hay un autor que dijo:“Cada uno viene con la cantidad justa de litros de lágrimas para cada encarnación”. El dolor, entonces, le desprende al ser humano esas gotas, hasta que se queda sin nada que verter. 

Cuando al final se seca de lágrimas, no significa que haya caído abatido, sino que ya aprendió la lección por la que ha encarnado. Una vez que aprendió ese camino espiritual, por una función automática de toma de conciencia, ese camino ya no le trae más dolor personal. Solo le queda el dolor resultante de su evolución espiritual, el dolor por el sufrimiento de un semejante. 

Interlocutor: Concretando, entonces, la cuestión. En ustedes, como seres de alta vibración, es normal cierta religiosidad...

Johnakan: La alabanza no es religiosidad. 

Interlocutor: Pero... ¿Tanta alabanza no es un poco emocional?

Johnakan: El amor es emocional. Pero no confundir esa emoción sublime con las emociones negativas comunes del plano físico, donde está lo pasional. 

Esas emociones negativas como la ira, la envidia, el odio y otros tantos sentimientos equivocados, solo hacen crecer el ego. Pero lo emocional está también en lo que ustedes llaman el amor impersonal y esa es una emoción positiva, como la misericordia, la caridad, la compasión, etc. 

Te doy un ejemplo de mi vida anterior, como Juan Zebedeo:

Me encontraba marchando con mi amado Maestro y los demás apóstoles. Una multitud nos seguía. 

En un momento dado, alguien se le acercó por detrás a mi Maestro y le tocó el borde del manto. Era una mujer desvalida, que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años y ningún médico la había podido curar a pesar de haber gastado en ellos 

todo su dinero. En ese momento, mi Maestro preguntó: “-¿Quién es el que me ha tocado?-“.Pedro le respondió: -“Maestro, en tan grande apretujamiento es imposible saber si te tocaron o fue casual”. 

Mi amado Maestro miró a Pedro y exclamó: “-Sé que alguien me ha tocado porque sentí que una energía salió de mí”. 

Fue entonces cuando la mujer se acercó temblando y, postrándose a los pies del Maestro, le confesó que tocó su manto con la esperanza de sanar. ¡E inmediatamente había sido sanada! 

El Maestro le dijo, sonriendo: -“Mujer, tu fe te ha salvado. Puedes ir en paz.”- y agregó para que el pueblo escuche- “¡A todas las personas que, de alguna manera nos tiran del manto, las tenemos que socorrer!”. 

Esta respuesta de mi Maestro es una respuesta totalmente emocional y no desmerece para nada su altura espiritual.

Interlocutor: Pero, me pregunto yo, ¿Por qué no puedo tener esa misma reacción emocional de alabanza al Padre?

Johnakan: Porque tú eres muy cientificista. Confundes mente analítica con mente carente de emociones. Si la cosa se desvirtúa, se puede llegar a pensar que un ser de mente analítica no puede sonreír, porque esa emoción está ligada a la mente reactiva. Sería penoso que se llegara a esa conclusión. 

Interlocutor: Entonces... ¿La falta de reacción emocional está relacionada con mi Rayo?

Johnakan: No. Los Rayos parten de distintas Energías Divinas y nunca podrían ir en perjuicio del ser encarnado. Más bien creo que lo tuyo se trata de un bloqueo producido por engramas. A mayor alabanza, mayor reconocimiento de fe. Eso conduce a mayor reconocimiento de amor hacia el Padre. Por añadidura, va a haber un mayor reconocimiento de amor a todos los semejantes que nos rodean. 

Interlocutor: Lo que sucede, en realidad, es que no me gustaría que la misión espiritual del grupo tienda hacia lo religioso...

Johnakan: Tiene que haber un equilibrio. Y si tenemos que hablar de qué es lo que puede desequilibrar la misión espiritual del grupo, la respuesta sería volcarse exclusivamente a una terapia determinada. 

Interlocutor: ¿Cómo Dianética?

Johnakan: Esa terapia es predominantemente científica. Se debe complementar con terapias que alberguen la compasión. 

Debe, pues, haber un equilibrio, y corresponde que cada terapia sea abordada en su justa medida, junto con todas las otras terapias espirituales. 

Vuestra misión espiritual tiene un núcleo compuesto por un grupo que va a ser el indicado para transmitir distintos mensajes de Amor. Esas palabras de Luz serán útiles para que la humanidad pueda afrontar el nuevo Milenio con fe y con esperanza. 

Lo importante es no darle a los mensajes un corte netamente científico y tampoco darle una orientación netamente religiosa. No darle un corte puramente espiritual ni darle un corte puramente monetario, sino darle el equilibrio normal que tienen que tener todas las cosas. 

Todo exceso satura y hace que se pierda el interés en lo que se transmite. Hay que hacer una mezcla equilibrada. 

Interlocutor: Estos mensajes de Luz... ¿Son para unos pocos?

Johnakan: Nunca es para unos pocos, porque sería mezquino pensar eso. No se realizaría una comunicación desde mi plano espiritual, solo para que unos pocos se ilustren. Nadie tiene el monopolio del conocimiento. Aquellas almas que deseen descubrir el sendero Divino, solo deben anhelarlo. El camino hacia la Luz está abierto para todos. 

Interlocutor: Otro punto aclarado. Entre las preguntas que aquí tengo anotadas figura ésta: ¿Cómo pudo Nostradamus, hace 400 años, predecir, por ejemplo, el asesinato de Kennedy? ¿Cómo se relaciona esta predicción con el libre albedrío? ¿Era karmático y por tanto inmodificable?

Johnakan: Lo que se predice, a veces, no tiene nada que ver con la realidad. Muchas veces se “acomodan” diversas predicciones para que las mismas tengan un significado. 

Existe el libre albedrío y, por lo tanto, el destino de cada persona puede ser modificado por ésta las veces que se lo proponga. De esa manera, no existe un destino que se pueda predecir. 

Interlocutor: ¿Cómo lo ven ustedes a Hitler dentro del contexto del libre albedrío?¿O en su última encarnación vino para hacer pagar un karma planetario?

Johnakan: El hombre llamado Hitler es un espíritu más que fue creado para evolucionar en Amor, como todos. Y al haber excedido en distintas vidas los límites de la crueldad, ha tenido muchas encarnaciones. Pero, en lugar de aprender la lección, fue agravando su comportamiento. Al punto tal que, en su última encarnación, llevó esa conducta agresiva, de sometimiento y de poder, a límites insospechados. Pero la inmensa tragedia que ocasionó ese comportamiento no fue planificada para hacer pagar ningún karma, ni planetario ni individual. No fue el instrumento de Dios como dicen algunas líneas aparentemente espirituales en mensajes absurdos. De acuerdo con esa torcida forma de pensar, justificaríamos por karma desde violaciones hasta homicidios. Deben cuidarse de algunas corrientes espirituales que justifican todo por el karma. 

Interlocutor: ¿En qué nivel espiritual está Hitler actualmente? 

Johnakan: En un comienzo estaba en un nivel 4. No solamente no cumplió con su misión, que era de orientación a los espíritus conflictivos, sino que intentó someterlos. Fue perdiendo su “brillo” y descendió de nivel. Su vibración se fue haciendo más densa, empalideciendo cada vez más. Ahora, está en el nivel -1. Su conducta estando encarnado hizo descender a su thetán cuatro niveles de vibración. 

Interlocutor: ¿Hitler va a aparecer en alguna encarnación como un gran predicador, por ejemplo, como para reparar el daño hecho?

Johnakan: El espíritu tiene libre albedrío para redimirse o generarse más karmas. 

Interlocutor: ¿Terminará, si se genera más karmas, en el nivel negativo 2, es decir, en la Octava esfera?

Johnakan: Si no aprende la lección de Amor, es una posibilidad que descienda a la Octava esfera para que, a través de los distintos sufrimientos, entienda que tiene que dar y no quitar... 

Interlocutor: En definitiva, Hitler es una criatura de Dios, perdida provisoriamente, que finalmente terminará evolucionando hacia el Absoluto?

Johnakan: ¡Eso es una cosa lógica! La maldad desaparece cuando el espíritu toma conciencia de que solo se evoluciona en el Amor. 

Interlocutor: ¿Podemos decir, entonces, como corolario, que Hitler es también Dios, como todos nosotros?

Johnakan: Ese es un garrafal error de algunos libros de metafísica que comercian libremente para confusión de tantos. No somos Dios, somos parte de Él. Esto debe entenderse bien. Cuando ustedes brinden explicaciones, para ser comprendidos no digan “somos Dios”, digan “somos una célula de Dios”, porque no tenemos el poder de Dios, tenemos el don de Dios. Que se entienda bien el Yo Soy. Somos una partícula del Creador. ¿Somos El? Tenemos su Esencia, pero no somos Omnipotentes. 

Si terminamos de evolucionar llegaremos a formar parte de El, pero como seres individuales.

La individualidad no va a desaparecer, porque si la misma desapareciera no se podría gozar del amor del Absoluto. Sería un egoísmo del “inegoísta”. ¿Puede entenderse esto? ¡El Absoluto es inegoísta! Entonces, el Absoluto no puede hacer actos egoístas. 

Hacer desaparecer la identidad de cada ser espiritual sería un acto de egoísmo, impropio del Absoluto. 

Voy a ser más específico. Dios está dentro de cada uno de nosotros. Somos Dios en el Amor, pero no tenemos el poder de Dios en la creación. 

Quiero ratificar que cuando se haga la Gran Unión, cuando sea la Gran Comunión, no vamos a perder la identidad, porque vamos a estar todos sumergidos en el mar del Amor. Y aunque en la práctica no seamos Uno, sí lo vamos a ser en forma figurada, porque vamos a estar todos “dentro de”

En este momento, el Padre está dentro de nosotros, pero la mayoría no se siente dentro de Dios. Ello sucede porque no lo saben encontrar a causa de sus actos mezquinos, egoístas, soberbios, que todavía no aprendieron a superar .2

Los tiempos van a coincidir en todos los planos de los universos físico y suprafísicos. Luego de la Gran Comunión espiritual y después de haber gozado de la unión con el Padre, recién entonces vamos a fundirnos con El en una sola Entidad. 

Eso va a coincidir con el final de esos universos. Va a haber un“Big Crunch” (gran crujido o gran aplastamiento). Va a haber una concentración de materia, de energía, de poderes, y luego va a haber un nuevo “Big Bang” (gran explosión) y se va a crear un nuevo universo. 

Pero ya no va a ser creado por los actuales Elohim. Habrá nuevos Elohim designados por el Absoluto entre aquellos que fueron espíritus destacados en la Creación anterior. 

Van a ser creados nuevos espíritus. Va a haber nuevas equivocaciones, nuevas encarnaciones... la rueda va a comenzar a girar de nuevo. 

Interlocutor: ¿Cuál es el fin de una creación tras otra?

Johnakan: La energía que libera cada espíritu al evolucionar hace subir la vibración del universo y cada Creación se encuentra una 8ª más elevada que la anterior. Esa es la explicación real del por qué se crea al espíritu con la imperfección de la mente reactiva y este tenga que evolucionar a partir de la imperfección. 

Al crecer en Amor, cada espíritu emana una Luz interior que afecta para mejor la vibración del cosmos. Visualicen miles de millones de millones de espíritus emanando Luz al éter. Hasta la propia materia comienza a vibrar más sutilmente.

Imaginen una nueva Creación con una vibración más sutil, y otra , y otra... 

El espíritu tiene plantada la semilla del Amor, pero el ego es tierra estéril. No va a ser una tarea fácil integrar el ego, pero creo en el espíritu. Creo en ustedes. 

Interlocutor: Muchas gracias por todo, Johnakan, y hasta la próxima sesión.

 

 

CIELO 16: SESIÓN GRUPAL DEL 21/6/97

 

VOLVER A INTRODUCCIÓN

 



[1]Cuando una persona está libre de engramas y logra el estado de Clear, está capacitada para volverse a familiarizar con sus habilidades innatas. Al obtener la completa libertad espiritual en un plano estable de conciencia, logra el nivel de Thetán Operante. A medida que se va subiendo en los niveles de O.T. el
dominio de la mente analítica es mayor e impide a la mente reactiva ser campo fértil para crear nuevos engramas.

[1]“Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a El, porque Le veremos tal cual es”.
1ª Epístola de Juan, Cap. III, vers. 2.