CAPITULO 

DIÁLOGOS  CON  ENTIDADES  ESPIRITUALES

 

Sesión del 21/5/97

Médium: Jorge R. Olguín

Interlocutor: Horacio Velmont

Entidades que se presentaron a dialogar: Rah, de Antares 4; Ron Hubbard, Dianética y Cienciología.

 

 

Interlocutor: Estamos listos para recibir los mensajes. Escuchamos.

Rah: Soy Rah y estoy nuevamente con ustedes para completar el mensaje de la sesión pasada.

Interlocutor: ¿En este momento su thetán está aquí o el thetán del receptáculo viajó astralmente a su mundo?

Rah: La canalización telepática se puede efectuar de las dos maneras. Pero es más sencillo que mi thetán viaje astralmente hasta aquí y el médium “me tome”.

Interlocutor: ¿Hay interferencias que opacan la fluidez de los mensajes?

Rah: Hay muchas interferencias. Recuerden que estamos en conflicto. Es una lucha espiritual muy amplia. La mayoría de los seres de vuestro mundo no tiene ni siquiera un acercamiento a la imagen que representa el frente de lucha de poderes. Hay entidades de los planos 2 y 3 que viven retorcidas en el rencor, buscando transferir culpas de sus fracasos en vida a otras entidades. Y estas, a su vez, desvían sus supuestas culpas a terceros. Otros espíritus del error, en lugar de transferir culpas, asumen el rol de víctimas encerrándose en un mutismo total y desinteresándose de todo. Otros crean más engramas y fortifican su rebeldía.

Es un conflicto que abarca todos los planos, pues hay incluso espíritus de Luz que vuelven a retroceder por ambiciones de poder, pues su ego fue tentado y cedió a la presión. En el mundo espiritual, el apetito de poder es el más pernicioso de todos. Es el apetito de poder el que hace que seres que han llegado a elevadísimos niveles retrocedan. Nadie está excento a esa tentación. Hay espíritus que rozan el límite de la crueldad y descienden al plano –2, denominado la octava esfera.

Interlocutor: ¿Me puede dar más información sobre la llamada “Octava esfera”, sobre la que tanto misterio hay?

Rah: Es el plano más denso, donde cada espíritu puede “sentir” el sufrimiento de los otros espíritus. Su agonía es intolerable, no soporta agregar el pesar de los demás al suyo... hasta que aprende que las demás entidades sufren tanto o más que él. Recién entonces comienza su camino ascendente, cuando toma conciencia que él no es el centro.

Interlocutor: Según tenía entendido la Octava esfera era el fin del mago negro... ¿Era así realmente?

Rah: No existe ese fin, porque la Misericordia Divina no acaba con la vida, sino que brinda oportunidades permanentemente. Tampoco nadie está condenado para siempre. Aún esas entidades oscuras de máxima crueldad no son enviadas a un supuesto “fuego eterno”. Pueden volver a levantar su caudal espiritual, pues El Absoluto también tiene un lugar para ellas. Lamentablemente hay espíritus que desaprovechan las oportunidades de crecer hacia la Luz y, por tentaciones de poder y otros procesos, pueden volver a caer a niveles inferiores.

Interlocutor: ¿Por qué razón hay tanto secreto en esto? ¿Por qué hay tanta desinformación?

Rah: Esto no es exacto. Hay muchos mensajes que han sido transmitidos por elevados Maestros espirituales en vuestro mundo, donde se hablaba del rol del ego y del sufrimiento que provocaba la ignorancia... la mayoría de esos mensajes han sido desestimados. El ser encarnado de vuestro mundo tiene la costumbre de leer libros con orientación espiritual, pero generalmente no aplica lo que aprende.

Interlocutor: Una pregunta al margen... ¿Nuestro grupo espiritual está preparado para recibir todo tipo de mensajes? Hablo de revelaciones que aún no hayan sido dadas a conocer.

Rah: El grupo es idóneo para canalizar mensajes con distintas revelaciones. Sabemos que su misión es difundir las Palabras de Luz en estado puro, sin distorsionar las mismas. Este receptáculo, que me brinda su voz para comunicarme, tiene en la escala material, un nivel 14. Ustedes, en Cienciología, llaman a este alto grado: O.T. 14 [1]

Interlocutor: ¿Cuál es la misión de este receptáculo en esta encarnación?

Rah: La de difundir las Palabras de Luz para que se acelere el cambio de conciencia en vuestro nuevo milenio. Se trata de corregir errores, donde el protagonismo tapa al Servicio. Se trata de intentar elevar a muchas personas y acercarlas a la Luz. Este receptáculo tiene la misión de transmitir La Palabra sin errores, sin interferencias. Obviamente, los mensajes pueden ser “corregidos”, pues al volcar el médium las ideas a un lenguaje hablado, puede haber errores de sintaxis.

Interlocutor: ¿En la Tierra hay encarnados seres de Luz?

Rah: Sí, se los confirmo. En la vibración 1, el llamado plano material, hay seres de Luz que están en misión y su thetán puede estar en el plano 5.

Interlocutor: Tengo entendido que la ilusión de la separatividad es producto de los niveles inferiores y a medida que nos elevamos nos vamos acercando a la Unidad, hasta terminar fundidos en el Todo... ¿Es así?

Rah: No perderemos identidad hasta el fin de este universo, porque el Supremo Hacedor da el libre albedrío. Si nosotros, al llegar al final del Camino Espiritual, nos fundiéramos con el Absoluto y perdiéramos nuestra identidad, dejaríamos de ser nosotros para ser Él. El Hacedor forma parte de nosotros, nosotros formamos parte de Él, pero permite nuestro libre pensamiento.

A este receptáculo le ha sido dictado que no va a haber un juicio, sino una gran comunión. El día - dentro de eones - que llegue esa gran comunión, donde todos se fundan con el Absoluto, las identidades van a seguir en forma independiente.

En amor, pero independientes, Las mentes no se van a anular. Al contrario, van a crecer en amor y en comunión, para poder disfrutar de esa Energía Divina que les brinda el Absoluto. Recién en el final de los tiempos, todos los espíritus actuales vamos a formar parte de la Esencia Divina. .

Pero aún falta muchísimo para esa meta. Todavía hay mucha soberbia y mucho egoísmo en la mayoría de los espíritus.

Todos quieren, de alguna manera, desde el plano físico hasta el nivel 3, someter para manipular, para distorsionar, para confundir. Manipulan para absorber energía. Distorsionan para su provecho. Confunden y de esa manera dominan situaciones.

Así como en el plano físico hay seres que, con papeles de víctima, con roles de control y con susceptibilidades, pueden chupar energéticamente a otras personas, en los planos2 y 3, el vampirismo - uso esta expresión para que lo entiendan mejor - también ocurre y es muy, pero muy alto.

Hay entidades que no aprendieron a absorber de la Esencia Divina. El Supremo, y lo digo así para que no queden dudas, es una “canilla abierta”, donde su líquido seminal nos empapa permanentemente, y de ella debemos beber, sin vampirizar a nuestros semejantes con distintos roles.

Interlocutor: ¿Hay algo más, Rah, que nos quiera transmitir?

Rah: Sí, que el thetán de este receptáculo y el tuyo, han hecho viajes astrales a Antares 4, mi mundo, donde el cielo es de color verde, donde se impidió que la tecnología mal empleada arruine el ecosistema y donde todo vibra en total armonía.

Interlocutor: ¿Se llevan bien con todos los sistemas planetarios vecinos?

Rah: A pesar de que nuestro mundo es un lugar idílico, siempre nos mantenemos alerta. Sabemos que otros mundos nos miran con ansias de conquista. Hay un planeta en el sistema de Vega y otro en el sistema de Orión, que viven pensando en someter a otros mundos.

Interlocutor: ¿Pueden realmente intentar algo contra ustedes?

Rah: Pueden hacerlo porque, si bien por un lado tenemos un elevadísimo nivel espiritual, por el otro carecemos de la tecnología necesaria para evitar ser invadidos.

Interlocutor: ¿Cuándo usted habla de invasión, siempre es con referencia al mundo físico?

Rah: Sí, estamos hablando del mundo físico. Eso sería catastrófico, porque si hipotéticamente atacaran a Antares 4, como nosotros tenemos tratados de cooperación con otros planetas, comenzaría una guerra de proporciones que involucraría a muchos sistemas.

Interlocutor: ¿Esa invasión podría llegar a afectar incluso nuestro sistema solar?

Rah: Sí, podría afectarlo. Pero dejemos de basarnos en supuestos, ya que actualmente reina la paz en el sector de Antares. Tenemos tratados de amistad e intercambio con muchos mundos y estos supervisan los sistemas cercanos para que la paz no sea alterada.

Deseo hacer hincapié en el tema anterior. Nuestra meta como espíritus es la Luz, donde el ego no tiene cabida. Este grupo espiritual que han formado va a ser recepcionista de diversos mensajes. No juzguen si unos tienen más importancia que otros, pues todos serán importantes si ayudan a cada alma a elevarse.

Aquí termino mi mensaje. Los saludo y doy paso a Ron Hubbard.

Interlocutor: Gracias, Rah. ¿Cómo le va, Maestro?  Lo escucho.

Ron Hubbard: Bien, como ustedes sabrán mi forma de pensar es distinta a otros hermanos de Luz. Quizás sea un poco más directo o menos ético.

Puedo contarles que he aprendido muchas cosas en el plano espiritual, aunque tengo mucha tristeza por personas que han mostrado desinterés por crecer y otras que han desvirtuado algunas enseñanzas.

Interlocutor: ¿Se está refiriendo a algunos cienciólogos?

Ron Hubbard: Tanto cienciólogos como personas del grupo que ustedes están gestando. Y me da mucha pena también la deserción de algunos que tenían mucho para dar. Es una tristeza que invade todo mi ser, porque esperaba más de muchas personas.

Hay gente que ha dejado de prestar Servicio, que se ha marginado, debido a que el egoísmo o el desinterés se apoderó de su espíritu. Otros se han alejado porque su entorno de familiares o de amigos les ha implantado en su mente ideas distintas, ideas erróneas... para apartarlos del camino hacia la Luz.

Interlocutor: ¿Y a este grupo cómo lo ve, Maestro?

Ron Hubbard: Lo veo con mucho futuro. Este grupo tiene una gran condición, y es que es un grupo de orientación y de “servicio”.

Es un grupo que, si se me disculpa la forma de hablar, es destructor de engramas, porque nuestra misión es erradicar, primero a los engramas personales, que casi todos los seres tienen, y segundo, terminar con los engramas familiares, que es lo que más cuenta.

Interlocutor: ¿En qué nivel está usted, Maestro?

Ron Hubbard: En el quinto. Es un nivel de Luz, donde se da prioridad al compartir, donde vemos las luchas de poder de los niveles inferiores con mucha pena, con mucho dolor, porque su propia ignorancia les crea infelicidad. Utilizo una expresión común: queremos abrazarlos con nuestras alas espirituales, para que tomen conciencia del verdadero Amor, donde no existe el sometimiento.

Pero la realidad es otra. Hoy estoy con mucho dolor porque hay gente que se aleja de la vocación altruísta, hay gente que no comprende el mensaje.

Interlocutor: ¿Por qué los cienciólogos, a pesar de estar tan avanzados, no aceptan la mediumnidad? Lo digo, Maestro, porque no parece sensato postular, por un lado, la existencia de un mundo espiritual y por el otro negar que pueda existir comunicación entre ambos planos, cuando eso se ha hecho siempre en la historia de la humanidad.

Ron Hubbard: Lo que ocurre es que ellos tienen una manera de ver las cosas solamente desde un punto de vista analítico y esto es un error. Yo siempre he dicho, y lo sostengo ahora, que tiene que haber un equilibrio.

Si la mente no está apoyada por ese espíritu intuitivo se transforma en una máquina.

Interlocutor: ¿Usted dejó algún mensaje claro sobre la mediumnidad o sólo dejó algo para los que tienen “ojos para ver?”

Ron Hubbard: No todas las mentes están preparadas para captar lo que no quieren.. Hay una frase que viene al caso y que no es mía: “El que tenga oídos para oír, que oiga y el que tenga ojos para ver, que vea”.

Interlocutor: Pienso que a veces es difícil “ver” u “oír” cuando hay tanto apego, que es el origen del sufrimiento en este mundo físico...

Ron Hubbard: Es cierto que hay mucho dolor y mucha equivocación, producidos por el apego, pero hay que insistir en la integración. Nosotros jamás nos cansamos en tratar de despertar al hombre de su estado de ignorancia, porque estamos siempre dispuestos a colaborar para que cada ser humano logre autorealizarse.

En el plano que habito hay una confraternidad tremenda. Pero, a veces, miramos hacia esos niveles donde hay tantas luchas y nos preocupamos. La preocupación se debe a que en los niveles 2 y 3,están actualmente con tantos engramas como en el mundo físico.

Si el nivel material, que es el de ustedes, no puede ser orientado por los planos espirituales que lo rodean, la pregunta obligada sería: ¿qué hacemos, entonces? Porque la comunicación con esos planos del error, ellos la utilizan para desestabilizar al ser humano y no para apuntalarlo.

Es como si a un alumno su profesor no le pudiera enseñar. Para remediar esta situación todos los espíritus de los niveles 4 y 5 buscan orientar directamente a las personas del nivel 1. Porque en los niveles 2 y 3, hay caos.

Interlocutor: ¿En que nivel está mi thetán? 2

Ron Hubbard: Tu thetán se encuentra en el nivel 4 y ayuda bastante a consolar a espíritus que no soportan su sufrimiento.

La mayoría de los espíritus y los thetanes de los seres encarnados están en el nivel 2, y es lógico, porque es el nivel que van todos los espíritus que desencarnan con alguna deuda karmática. Es el nivel de más frecuencia de comunicación con el plano físico.

Puede haber espíritus en el nivel 4 de Maestría que bajan por vocación de Servicio al nivel 2, como misión, para poder comunicarse con esos espíritus atormentados por sus luchas de poder. 3 También hay espíritus de Luz del plano 5 que, como ofrenda de Amor, orientan a las entidades equivocadas para que encuentren su camino. Así de simple. 

Interlocutor: ¿Es lo que está haciendo mi thetán?

Ron Hubbard: Así es. Tu thetán también desciende al nivel 2 para orientar a distintos grupos de espíritus que se hallan en estado de confusión.

Interlocutor: ¿Qué puedo hacer para ayudar a aquellos cienciólogos que se niegan a comprender lo que es la mediumnidad?

Ron Hubbard: Yo diría que nunca se deben ocultar las grandes ideas, pero quizás no sea el tiempo para ayudar a quien no desea ser ayudado. Por lo pronto, ahora deberían canalizar las energías en otro nivel y darle la debida importancia a aquellos que se acerquen a ustedes.

Interlocutor: De cualquier manera, cuando la gente viene a nosotros, les comento sobre los engramas y como se pueden erradicar con la técnica llamada Dianética...

Ron Hubbard: Eso no está mal, pero recuerda que también existe la terapia de Psicointegración,4 que ayuda a las personas a unificar los distintos roles que asume el egoy así, lograr la autorealización. 

Interlocutor: Me intriga el hecho de que siempre hay personas, aparentemente muy interesadas, que se acercan al grupo espiritual y luego de algunas reuniones, desaparecen.

Ron Hubbard: Es cierto, hay personas que se acercan para recibir orientación, pero luego su desinterés pesa más que su curiosidad.

Interlocutor: Maestro... ¿Usted dice que hay gente que viene para satisfacer su curiosidad y no para elevar su condición espiritual?

Ron Hubbard: En general es así. Se enteran que hay una nueva propuesta, vienen para ver de qué se trata, satisfacen su curiosidad y se retiran.

Interlocutor: ¿Y sus aspiraciones?

Ron Hubbard: La mayoría de las personas se acercan a un grupo para obtener algo más provechoso que una enseñanza (lo digo irónicamente). No hablo de cosas materiales pero, por ejemplo, muchos se acercan a un sacerdote sanador para ser curados de determinada dolencia. Otros piden por su familia o por trabajo. O para resolver determinado problema amoroso.

Interlocutor: O sea que la mayoría se acerca a determinada corriente espiritual para pedir...

Ron Hubbard: Y así se olvidan de dar... eso también es ego. Hay otros casos: personas que están bastante elevadas y quieren cooperar con determinado grupo espiritual, pero luego compiten con otras personas para ver quién es más importante dentro de esa corriente espiritual. Los termina invadiendo la soberbia y al final se alejan. Es otra forma de ego

Esto me provoca mucha angustia. Nunca estuve tan dolido como en estos momentos, porque me preocupa que personas que pueden ayudar en la misión, terminen fallando porque el ego les domina. 

Interlocutor: ¿Convendría que trate de convencer a aquellos que les invade la soberbia y se alejan? 

Ron Hubbard: No, no tendría sentido, porque el bien no se impone, se propone. Caso contrario, esas personas que anteponen el figurar al dar, terminarían perjudicando al grupo. Es una pena, porque éste es un momento clave y trascendente en la humanidad, dado que al efectuarse el cambio de milenio, están dadas las condiciones para un cambio espiritual. Pero para que se efectúe ese cambio, es necesario que el ser humano tome conciencia de su camino evolutivo.

Interlocutor: Visualizo un futuro donde los distintos grupos de Orientación y Servicio crecen cada vez más, y la ayuda se extiende.

Ron Hubbard: Mi visión va más allá. Lógicamente, esto llevaría su tiempo, pero sería importante que el día de mañana tuvieran los medios para visitar lugares energéticos como, por ejemplo, el Cerro Uritorco.

En Cuzco hay un centro de energía que, tal vez, sea el más elevado del planeta. Es un centro energético elevadísimo, donde las personas pueden meditar y canalizar a las Energías Divinas del nivel 7. En ese momento tienen una sensación de total armonía y se dan cuenta que son uno con el Cosmos.

Interlocutor: ¿En el Cerro Uritorco no hay esa canalización?

Ron Hubbard: Sí, pero en menor medida, ya que muchas personas toman el sitio como turismo y no como Iluminación. Recuerda que todavía no se ha tomado conciencia real de ese camino de Evolución. El trabajo será arduo, habrá gratificaciones y también mucho dolor, al notar como muchos desestimarán los mensajes.

Por otra parte, es necesario que desaparezcan los engramas personales y familiares, hasta vencer definitivamente el engrama planetario, porque este planeta tiene que subir de escala tonal. Esto es, que todos sus habitantes se vuelquen por el altruísmo.

Interlocutor: Volviendo al tema de los cienciólogos... ¿No sería conveniente comunicarles que pueden tomar contacto con usted a través de la mediumnidad?

Ron Hubbard: Deben respetar su libre albedrío, no pueden influir en ninguna persona para tratar de imponer alguna idea. Noto que muchos están atados a una estructura mental y esto es precisamente una de las cosas que me causa tanto dolor.

Interlocutor: Yo estaba convencido que en los planos espirituales no había dolor, y menos aúnen los niveles más altos.

Ron Hubbard: Sí hay dolor. Es un dolor espiritual que no tiene nada que ver con la angustia terrenal, con el dolor físico. Es un dolor espiritual sublime, porque en la Luz no se sufre por uno, pues eso sería ego. En los planos superiores se sufre por los demás, al notar que la ignorancia les acarrea dolor.

Los espíritus del error sufren por su propio protagonismo y nosotros compartimos ese pesar. Pero lo compartimos con amor y tratamos de aliviar la carga de cada espíritu. Lo mismo pasa con el ser humano encarnado. Cuanto más necesidades tiene, más sufrimiento genera.

Le mandamos Luz a su cuerpo causal, 5 tratando de mitigar su protagonismo, mas éste comete nuevos errores y, a su vez, sufre nuevos pesares. 

El dolor que se siente en las vibraciones sutiles se soporta porque sabemos que siempre algún alma va a ser rescatada de su equivocación.

Otras veces sucede lo contrario. Hay un espíritu que trata de elevarse y, en determinado momento, sale determinado engrama a la luz y ese espíritu se retuerce en el rencor. Todo esto puede ser trasladado al plano físico. Hay personas echan a perder en un instante años de crecimiento interior y no tiene nada que ver con la poca o mucha preparación espiritual que esa persona posea.

Quizás en un momento determinado esa persona tuvo una duda, le invadió el ego, le asaltó una tentación, fue arrastrada a la confusión y eso hizo que se desviara del sendero de Servicio.

Para darte un ejemplo, la elevación espiritual es como la ascensión a una montaña muy escarpada. Recorres metros y metros de subida, sufres cortes y magulladuras. Y si das un paso en falso, te desbarrancas.

Interlocutor: Es un buen ejemplo.

Ron Hubbard: Incluso puedes arrastrar a alguno de tus compañeros si estás atado a ellos. Igual que en el camino espiritual.

Es más fácil caer que ascender. Y las filas del error se engrosan. ¿Entiendes entonces el dolor que genera eso?

Interlocutor: Creo comprenderlo, Maestro, porque a mí me sucede algo parecido cuando veo que la indiferencia triunfa sobre el compromiso. Pero sé que debemos seguir a pesar de todo...

En este momento me surge una pregunta: ¿Sus Maestros le sugirieron no dejar algo escrito sobre la mediumnidad?

Ron Hubbard: Era algo que en ese momento no iba a proliferar. Entonces recibí en mi cuerpo causal que debía seguir escribiendo sobre Dianética. No obstante, y ésto se los digo casi con certeza, ustedes mismos se van a encargar de difundir qué es exactamente la mediumnidad y cómo se canaliza el mundo espiritual, porque hay muchas cosas que aún se ignoran al respecto.

Hay muchas bases equivocadas sobre la mediumnidad. Voy a dar el ejemplo de una de ellas: No es cierto que si un médium de determinada región “toma” el espíritu de una persona que habitó en otra región, hable en el idioma de esa región o bien se exprese en el idioma del médium, pero con el acento de ese lugar. Porque el espíritu se comunica con ideas y la mente del médium las procesa y las traduce a palabras. Por lo tanto, aquel que canaliza telepáticamente, se va a expresar en su idioma y con su propio acento.

Interlocutor: Era una aclaración necesaria.

Ron Hubbard: Posiblemente no sean los únicos que conozcan lo que acabo de revelarles, por eso vuestro grupo compartirá la responsabilidad de difundir las técnicas verdaderas de canalización mediumnímica, para no dar mensajes equivocados.

Interlocutor: Maestro, quería saber si me conviene profundizar mis conocimientos en Cienciología, para luego transmitirlos.

Ron Hubbard: Cienciología puede ser una de las paredes de la construcción espiritual. La mediumnidad y la espiritualidad pueden ser otras de las paredes junto con la Magia ritual y el conocimiento de lo profundo. Pero la terapia de Psicointegración es el techo de la construcción, pues apunta a integrar todos los yoes, para que desaparezca el protagonismo. 

Si se me permite la expresión, todo va a ser como un altísimo edificio donde la punta va a rozar el nivel de Luz. Pero esa obra seguramente no va a ser terminada en esta generación, pues la tarea es mucha.

Ese trabajo espiritual posiblemente sea concluido por las piezas de recambio, que ya se van a gestar.

Interlocutor: ¿A qué se refiere con “piezas de recambio?”

Ron Hubbard: Una de las cosas que tenemos que lograr, y a veces no lo hacemos, porque el ser humano encarnado es egoísta y trata de conseguir todo para su propia gloria, es encontrar en un futuro personas que continúen la obra de Orientación y Servicio.

Hay muchas personas que intentan elevarse espiritualmente, pero aún no están preparadas para ese recambio, pues todavía deben aprender a vivir en el plano terrenal, sin rencores ni envidias.

Es voluntad del Hacedor Supremo que todo se empalme a tiempo.

Siempre hallaremos a alguien ávido de crecimiento interior, sino sería como sembrar en un campo estéril. Mientras tanto, hay que seguir denodadamente en la búsqueda, pero sin olvidarse de regar la parte espiritual propia.

Interlocutor: Ahora me interesaría saber si usted se presentó porque yo lo invoqué o estaba prevista su presencia aquí.

Ron Hubbard: Estaba prevista mi presencia. Generalmente la invocación de entidades en los niveles sutiles resulta imposible si el espíritu que convocan se encuentra en determinada misión. Sepan que muchas entidades de Luz ayudan a distintos pueblos a soportar el sentirse marginados, para que no surja el rencor en ellos o un sentimiento revanchista.

Interlocutor: ¿Usted se refiere a países con escasos recursos?

Ron Hubbard: Sí, pero en todas las épocas hubo pueblos sometidos y muchas veces por sus propios gobernantes.

Pasó hace miles de años en Sumeria, también en Egipto y en otros pueblos que recién surgían. 

Interlocutor: También habrán habido civilizaciones florecientes.

Ron Hubbard: Hubo grandes civilizaciones, como Atlántida. Otra de origen extraterrestre llamada Eum, que no dejó huellas. Eran seres de Luz y habitaban en las entrañas de la Tierra. Sus congéneres, mientras tanto, buscaban un mundo sin habitantes para poder poblarlo, pues su planeta de origen estaba muriendo. Y no querían interferir demasiado con los terrestres. Finalmente, abandonaron el planeta, yendo en busca de los suyos.

Pero dejaron bases, con aparatos donde se podía fabricar el alimento continuo...

Interlocutor: ¿Y por qué nonos dan ustedes ahora el sistema de fabricación?

Ron Hubbard: Porque es necesario que el hombre aún luche por su supervivencia, por su alimento. El hombre no está todavía preparado para esta facilidad y se perderían oportunidades, el logro de metas.

Interlocutor: ¿Cuántos años estaría atrasada la Tierra, evolutivamente hablando?

Ron Hubbard: La Tierra está atrasada en su evolución espiritual, con respecto a su adelanto tecnológico. En la parte científica se avanzó incluso más de lo previsto.

Interlocutor: No comprendo...

Ron Hubbard: Se calculaba, por ejemplo, que recién para el 2100 de la Era Cristiana se descubriría la fisión atómica, las armas nucleares, etc. Y ésto, como todos saben, se hizo antes.

En 1938 se descubrió la fisión nuclear, hubo explosiones atómicas en 1945, pero no era su tiempo aún.

Interlocutor: ¿Y cómo pudo ser eso, Maestro?

Ron Hubbard: Fue la avidez de poder del ser humano. Eso lo llevó a grandes guerras y los investigadores dedicaron todo su tiempo a crear aparatos de destrucción.

¿Tienes otra pregunta para hacerme?

Interlocutor: Sí. Desde su punto de vista... ¿Cuál es, en concreto, la finalidad de nuestra misión espiritual?

Ron Hubbard: Tratar de captar a la mayor cantidad de personas posibles para enseñarles todo el conocimiento que ustedes paulatinamente vayan adquiriendo. Lo importante es que no caigan en un burdo proselitismo, pero sí brinden lo que saben a aquellos que deseen crecer.

Para concluir, quiero transmitirles que así como he venido a este plano con mucho dolor, por gente que nos ha defraudado con su desinterés, también debo destacar la labor de muchos que trabajan con altruísmo y dedicación.

Interlocutor: ¿Cómo canalizan ustedes ese dolor que sienten?

Ron Hubbard: Nos basta que un alma “abra su corazón” y comience a recorrer el sendero hacia la Luz. Eso es suficiente para que nuestro pesar se transforme en gozo.

El camino no es sencillo. El Maestro Jesús habló de “separar el trigo de la cizaña”. Sabemos que el trigo está creciendo, pero todavía hay mucha cizaña...

De todas maneras, la evolución espiritual no va a detener su marcha... Los saludo...

Interlocutor: Gracias, Maestro, por su mensaje. Un abrazo y hasta pronto.

 

 

CIELO 12: SESIÓN DEL 28/5/97

 

VOLVER A INTRODUCCIÓN

 



[1]La referencia es a Operating Thetán (Thetán Operante).En Cienciología se define al O.T. como un thetán exterior que puede tener, pero no necesita tener un cuerpo para controlar u operar pensamiento, vida, materia, energía, espacio y tiempo (del Diccionario Técnico de Cienciología).

[1]Se llama Thetán al espíritu de la persona encarnada.

Al desencarnar pasa a denominarse directamente Espíritu.

[1]Así como la mayoría de nosotros no podemos percibir a las entidades espirituales, los planos más densos no perciben a los más sutiles, solo captan intuitivamente sus ideas y reciben su Luz.

[1]Técnica avanzada de Psicología Transpersonal, creada por el Dr. Jorge Olguín.

[1]El cuerpo causal recepciona sentimientos de perdón y conciliación. El cuerpo mental recibe ideas y sugerencias. Y el cuerpo de deseos es receptáculo de tentaciones, que generalmente hacen crecer el ego.